Camarada Corbyn: ¿tan improbable era el éxito de Jeremy?

Artículo publicado el 28 de Marzo de 2016
Artículo publicado el 28 de Marzo de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El 12 de septiembre de 2015 fue un día único en la política de RU. Aún con los esfuerzos de los rivales para concenver a la gente de "votar a cualquiera" menos a Corbyn, insinuando el otrora primer ministro Blair que los Corbynistas precisaban un transplante de corazón, el ducho izquierdista se convirtió en lider de su partido. ¿Es posible? La periodista Rosa Prince escribe acerca de su éxito.

Tres años después de que Margaret Thatcher asumiera el cargo y los contornos del thatcherismo se hiciesen visibles, se publicó una novela titulada A very British Coup. Escrita por el político de izquierdas Chris Mullin, el libro fantasea con la llegada de un candidato de extrema izquierda a la dirección del partido y, más tarde, al puesto de primer ministro británico. A pesar de que la extrema izquierda siempre ha estado presente en el Partido Laborista, la idea de hacerse con el control solamente podía entenderse, por entonces, en el terreno de la ficción.

Sin embargo, no sería la primera vez que algo que se cree posible únicamente en el reino de la fantasía se hace realidad en 2015. Un izquierdista de 66 años, que ha pasado la mitad de su carrera parlamentaria enfrentándose a los Tories y la otra mitad compitiendo con su propio partido, tomase las riendas de los laboristas. El libro de Rosa PrinceComrade Corbyn:  A very unlikely coup  how Jeremy Corbyn stormed to the Labour leadership, es producto de esto.

El título hace referencia a las políticas del nuevo dirigente de extrema izquierda, así como a la obra de ficción de Mullin. El de Corbyn fue un ascenso al poder inusual. En ciertos aspectos, se trata de algo incluso más insólito que la ficción.

Las historias se pueden narrar de distintas maneras y desde dinstintas perspectivas. Comrade Corbyn no es una biografía autorizada del laborista, por lo que el libro permite al lector ser un extraño que observa a través de una ventada en lugar de alguien presente en la sala y que es testigo de los hechos. El intruso ve cosas, pero no lo escucha todo, lo que provoca que se forme sus propias suposiciones acerca de lo que se habla en un intento de atar cabos.

Aun así, el punto débil del libro reside en las páginas que narran la vida personal de Corbyn. No se incluyen declaraciones directas hechas por el protagonista, por lo que ¿quién es el más indicado para hablar sobre su vida? No se puede esperar escribir una biografía de alguien que no cuenta su vida de la misma manera que no se puede explicar el funcionamiento de un coche si nunca se ha echado una ojeada al capó. Sin citas directas de Corbyn o anécdotas de gente como John McDonnell, ministro de Hacienda y el mejor amigo de Corbyn en política, faltan evidentemente piezas importantes del puzzle.

Si los capítulos biográficos no cumplen las expectativas, las secciones que hablan de la política de Corbyn arreglan el desaguisado. El capítulo de Irlanda, en particular, es fascinante. Corbyn cree que la única manera de conseguir la mediación es comprometerse con ambas partes implicadas en un conflicto. Ha echado una mano a figuras polémicas, lo que a menudo ha provocado la indignación de miembros del parlamento y la prensa. Prince se detiene para explicar por qué este procedimiento le ha causado problemas, pero concluye en que Corbyn hizo lo que hizo porque consideraba que era "lo correcto". Hace bien la autora en ofrecer un enfoque equilibrado y permitir a los lectores sacar sus conclusiones.

El libro despega de verdad cuando comienzan los capítulos relacionados con la carrera por el liderazgo del partido, momento en el que atrapa al lector. Al aprovechar las experiencias de gente relacionada directamente con esta pugna, se ofrece una buena cantidad de acontecimientos, aunque el libro se apoya de manera desproporcionada en las opiniones generadas en las campañas de los rivales de Corbyn: Andy Burnham, Yvette Cooper Liz Kendall. Más que narrar la historia desde un punto de vista puramente de extrema izquierda, se hace énfasis en la manera en la que la elección se le escapó de las manos a Burnham, favorito en las apuestas.

La sección que trata la puja por el liderazgo se encuentra repleta de hechos interesantes acerca de las circunstancias que condujeron al resultado final. Habla de un cambio en la política electoral del Partido Laborista, cuyo objetivo se centra en reducir el poder de los sindicatos. Se pensó que esta decisión beneficiaría a los seguidores de Blair, aquéllos a la derecha del partido, pero acabó por preparar el terreno para la extrema izquierda. Ironías de la vida.

Los cruciales errores de cálculo cometidos por el favorito, Burnham, jugaron sin duda alguna un papel, pero al final Corbyn se hizo con la victoria porque supo destacarse entre sus nuevos rivales laboristas. Como explica el libro: "Muchos vieron en sus calmadas maneras savia nueva en una época en la que muchos políticos miden sus palabras con tanto cuidado que pierden de vista sus ideas". Al final, Corbyn era el único candidato que realizó una campaña inspiradora.

Incluso si, en un caso, se abriese una pequeña ventana para un candidato de izquierdas, Corbyn era el que menos papeletas de todos tenía para subir y pasar por ella. A diferencia que sus contemporáneos Ken Livingstone y el propio McDonell, en el discurso de Corbyn nunca hubo ambiciones de obtener el liderazgo. Ni siquiera estaba empeñado en ser miembro del parlamento, y mucho menos lider del partido. También es justo decir que a Corbyn le falta el carisma natural que su mentor Tony Benn sí poseía. El parlamentario por Islington North parece haber estado en el lugar y el momento adecuados más que otra cosa. Hace que su arrolladora victoria (Corbyn se llevó el 59,9 % de los votos en esta carrera a cuatro) sea aún más increíble.

En muchos sentidos, el final del libro es sólo el principio. Se escribirá más sobre la forma en la que de desarrollará el Partido Laborista bajo el político de extrema izquierda, que podría haber formado una gran coalición en las calles pero que no encuentra apoyo suficiente en las bancadas de la Casa de los Comunes.

Muchos creen que Corbyn no las tiene todas consigo para convertirse en primer ministro, algo que transformaría la novela de Mullin en una profecía. Se podría decir que es improbable, aunque en su camino al poder Corbyn ha superado una serie de obstáculos que hacían su elección "improbable". Después de leer este libro, uno ya no será capaz de darle mucho valor a esa palabra.

Más que una biografía, y citando el título de la obra, es la historia de "cómo Jeremy Corbyn ha asaltado el liderazgo del partido". La sorprendente victoria ha provocado muchas preguntas, y el libro se desempeña como una caja negra que aporta respuestas. Explica por qué Corbyn tuvo éxito y por qué los otros candidatos se estrellaron y fracasaron, mientras que se esbozan las circunstancias que hicieron posible lo que durante largo tiempo se consideró utópico. Así las cosas, el libro se revela como una lectura de interés no sólo para Corbynistas, sino también para cualquiera que se sienta atraído por el Partido Laborista o por la política británica en general.

---

Comrade Corbyn:  A very unlikely coup de Rosa Prince ya está a la venta en Reino Unido.

---

This article was published by a cafébabel writer based in London.