Cifras que hablan por sí solas: La semana laboral de 30 horas en Suecia

Artículo publicado el 12 de Noviembre de 2015
Artículo publicado el 12 de Noviembre de 2015

En 2014, el alcalde de Gotemburgo propuso reducir la semana laboral a 30 horas. "Dulce utopía", replicó enseguida el brazo fuerte de Europa. Sin embargo, un asilo cerca de la ciudad ha puesto en marcha la idea y no sin éxito precisamente.

En realidad, la idea no es tan novedosa. En 2010, Daniel Benmar, teniente de alcalde a cargo de las personas mayores en Gotemburgo, ya empezó a hablar del tema. Según él, reducir en 10 horas la semana laboral de 40 horas establecida en Suecia podría "reducir las bajas por enfermedad, los trabajos a tiempo parcial y las jubilaciones anticipadas, en una profesión dominada predominantemente por mujeres". Enseguida, la derecha se opuso con el argumento de que la iniciativa resultaría demasiado cara: 8 millones de coronas al año, o 850.000 euros.

Pero hoy en día, la ciudad ha empezado a probar la semana de 30 horas en un asilo, sin bajar los salarios. Con una jornada de horas, los empleados aseguran que se sienten mejor, tienen tiempo para todo y, sobre todo, son más productivos. La revista francesa Libération recuerda que no es la primera vez que Suecia está experimentando una medida de este tipo. En 1989, en el norte del país, los asistentes sanitarios trabajaron 6 horas por día durante 16 años. En 2016, la operación podría extenderse a otras instituciones. ¡Buenas notícias!