Cliché-Cola: un fontanero polaco y unos españoles desatan la polémica

Artículo publicado el 6 de Junio de 2012
Artículo publicado el 6 de Junio de 2012
En un anuncio, la marca de bebidas muestra a un polaco que ha trabajado duro durante los últimos cinco años en España y desea fervientemente volver a su país durante la copa de campeones. La gente del bar le ofrece a Jacek sus botellas para que envíe los códigos por mensaje de móvil y consiga ganar un viaje para la Eurocopa 2012. ¿Se trata de un estereotipo de mal gusto o no?
Los jóvenes españoles y polacos reaccionan.

“Lo único que hace el anuncio es contar una historia. No tiene nada que ver con la nacionalidad del protagonista. Podrían acusar al anuncio de ahondar en ideas más distorsionadas sobre Europa del Este, pero el protagonista tiene una actitud positiva y lucha de alguna manera contra ese cliché impuesto. Sinceramente, los prejuicios que existen en la sociedad española contra los inmigrantes de países como Polonia o Rumania me molestan más. Estoy un poco cansado de la hipersensibilidad que reina en torno a ciertos asuntos, pero puedo entender que el anuncio haya podido molestar a la población de origen polaco. Hubiese sido lo mismo si el anuncio tratase sobre un español en Alemania. De hecho, lo más interesante del anuncio que alguien haya encontrado un trabajo en España y ¡en el sector de la construcción nada menos!

Pablo, Sevilla, 25

“Es muy tierno. ¡Me encanta! Trasmite una buena buena impresión del polaco: un hombre trabajador, que ayuda a su familia al volver a casa, que habla español, integrado y obviamenete querido en su barrio. Por el modo en que todo el mundo se vuelca en ayudarlo se intuye que forma parte del grupo. Además, hoy en día, todo el mundo- los españoles más que nadie- saben lo que es tener que ahorrar dinero y la gente del anuncio parece saber lo que es contar hasta el último céntimo (la joven camarera, Manuel, el señor mayor, todos miembros de los grupos de riesgo más alto). Lo que realmente dice el anuncio es que la amistad es el capital más valioso que se puede tener en momentos de crisis”.

Natalia, Varsovia, 29

"Solo Coca-Cola podría hacer un anuncio como este. Siempre trata de apelar a nuestros sentimientos más profundos. Es cierto que podría decirse que utiliza el cliché del pobre polaco que viene a España para hacer ese tipo de trabajo que los españoles ya no quieren hacer, pero ese no es el mensaje que se esconde detrás. Solo querían mostrar que este polaco no gana lo suficiente para comprarse un billete de vuelta a casa. Hace años, la gente que trabajaba en el sector de la construcción podía llegar a ganar mucho dinero, pero eso ya no ocurre. Este tipo de acontecimientos deportivos pueden servir para inspirar gestos de solidaridad: compra una Coca-Cola y ayudarás a alguien a viajar a casa y ver a su familia. En tanto que anuncio, el mensaje es perfecto: directo, sensible y conmovedor. Dejemos de buscar polémica en todas partes”.

Cristina, Oviedo, 24

“Podría haber sido peor. No sé nada sobre la situación de los polacos en España, pero quizás es como la de este trabajador de la construcción, que es también un padre cariñoso y una persona que a veces tiene la costumbre de dejar sus zapatos en el balcón. De forma más seria, el único daño que puede causar este anuncio es que de la imagen de que todos los polacos son como Jacek. Pero creo que esto sería estúpido ¿no? Vamos a pasar página, ir a Polonia a jugar la Eurocopa 2012 y a formarnos nuestras propias opiniones".

Aleksandra, Wroclaw, 26

"Es el típico mensaje sentimental que lanza Coca-Cola, siempre en busca de saltarnos las lágrimas. Normalmente soy muy crítica con este tipo de anuncios, pero al final acaban conmoviéndome. Es un buen anuncio; la historia de un imnigrante en España y te da una idea sobre su integración y la recepción de la sociedad. No es demasiado malo".

Isabel, Plasencia, 27

"Resulta bonito que con la mala imagen que parecen tener los polacos, como la de que vienen a 'robar el trabajo' (hubiese mencionado el caso del fontanero y la enfermera, pero es aburrido), que cazan a los cisnes y se los comen en el Reino Unido (según el diario Daily Mail es lo que comemos) o todas las opiniones que circulan por ahí sobre el racismo polaco o su mal comportamiento en los estadios, aparezca ahora una imagen positiva de los polacos. No importa si este anuncio se emplea para vender más bebidas".

Marysia, Varsovia, 26

video: (cc) Brzocha23/ youtube.com