China: ¿Tabú o no tabú en la feria del libro de Fráncfort?

Artículo publicado el 14 de Octubre de 2009
Artículo publicado el 14 de Octubre de 2009
El miércoles comenzó en Fráncfort la Feria del Libro con China como invitada de honor. No habrá "ningún tabú", anunció ayer martes la canciller federal alemana, Angela Merkel, en la fiesta de inauguración y en presencia del vicepresidente chino, Xi Jinping.
El mayor encuentro del sector del libro ya había sido blanco de las críticas después de que se les retirara la invitación a dos autores críticos con el gobierno chino

La Repubblica - Italia: Los disidentes, los últimos

En su calidad de invitada en la Feria del Libro de Fráncfort, China seguiría luchando con su problema de imagen, escribe el periódico liberal de izquierda La Repubblica: "Una Olimpiada cultural. De esta forma se imaginó China su papel como invitada en la Feria del Libro de Fráncfort. Como la oportunidad de lograr el reconocimiento internacional, una posibilidad de brindarse a sí misma la imagen del 'soft power'. [...] Pero las polémicas comenzaron ya antes de la inauguración (incluyendo amenazas de boicot), [...] y muestran que China se encuentra aún mucho más alejada de conseguir su objetivo de lo que le gustaría. Si en los Juegos Olímpicos bastaron algunos tibetanos para empañar la imagen, en Fráncfort son los artistas críticos como Ai Weiwei [...] o escritores excarcelados como Bei Ling que (como compromiso) hablará el último día de la Feria para que, en el caso de que la delegación decida abandonar la Feria [como protesta], al menos no haya que cambiar las reservas de avión".

 Vanna Vannuccini

La Vanguardia - España: Invitada al 'campo del adversario'

©Alexander Heimann/ Frankfurter Buchmesse El periódico liberal La Vanguardia traza un paralelismo entre los Juegos Olímpicos de 2008 celebrados en Pekín y la Feria del Libro de este año de Fráncfort, advirtiendo del peligro de hacerse una idea falsa de China: "La Feria del Libro de Frankfurt abrió ayer sus puertas [...] con el corazón partido; por un lado el dinero, por el otro la misión civilizadora y benefactora que Europa se arroga desde hace algunos siglos, pretendiendo aleccionar a China. De alguna manera es como una repetición de los Juegos de Pekín, con la diferencia de que entonces China jugaba en su campo, mientras que ahora es 'invitada de honor' en el campo del adversario. Una curiosa situación. [...] Entre la imagen oficial y la imagen disidente subvencionada por Occidente, el peligro es que se pierda de vista la China real, con su inútil censura burlada por doquier, su amplia tolerancia y libertad de pensamiento mientras uno no le meta el dedo en el ojo al Partido Comunista".

Rafael Poch

Neue Zürcher Zeitung - Suiza: Inauguración superficial

El periódico Neue Zürcher Zeitung tilda los discursos de inauguración de la Feria del Libro de Fráncfort de poco inspirados: "No se contaba con un escándalo. [...] Tampoco podíamos esperar confrontaciones y palabras desagradables. Ningún orador de los anfitriones quería ofender al invitado de honor chino; hay que mantener las reglas de conveniencia, eso estaba escrito desde el inicio. Y ningún chino cavaría aún más la fosa ideológica que sigue separando de todos modos el Imperio Oriental y el mundo libre. También eso estaba claro. Pero ¿debía ser la fiesta de inauguración de la Feria del Libro de Fráncfort de hoy [por ayer] martes por la tarde domesticada hasta la saciedad? [...] Ninguna palabra fuerte, directa al punto, por ninguna parte. Y tampoco ninguna broma, ninguna ironía, ningún significado más profundo. La tarde de inauguración de la 61ª Feria del Libro de Fráncfort ya queda atrás; a partir de ahora sólo puede ir a mejor".

Joachim Güntner

Frankfurter Rundschau - Alemania: Mentiras en tono de moral

El periódico liberal de izquierda Frankfurter Rundschau escribe sobre la Feria del Libro de Fráncfort y su invitado de honor, China: "Oye, se van a criticar violaciones de los derechos humanos e injusticias similares en China, y se verá acallada dicha crítica, aprovechada como es, de que nuestros amigos chinos solo están aquí por ser lo que son, es decir, poderosos, y también ahora en Fráncfort, porque nos hemos aprovechado durante décadas de ellos como banco de trabajo barato -sin quejarnos de hacerlo. Como en toda Feria del Libro, pues, este año también se mentirá una vez más con el tono elevado de la moral. Y a nosotros, como cada año, nos dará lo mismo. Pues, en 15 años como máximo, China será todavía más poderosa a nivel económico en el mundo y nos financiará las pensiones".

Christian Schlüter

Berliner Zeitung - Alemania: Censura, discursos y Confucio

En su calidad de país invitado en la edición de este año de la Feria del Libro de Fráncfort, China podría poner a prueba su predisposición a llevar a cabo reformas, opina Bernhard Bartsch en el diario liberal de izquierda Berliner Zeitung: "Dado que a China no le resulta indiferente su imagen en el mundo, son precisamente las autoridades chinas de censura, la Oficina de Prensa y Publicación, las que organizan ahora la presencia del país invitado en Fráncfort. El modo en que planteen el debate en la Feria del Libro los representantes de la delegación oficial será la mejor medida para determinar hasta qué punto está realmente dispuesto el Gobierno chino a realizar reformas en materia de libertad de opinión. A juzgar por las querellas en vísperas de la Feria del Libro, los líderes de China vuelven a pregonar de nuevo las sabidurías de su filósofo nacional, Confucio, sin hacerles caso".

Bernhard Bartsch