Cartas dirigidas a un escritor joven

Artículo publicado el 24 de Enero de 2016
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 24 de Enero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La decisión de convertirse en escritor puede ser desalentadora y el proceso está lleno de frustraciones. A continuación, consejos y palabras de aliento por parte de tres consolidados poetas y novelistas europeos.

Jackie Kay: poeta y novelista, Reino Unido

“Continúa leyendo, lee de forma extensa y variada, todo el tiempo, y asegúrate de que cuando leas libros, realmente escojas leerlos al igual que con otros materiales. Sigue intentándolo y no le tengas miedo al fracaso, continúa asumiendo riesgos, consigue un amigo que lea tu trabajo, alguien que pueda darte su opinión, alguien en quién confíes. Ve la escritura como un tipo de conversación que estás teniendo contigo mismo, ten en cuenta que esa conversación conlleva días en los que la fe en ti mismo se verá combatida y recuerda que es parte de ser escritor esa dualidad que existe entre Jekyll y Hide al pasar de ser un complemento a no serlo en absoluto. Entonces, le diría a un escritor joven que no se preocupe pensando demasiado: ‘Ah no, esto es una basura, no puedo hacerlo’. De hecho, todos los escritores lo hacen, incluso los escritores que publican. Es parte del trabajo”.

Herman Koch: novelista, Holanda

“Muchos novelistas afirman que debes leer mucho pero mi consejo sería el de observar a tu escritor favorito cuando sólo tienes 20 o 21 años e intentar imitarlo tan bien como puedas. Luego, piensa: ‘Intentaré y escribiré un libro así como mi escritor favorito’, y si estás lo suficientemente firme, lo individual saldrá a la luz. Quizás alguien dirá: ‘Este libro es exactamente como El Cazador Oculto; pero si eres bueno, habrá algo muy personal, será claro que este hombre o mujer tiene personalidad’”.

John Burnside: poeta y novelista, Reino Unido

“Estoy preocupado acerca de la mentalidad de taller de escritura ya que he visto muchos poemas o poetas que junto con su oeuvre completa se han formado con ese proceso. Se puede notar una habilidad formal, una capacidad de no equivocarse, que de hecho se relaciona con el no intentar hacer demasiado de todos modos. Existen otras alternativas como reunirse con amigos para mejorar o pulir un poema que en principio estaba tratando ser algo ambicioso o único. Si uno aparece en tu mesa y comienzas a leerlo, sabrás que se trata de un grupo de taller en particular, pero no de qué poeta. ¿Qué es la poesía más que nada? No hay mucho que ganar al escribir poesía ya que no te harás ni rico ni famoso. Entonces, ¿por qué no ser tan único y original como puedas? Si fracasas, solo unos pocos lo notarán, pero si haces algo increíble, no importa si alguien lo nota porque lo leerás a ti mismo y pensarás: ‘Sí, hice algo aquí. Hice algo diferente’.

Creo que la paciencia es realmente importante. La mayoría de las personas no tienen mucho para decir o no han practicado su arte bastante o con la constancia suficiente como para escribir un libro a la edad de 22, 23 o 24 años. Es muy extraño que las personas lo hagan y que ello persista. Una vez más, no se trata de una carrera, entonces, ¿por qué no dedicarle tu tiempo? En particular, sé paciente con tu primer libro ya que dos o tres años pueden hacer mucha diferencia. Estoy seguro de que hay muchos poetas a los que si se les preguntara si estarían felices si hubieran publicado en formato de libro dos o tres años más tarde, dirían que sí. Casi diría que publiques lo que sea, no importa si se trata de un poema individual en una revista. Quizás pensarás: ‘ah, no me gusta para nada’ (algunas veces no sabes hasta que lo ves impreso). Pero bueno, has aprendido algo de ello: no es un buen poema después de todo. Entonces cuando decidas hacer un libro, quizás tu juicio haya mejorado debido a esa humillación, y hay mucho para decir sobre ella porque cuando fracases, podrás decir: ‘bueno, he aprendido algo aquí’”.