Cine de terror en Europa: deformar para denunciar

Artículo publicado el 29 de Octubre de 2010
Artículo publicado el 29 de Octubre de 2010
Rebeldes que se convierten en zombis a las afueras de París, experimentos sádicos en Holanda y una orgía de violencia y sexo en Serbia como denuncia política. Repasamos los tres ejemplos más vigorosos del cine de terror europeo, con la guía de un experto: Franco Calandrini.

“Violaciones, mutilaciones… Todo puede mostrar el cine de terror, un género subversivo que explora los límites de lo soportable”, afirma con claridad Franco Calandrini, y no podía ser de otra forma: él es quien dirige el Nightmare Film Festival de Rávena, uno de los más importantes de Italia. Veamos ahora algunas producciones recientes que han llenado salas y festivales por toda Europa.

The Horde (2009) – Francia

Un encuentro entre zombis, policías y gángsters que retoma el cliché típico del cine de género: marginados bajo la forma de no muertos que se han rebelado en la periferia parisina. Se trata de un producto de terror que comercializan sin problemas las grandes distribuidoras, enésima prueba de la vitalidad que demuestra el cine francés en los últimos años, con nuevas aportaciones a la “tortura pornográfica” con Martyrs(2008), de Pascal Laugier, Frontière(2007), de Xavier Gens, y À l’intérieur(2007), de Alexandre Bustillo y Julien Maury. “En países como Francia, España y Reino Unido se encuentran los mejores productos”, continúa Calandrini, “porque tienen más dinero”. Más presupuesto significa más películas y una media mayor de calidad, que es exactamente lo contrario de lo que pasa en Italia. “Estamos en baja forma”, asegura. “La audiencia tiene prejuicios contra las películas de terror italianas y las productoras no invierten por miedo a perder dinero; el resultado son pocas películas y de baja calidad”.

The Human Centipede (first sequence) (2009) - Holanda

Dirigida por el holandés Tom Six, The Human Centipede (first sequence) ganó el premio a la mejor película en el festival de Rávena en 2009, uno de tantos conseguidos desde Estonia a Los Ángeles. Leer la sinopsis en blanco y negro es suficiente para hacerse una idea… El psicópata Dr. Heiter es un cirujano retirado especializado en separar gemelos siameses. Secuestra a tres turistas a los que planea unir para crear un ciempiés humano con un solo sistema digestivo. Al director se le ocurrió la idea bromeando con sus amigos, diciendo que la mejor manera de castigar a un niño molesto sería coserle la boca al culo de un camionero obeso… Eureka: un ciempiés humano. Un asesor médico estuvo presente en el rodaje para cerciorarse de su realismo. ¡Qué duda cabe!

Y vuelven a aparecer clichés clásicos: un doctor demente y además nazi, dos símbolos cultivados ya en el subgénero nazisploitaition, muy popular a finales de los años setenta. Esta película es brutal; ¿puede un film de terror enseñar cosas así? “Una vez tuve dudas al seleccionar una película donde un perro era horriblemente torturado”, afirma Calandrini. “Luego hablé con el director, que me lo explicó diciendo que sólo quería mostrar hasta dónde puede llegar la crueldad humana. Así que lo acepté. La audiencia debe tener la opción de formar su propia opinión”. Atención: una secuela está en camino.

A Serbian Film (2010) - Serbia

El primer largometraje de Srdjan Spasojevic completó todo el circuito de festivales europeos: desde Bruselas y Londres, a Sitges y Viena, antes de llegar a Rávena. En Srpski film, Milos es un ex actor porno que termina encerrado en una espiral de violencia al intentar salvar a su familia. El director dice que es una película policíaca, una metáfora del sufrimiento impuesto por la política serbia a la gente normal. “Es un trabajo que sube el listón de lo que se puede ver”, dice Calandrini. En 2009, fue Mladen Djordjevic quien representó a Serbia con The Life and Death pf a Porno Gang. ¿Podemos decir que es un país lleno de talento? “Son películas muy pensadas”, concluye Calandrini, “pero en realidad son dos excepciones. El panorama de ofertas es muy reducido en Serbia. Y realmente no creo que existan las películas snuff”.

Foto: (cc)A Serbian Film; video: YouTube