Cifras que hablan por sí solas: Microbios a granel

Artículo publicado el 15 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 15 de Febrero de 2016

Cada centímetro de nuestro cuerpo está cubierto de millones de microbios. Sólo en las mucosidades de la cavidad oral, corretean 700 tipos diferentes de bacterias. Un inofensivo beso puede representar una enorme transferencia de datos: 40.000 bacterias en camino, nada menos. Afortunadamente, no estamos pensando en eso cuando besamos a alguien. 

Apasionados, tiernos, con mordisco, aspirantes, los besos nos ponen la piel de gallina, nos hacen felices y son saludables. Con cada adhesión labial, fortalecemos nuestro sistema inmunológico. Enviamos 40.000 microbios, 250 tipos de bacterias, 0,7 gramos de albúmina, 0,45 gramos de grasa y 0,18 gramos de sustancias orgánicas en la boca de nuestro compañero. El número de glóbulos blancos y células asesinas naturales en la sangre aumenta. La producción de anticuerpos está en plena forma. Las vitaminas efervescentes, las pastillas, los comprimidos y sus colegas pueden hacer las maletas.

Si hemos involucrado a la lengua, no podemos detener las bacterias. Durante un contacto lingual de diez segundos, movemos 80 millones de gérmenes. Investigadores de la organización holandesa 'Investigación Aplicada' llevaron a cabo un experimento en 2014, con 21 parejas para demostrar científicamente esta gran invasión bacteriana.

Así que teniendo en cuenta este cóctel de bacterias, los aficionados a San Valentín os habréis dado un buen festín. Ahora vemos la vida en pareja de forma diferente. Aunque, en realidad, desde un punto de vista médico, un beso apasionado produce aunténticos milagros en el cuerpo humano: El músculo del corazón se fortalece, la temperatura corporal se eleva, la adrenalina y la dopamina calman el dolor y el quemador de calorías se pone en marcha.

El récord actual para el beso más largo es de 58 horas, 38 minutos y 58 segundos. Estamos de acuerdo en que quizás demuestra un poco de exceso de emoción y que no es realmente una opción para la práctica diaria, pero es en cualquier caso una alternativa muy interesante y barata para prevenir enfermedades.