Cifras que hablan por sí solas: desplazados forzosos en el mundo

Artículo publicado el 23 de Junio de 2015
Artículo publicado el 23 de Junio de 2015

Alrededor de 60 millones de personas han tenido que dejar su país como consecuencia de los conflictos, las guerras o las persecuciones. La cifra equivale al desplazamiento que realizaría practicamente toda la población de Italia y supone que cada minuto, 30 personas se ven obligadas a abandonar su hogar por estos motivos. Se trata de historias invisibles que se diseminan por el mundo.

En Europa se han invertido en los últimos 15 años cerca de 13.000 millones de euros en reforzar las fronteras para evitar el paso de migrantes. Así lo ha puesto de manifiesto el equipo periodístico que ha realizado el proyecto de investigación The Migrants Files, publicado en el diario español El Confidencial. Las mafias que trafican con ellos se han metido en el bolsillo en torno a 16.000 millones. Vallas, policía, dispositivos de vigilancia y armas, son solo algunos de los elementos a los que ha ido a parar esta suma mientras que solo en 2014 unas 600.000 personas trataron de entrar al continente. En el resto del mundo, países como Turquía, Egipto, Irak o Jordania, tienen problemas para dar respuesta a la cantidad de refugiados que llegan sobre todo de Siria. Una gestión que las ONG's critican y que no atiende ni al PIB del país, ni a su población ni a su situación geográfica. París, sin ir más lejos, es el escenario del errante porvenir de cientos de migrantes y demandantes de asilo que esperan una respuesta; lejos de casa, sin un lugar en el que dormir, a varias paradas de metro de las calles más lujosas de Francia y desplazados de manera forzosa. Como ellos, 60 millones de personas dejaron atrás su país en 2014.