Capitán Jacek Sonta: En estos momentos trabajan 10.000 funcionarios en la frontera oriental

Artículo publicado el 9 de Enero de 2008
Artículo publicado el 9 de Enero de 2008
De Polonia a Portugal no hay desde el 21 de diciembre de 2007 control fronterizo. Los alemanes temen que los funcionarios polacos no estén aún preparados para asumir la responsabilidad de la seguridad de la UE. Jacek Sonta, portavoz de los guardias fronterizos polacos se defiende.

¿Está Polonia preparada para ello?

Absolutamente. No debe olvidarse que los preparativos llevan casi diez años en marcha. Incluso antes de que Polonia ingresara en la UE empezamos a “sellar” nuestras fronteras. Gracias a este largo periodo de preparación, Polonia ha conseguido ajustarse a las expectativas de manera racional, indolora y exitosa.

“Fronteras selladas”, cada vez se oye hablar más de ello en Polonia. ¿Qué significa esto en concreto? ¿Más funcionarios, vallas más altas?

Sobre todo refuerzo del personal y mejores dotaciones en el Este. En estos momentos, trabajan en la frontera con Rusia, Bielorrusia y Ucrania, es decir, en las futuras fronteras exteriores de la UE, alrededor de 10.000 funcionarios. En 2004, cuando Polonia ingresó a la UE como miembro, había 7.500. Un aumento del personal de casi un tercio.

¿Qué ocurre con el contrabando por el Báltico?

También en la frontera marítima se están reforzando las posibilidades de control. Los aduaneros disponen de más de 57 barcos y un avanzado sistema de radar en la frontera con Rusia. Ahora seguimos desarrollando el sistema en el trayecto entre la bahía de Danzig y Swinemünde.

5.000 funcionarios están en estos momentos todavía en las fronteras con los demás países de la UE. ¿Serán trasladados a la frontera exterior de la UE, o se les incluirá en otras formaciones, por ejemplo en tareas policiales?

Al revés que los aduaneros, que tras la entrada en la UE fueron destinados a la frontera oriental, esta vez los funcionarios fronterizos no serán destinados allí. Tampoco pasarán a formar parte de la policía. Permanecerán o bien en sus actuales zonas o en otras de interior. Entre sus cometidos estará la protección de las principales vías de transporte. Así que no deben sorprenderse si en una carretera en Lodz o Varsovia son parados por una patrulla y se les pide su pasaporte y sus permisos de conducir. Las patrullas buscarán contrabandistas, traficantes de personas e inmigrantes ilegales. En la práctica aumentarán las atribuciones del control fronterizo y aumentará la seguridad general.

En Alemania hay temor de que los medios técnicos desplegados en la frontera no sean suficientes para controlar el creciente flujo de inmigrantes. ¿Cómo ve usted la situación?

Al mismo tiempo que se ha aumentado el personal, el despliegue técnico de nuestras unidades fronterizas se ha modernizado. Se han invertido casi 474 millones de Zlotys (alrededor de 124 millones de Euros) en la dotación de los pasos fronterizos –con presupuesto estatal y fondos europeos-. Están planeados más logros en los próximos dos años. Como resultado, Polonia tiene hoy una de las más modernas dotaciones de la UE. Los empleados en la frontera oriental utilizan aparatos especiales para la comprobación de documentos, aparatos de visión nocturna, cámaras térmicas, vehículos todoterreno y helicópteros. La longitud de la frontera vigilada desde cada puesto se ha reducido así a 20 kilómetros. Con los más modernos aparatos y acceso directo a las bases de datos del SIS (Sistema de Información Schengen) de los demás miembros del espacio Schengen, la posibilidad de que alguien cruce la frontera de manera ilegal es de lo más remota.

Frontera oriental polaca

La frontera exterior polaca de la UE con Rusia, Bielorrusia y Ucrania tiene una longitud de 1.163 kilómetros, de lo que se obtiene matemáticamente que con 10.000 empleados fronterizos, hay 8 por cada kilómetro. 2.000 funcionarios polacos están en este momento empleados en los aeropuertos internacionales. Además, se ha creado a lo largo de la frontera oriental un cuerpo especial, similar al de paracaidistas, que puede ser desplegado en situaciones de excepción.

El autor es miembro de la red de corresponsales n-ost

Fotos: Capitán Jacek Sonta (©Polnische Grenztruppen), Gorras militares polacas y alemanas (©Agnieszka Hreczuk/n-ost.de)