Chernóbil, 25 años después. ¿Las nucleares son imprescindibles?

Artículo publicado el 26 de Abril de 2011
Artículo publicado el 26 de Abril de 2011
Ya ha pasado un cuarto de siglo desde que el reactor cuatro de la planta nuclear de Chernóbil explotara mientras se realizaba un simulacro. Ucrania conmemora el aniversario de la tragedia (que aún sigue coleando en los medios), siempre bajo el telón de fondo del eterno debate: pese a los riesgos, ¿estemos preparados para vivir sin energía atómica?
Cuatro cabeceras europeas dan su opinión al respecto.

Karjalainen, Finlandia: El eterno peligro de la energía atómica

Con motivo del 25º aniversario de la catástrofe de Chernóbil, el periódico liberal Karjalainen lamenta que continúe la dependencia de la energía atómica y reclama a su vez el desarrollo de las fuentes alternativas de energía: "La tragedia de Chernóbil fue una consecuencia de un experimento científico fallido. […] Tras el accidente se le aseguró al mundo que se podían evitar accidentes similares debido a nuevos tipos de reactores, medidas de seguridad más estrictas y un mejor control. […] Pero, como ha puesto de manifiesto la tragedia de Fukushima, no se pueden evitar todos los accidentes. […] Sin embargo, no se puede renunciar de momento a la energía atómica, pues las demás posibilidades existentes simplemente no son suficientes para cubrir las necesidades energéticas del mundo. […] No obstante, continúa siendo necesario desarrollar unas formas nuevas y más seguras de producir energía".

Artículo del 26/04/2011

Lidové noviny, República Checa: Menos muertos que en las carreteras

El periódico conservador Lidové noviny aconseja que no cunda el pánico a pesar de las catástrofes atómicas de Chernóbil de hace 25 años y la recientemente acontecida en Fukushima: "Los primeros temores tras Chernóbil de cientos de miles de muertos no se confirmaron. Nadie puede afirmar que la zona sea hoy en día idílica, pero la naturaleza se ha regenerado rápidamente en el lugar. […] Los reactores actuales resultan por otra parte mucho más seguros. Todavía sabemos demasiado poco de fuentes serias sobre el siniestro de Fukushima para poder formarnos un juicio definitivo. Pero existen también estudios de cuántas personas mueren a causa de las emisiones de las centrales de carbón y de cuántos mineros pierden la vida anualmente en las minas de carbón. Esas cifras carecen no obstante del marco espectacular de un reactor dañado. Los accidentes de tráfico a nivel individual se cobran por su parte año a año la vida de más personas que un accidente atómico. Tal vez los activistas anti-energía nuclear deberían actuar a favor de una prohibición de coches".

Artículo del 26/04/2011

The Irish Times, Irlanda: Una fuente de energía indispensable

Pese a las catástrofes nucleares de Chernóbil y de Fukushima, la energía atómica continúa siendo una fuente de energía relevante según el periódico The Irish Times: "El material nuclear seguirá activo durante 100.000 años. Los hechos de este tipo constituyeron un gran revés para la industria de la energía atómica reduciendo el número de plantas construidas en los años 90 y planteando interrogantes sobre su seguridad y sostenibilidad. Pero esas preocupaciones retrocedieron al surgir avances tecnológicos y al aumentar la conciencia del cambio climático debido a los gases de efecto invernadero. El rápido crecimiento económico de Asia y América Latina está basado fundamentalmente en combustible de origen fósil; las fuentes naturales de energía resultan asimismo insuficientes, por lo que la energía nuclear se presenta como una alternativa más limpia y atractiva. En el mundo existen alrededor de 430 plantas nucleares en 31 países que producen un 15 por ciento de la energía eléctrica necesaria. Pero la industria atómica tendrá que convencer al público escéptico de que la misma no es propensa a sufrir catástrofes si se pretende que sea aceptada como una tecnología eficiente, barata y relativamente limpia".

Artículo del 26/04/2011

La Repubblica, Italia: ¿Sabemos toda la verdad?

La magnitud de la catástrofe atómica de Chernóbil sigue siendo acallada, escriben los europarlamentarios Daniel Cohn-Bendit y Monica Frassoni en una carta abierta que recoge el periódico liberal de izquierda La Repubblica: "Los Gobiernos de la antigua Unión Soviética, Bielorrusia, Ucrania y Rusia no han sabido gestionar los enormes problemas creados por el incidente de Chernóbil. Una de las causas principales de esta carencia se debe al hecho de la falta de información objetiva sobre los efectos de los agentes radioactivos en la salud de las personas. Durante años, los estudios que evidencian el papel de la radioactividad en la aparición de una serie de enfermedades que llevan a discapacidades o que resultan potencialmente fatales han sido imposibles de obtener a causa del bloqueo de las autoridades locales, así como también debido a la connivencia de las organizaciones internacionales. […] La censura de la información se explica a su vez por el acuerdo tácito entre el grupo de presión de la energía nuclear y, en particular, por el régimen autocrático de Bielorrusia".

Artículo del 26/04/2011

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Foto portada: (cc) Neno°/flickr; video cortesía de Youtube