Calendario de Adviento Poético 12: 26 Cuentos Navideños

Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2013
Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2013

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

En las muchas historias inspiradas en la Navidad, el tema de los regalos es omnipresente: desde los tres reyes magos que llevan presentes al niño Jesús hasta el reformado Ebenezer Scrooge que obsequia a la familia Cratchit con un enorme pavo. Sin embargo, hoy en día las excedencias de estas fiestas pueden hastiarnos. Según el colectivo de escritores “26”, la poesía podría ser el antídoto perfecto.

Bien es cierto que a veces nos gusta rememorar esa época anterior a la publicidad y el consumismo de la moderna temporada festiva, en la que los pasillos navideños se abastecen incluso antes de que haya pasado la Noche de Guy Fawkes. Sin embargo, las Navidades siempre han sido una época para la extravagancia, una celebración para iluminar el lóbrego invierno y comer tanto como el cuerpo pueda aguantar. Podemos sentir la tentación de exclamar “¡Bah, paparruchas!” e hibernar durante todo el invierno. No obstante, detrás de los excesos y el materialismo de estas fiestas, la tradición de hacer regalos quizás se haya reforzado aún más.

Este año, el colectivo de escritores “26” va a repartir palabras en sus “26 Cuentos Navideños”, disponibles en su calendario de adviento online. Han colaborado con las organizaciones benéficas Teenage Cancer Trust y It's Good 2 Give para conferir un “núcleo emocional” a su trabajo. Se pidió a los niños y jóvenes a los que ayudan estas organizaciones que dibujaran 26 dibujos de Navidad para inspirar las obras de adviento de los escritores, 62 palabras en prosa, teatro o verso. Los dibujos de los jóvenes artistas, llenos de imaginación e inspiración,  son de lo más variado: desde estrellas, árboles de Navidad y bolas de cristal con nieve dentro hasta un submarino de Santa Claus. El bonito diseño de la página web te permite abrir una pestaña cada día para descubrir un dibujo navideño y las palabras que inspiró, junto con la opción de hacer un donativo a las organizaciones benéficas. Si de verdad existe el espíritu navideño, aquí se ve reflejado.