Chorizos en Europa

Artículo publicado el 2 de Marzo de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 2 de Marzo de 2008
Policias y Ladrones
 Dukal (Foto: Dukal)

En Bruselas se ha puesto de moda lo clásico. Si en los escaparates de las tiendas de ropa destacan los años ochenta, en el Parlamento Europeo lo que se lleva ahora es la Edad Media. Ha salido a la luz un informe que cuenta como los eurodiputados usan sus salarios de manera sospechosa. Pero que no cunda el pánico, ellos mismos han decidido no hacerlo público. Eso sí, en votación democrática. El juez y el juzgado vuelven a ser la misma persona. Bonita moda “vintage”.

Un eurodiputado danés ha sido el más moderno de la comisión parlamentaria que decidía sobre el asunto, pidiendo a sus compañeros que votaran a favor de la publicación del informe. En él se refleja como parte de ese dinero ha ido a parar a empresas madereras o a centros de cuidado para personas mayores. Qué generosos nuestros eurodiputados, preocupados por que nuestros ancianos no se sientan solos, y por los bosques y la fauna europea… También confirma el informe que nuestros representantes son tan espléndidos que han hecho ingresos especiales en Navidad a sus asistentes por más de 20 veces lo permitido (para haceros una idea, un asistente puede ganar hasta un máximo de 17.000 euros al mes). Pero qué curioso, también se dice que algunas de las nóminas de estos asistentes están domiciliadas directamente en las propias cuentas bancarias de los eurodiputados. Que poca clase... No es que esté indignado porque nos roben los políticos, porque uno ya empieza a acostumbrarse. Pero por lo menos podían hacerlo con más elegancia. Les pediría que se dejaran de votaciones y transparencia, y que nos robaran directamente, sin caretas. O mejor, les recomendaría que vieran esta película y tomaran nota. Les pondré solamente los títulos de crédito para que se dejen seducir por las notas de ese piano tramposo.

El cine ha dado ladrones con mucho arte: los sinvergüenzas de y en , la bella y compulsiva , o el equipo de estrategas de , con a la cabeza, son algunos de mis preferidos.

Ricardo DarínGastón Pauls “9 Reinas” “Marnie, la Ladrona” ”Ocean’s Eleven”George Clooney

Pero si tuviera que elegir a un ladrón, me quedaría sin dudarlo con y en ese golpe tan sutil. Los dos trajeados, Reford con sus flores, Newman con sus cigarrillos y sombreros, más elegantes y con mucho más estilo que nuestros . Eso si que eran chorizos, de pata negra, que uno hasta les coge cariño. En la ficción, claro, que no se les olvide a esos indeseables de Bruselas.

Robert RefordPaul Newmaneurotimadores

Cati Kaoe “Yo solamente quería un souvenir”

Parece que la semana fue de hurtos, algunos con más gracia que otros. Un diputado británico, el conservador , confesó haber robado una pitillera de la casa del ex vicepresidente iraquí Tarek Aziz, destruida por las bombas tras la invasión. La policía le ha pedido que la devuelva pero Jonson tiene encima la poca vergüenza de justificarse: .

Boris Jonson"Llevarse el estuche de cigarros de un tirano no es lo mismo que llevarse una estatua de bronce de 2.300 años de antigüedad de un rey acuclillado de la dinastía acadiana"

Yo creo más bien que si no te llevaste la estatua era porque no te cabía en el bolsillo, listillo. Aunque según ha declarado al periódico , se trataba solamente de un pequeño souvenir. Jonson no se pudo conformar con una postal típica de Bagdad, esas de la miseria en las calles, las casas destrozadas y los cuerpos que yacen en el suelo. Da la casualidad además de que el Sr. Jonson compite por la alcaldía de Londres, y ve en esto una conspiración política. En cualquier caso, si pasan por la capital británica, tengan cuidado, cierren bien los bolsos y vigilen sus bolsillos!

“The Daily Telegraph”

Qué buenos estos momentos alegres que nos hacen pasar. En fin, tanta risa no puede ser buena. Para que se les pase un poco el buen humor, les dejo con el peor ladrón de la historia del cine europeo. Fue un desgraciado italiano llamado , interpretado por y dirigido por , que paseaba perdido por las calles de Roma. Mejor disfrutar de ellos en la ficción y no en la realidad.

Antonio RicciLamberto MaggioraniVittorio de Sica