Cifras que hablan por sí solas: 50 mil víctimas del "Párrafo 175" en Alemania

Artículo publicado el 20 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 20 de Mayo de 2016

El gobierno alemán ha reconocido públicamente los abusos cometidos contra los homosexuales víctimas del "Párrafo 175", una ley que, entre 1946 y 1994, condenó injustamente a alrededor de 50 mil personas. Más vale tarde que nunca. 

El Ministro de Justicia alemán Heiko Maas anunció el 11 de mayo que el gobierno de Berlín indemnizará a todas las víctimas del llamado "Párrafo 175". Esta ley, que se adoptó en la Alemania de Bismarck pocos días después de la unificación alemana en 1871, imponía penas a cualquier persona sospechosa de cometer lo que la ley calificó de "actos contra la naturaleza". Esta norma, con algunas modificaciones, continuó en vigor hasta 1994.

El impacto histórico del “Párrafo 175” fue muy grave. Fue utilizado por el régimen nazi en 1935, llegando incluso a aumentar la condena a 10 años en casos de delito flagrante, justificando además la persecución, el abuso físico, la castración y la deportación de personas LGBT a campos de concentración, donde fueron marcados con el infame "triángulo rosado". Se estima que en la Alemania de Hitler, entre 1933 y 1945, aproximadamente 100 mil personas homosexuales fueron asesinadas.

Lo más curioso—y escandaloso—es el hecho de que esta ley continuó existiendo en ambos estados alemanes de posguerra. En Alemania Oriental estuvo vigente hasta 1969. En la Bundesrepublik50 mil personas fueron condenadas por "actos contra la naturaleza" entre 1946 y 1994—muchas de las cuales terminaron en cárcel. Afortunadamente, en la República Federal de Alemania las persecuciones se volvieron menos frecuentes a partir de 1969, gracias a la mitigación del "Párrafo 175" propuesto por el entonces Ministro de Justicia Heinemann. Menos frecuentes, aunque no ausentes. Entre 1969 1994—año en que la ley fue revocada—se registraron 3500 casos de gente acusada legalmente de homosexualidad.

El 11 de mayo, el gobierno alemán finalmente admitió que se debe reconocer y compensar públicamente los abusos sufridos por estas personas. Mejor tarde que nunca. 

_

Este artículo forma parte de nuestra serie Cifras que hablan por sí solas que muestra estadísticas de interés periodístico acompañadas de diseños artísticos y un breve análisis.