Catherine Corsini: “Partir es una película pro-mujeres que no gusta a las feministas”

Artículo publicado el 13 de Noviembre de 2009
Artículo publicado el 13 de Noviembre de 2009

Sergi López, en el papel de Iván, un albañil catalán en París, pone patas arriba el modelo de vida burgués en Partir, la película de la francesa Catherine Corsini.

En contra de lo que pueda parecer, “en Francia las tradiciones están muy arraigadas, las cosas de puertas adentro son más complicadas de lo que parecen”, confirma la directora de la cinta en rueda de prensa. Partir va en contra de la tradición burguesa dinamitando su concepto de familia. En la historia de Corsini no se le pone coto a la pasión extramarital y, “además, es la mujer quien comete el error de enamorarse y asumir las consecuencias de sus sentimientos", remacha. “La protagonista está muy bien relacionada con la verdad”, comenta Javier Tolentino, crítico de cine de Radio 3 RNE. Partir es la historia de una familia acomodada en la que el marido no soporta no sólo que su mujer esté con otro, sino que ésta decida emprender camino sola y acabe con la imagen construida de felicidad. La familia, el estatus y las apariencias es precisamente lo que menos importa a la protagonista, arrojándose a vivir una pasión fuera de su matrimonio. ¿Por qué el enfado de las feministas? “No les gusta que al final se culpabilice a la mujer, pero yo tampoco pretendo hacer activismo con mis pelis”, explica la directora. A pesar de la magnífica interpretación de los actores, la manera en que está narrada no termina de convencer por escasa verosimilitud. En Francia ya ha pasado por los cines, hoy arranca la gira por las salas españolas.

Concha Hierro