Code Girls: el HTML también es cosa de chicas

Artículo publicado el 9 de Junio de 2016
Artículo publicado el 9 de Junio de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

¿Programar es para chicos incapaces de socializar? "¡En absoluto!", declaran las Code Girls, dos chicas de Leipzig. Cafébabel conversó con Julia Hoffman y Natalie Sontopski acerca de la programación, de las mujeres en el sector IT y de su nuevo libro "We Love Code".

Programación. ¿Suena a frikis que devoran patatas fritas y que aporrean el teclado con los dedos (y el pelo) llenos de grasa? ¡Ni de lejos! Que la programación también puede gustarle a las mujeres es algo que demuestran las Code Girls Natalie y Julia, en su libro We Love Code (Koehler & Amelang, 2016) y en numerosos talleres donde transmiten su pasión por esta actividad. Ahora os preguntaréis: ¿por qué es importante una cierta code literacy (conocimientos de programación)? Al fin y al cabo nos las apañamos de perlas todos los días sin saber qué algoritmos se esconden tras Google, Twitter y co., ¿verdad? Es cierto, pero...

"Es imposible escapar a la digitalización, tanto si nos gusta como si no. Por eso creo que es importante saber un poco acerca de lo que nos rodea cada día", responde Julia, una de las Code Girls. El eslogan reza: participación. El mundo lo construirán precisamente los programadores. Y la mayoría son hombres, ¡no digo más! Por este motivo es la participación tan importante, pues, tal y como Natalie acierta a decir: "Cuanto más sepas de programación, más podrás participar y cambiar cosas por ti misma o iniciarlas. Creo que esto solo es posible si se poseen ciertas nociones básicas y se controla un poco el tema. También por lo que se refiere a, por ejemplo, la protección de datos, que está relacionada con el código". 

¿Programar? Es cosa de chicas, ¿no?

Por sorprendente que suene, la programación no siempre fue cosa de hombres. Todo lo contrario: hasta los años 80 programar era un trabajo típico de mujeres."Porque era muy monótono y no estaba bien pagado", explica Natalie. "Creo que el giro tuvo que ver con que se pasó del hardware al software y con que se comprendió que esto sería el futuro. A partir de ahí se sospechó que era un gran negocio. Y, de hecho, esto estuvo relacionado con el descenso del número de mujeres en el sector IT." Oh. LOL.

Julia añade: "Creo que el sector IT no goza precisamente de la mejor reputación. Suele afirmarse que, sobre todo en el caso de las mujeres, no hay un buen ambiente de trabajo. Siempre se tiene en mente al típico friki poco sociable y esto seguro que asusta a muchas mujeres".

Um, sí, lo corroboro. Yo también pensaba hasta ahora que programar no era de lo más sexy. Para modificar la mala reputación del sector IT, se debería empezar ya en las escuelas, según Natalie y Julia, además de contratar a más programadoras e informáticas: "También hubo programadoras bastante glamurosas, como por ejemplo Ada Lovelace. Estaría muy bien que las mujeres se diesen cuenta de que se puede llegar a ser programadora o informática sin importar el aspecto o lo que que a una le interese".

We <3 Code

Aun así, se dice que su libro despierta el interés general por la programación. "No está escrito con la máxima de que solo debe ser para mujeres o para chicas", Natalie me explica la idea tras We Love Code, "pero por supuesto que sería estupendo que más chicas y mujeres pensasen «Eh, ¡quizás haya un futuro laboral para mí en este sector!». Al fin y al cabo son trabajos bien remunerados. Y las diferencias entre los salarios de los hombres y las mujeres vuelven a verse reflejadas aquí, porque en el sector IT suele haber muchos más hombres. No estaría mal que a las mujeres les tocase algo, ¿verdad?".

Julia enfatiza que es como aprender un nuevo idioma, no solo consiste en elaborar fórmulas aburridas en soledad dentro de un cuarto a oscuras que apesta a sudor varonil. ¡A mí por lo menos me han cautivado las Code Girls con su energía positiva y su amor por la programación!

Quien quiera participar en un taller, puede recibir toda la información actual de las Code Girls en su sitio web y en su página de Facebook, o mejor aún, puede leer el libro We Love Code

__

Nuestro proyecto Mind The Gap gira en torno a cuestiones que afectan a las mujeres y de género. Queremos contar historias diversas de toda Europa y otorgarle una perspectiva joven y europea al intercambio sobre la igualdad.