Colin Dexter: Morse es humano, algo egoísta y un poco esnob

Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2007
Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2007

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Este novelista británico de 77 años y creador del Inspector Morse, investigó las transmisiones telegráficas codificadas en morse de los militares rusos desde el interior de Alemania del Este.

“Uno de los momentos más tristes que viví fue manteniendo una conversación con Jonh Thaw, que hacía el personaje del inspector Morse en la gran pantalla, días antes de que John muriera de cáncer en 2002”. Dexter recuerda al famoso actor británico de televisión diciendo: “Nunca pude comprender por qué la gente pensaba que yo era buen actor, lo único que hacía era recordar los textos”.

Un autor modesto

Las series de televisión basadas en los libros de Colin Dexter han convertido a Oxford y a los inspectores Morse y Lewis en nombres muy conocidos en toda Europa. Las historias protagonizadas por los dos policías de ficción que investigan crímenes tanto en la Universidad de Oxford como en la misma ciudad ya han sido traducidas al menos en 22 lenguas diferentes. “Y siempre he conservado la aprobación final de todas las producciones”, afirma el autor. Dexler no ha vendido los derechos de autor de la película como parte del acuerdo con la cadena ITV, productora de los episodios para la serie de televisión, siguiendo los consejos de la editorial Macmillan.

Dexter nos impresionó por la modestia con la que hablaba acerca de sus éxitos literarios mientras desayunábamos en el cálido y soleado jardín de la casa de su familia en el norte de Oxford. “Me gusta escribir una buena historia de clase media pasada de moda sobre el misterio de un crimen. Lo que busco es entretener”. Hablar con Dexter es como hablar con tu vecino. Más tarde nos mostraría el último guión de Morse, repleto de comentarios y sugerencias. Nuestro autor ha sido galardonado con el prestigioso título de Oficial de la Orden del Imperio Británico (OBE, en sus siglas en inglés), otorgado por el príncipe Carlos en el Palacio de Buckngham, por sus servicios a la literatura en el año 2000. No obstante, a Dexter parece complacerle más el premio del año 2001 por el cual se le concedió el derecho de permitir pastar libremente a los rebaños de ovejas dentro del territorio de Oxford. “¡Si por lo menos tuviera ovejas!”.

Dexter posee conocimientos de francés y alemán, le encanta leer literatura alemana del siglo diecinueve y cita Die Walküre (La valquiria) de Wagner como su opera favorita. Hace poco, ha revisado la última novela del autor sueco Håkan Nesser, Borkmann's Point, que trata sobre del inspector jefe de policía Van Veeteren.

¿Inspector quién?

Mucha gente de la región encuentra bastante raro que a pesar de que los episodios están basados en la época actual, jamás se haya mencionado el nombre de la otra popular universidad de Oxford: Oxford Brookes. Para un ciudadano de Oxford, el argumento principal de la serie es la conocida historia de rivalidad entre la antigua Universidad de Oxford y la ciudad en sí misma. Los policías no son bienvenidos y apenas tolerados por los personajes de ficción que representan a la prestigiosa institución. “Mis admiradores y aspirantes a escritores me preguntan acerca de mis investigaciones policiales, la policía local de Thames Valley, por ejemplo, me ha servido de gran ayuda. Sin embargo han sido mis lecturas sobre otros escritores de la novela criminal las que me han hecho aprender más sobre el tema. Uno de mis escritores favoritos de detectives de ficción es el también británico C.J.Sansom”. A Dexter no le interesa la tendencia actual entre los escritores de misterios criminales -como I.M. Banks- que tratan de causar un efecto depresivo entre los lectores mediante la introducción de ciertos comentarios de tipo sociológico.

Ver la serie Inspector Morse es una buena oportunidad para disfrutar de la elegante arquitectura de Oxford y para escuchar una bien escogida banda sonora de música clásica. El argumento se centra en la naturaleza humana, un intento de narración al estilo de la autora Jane Austen para escribir crímenes de ficción. La serie también cuenta con cierta indeferencia al razonamiento deductivo ejemplificado por las historias de Sherlock Holmes de Conan Doyle. A diferencia de Conan Doyle, las novelas de Dexter han tenido un éxito inmediato. “Los dioses me han sonreído”, afirma entre risas. “Tuve suerte. Llegué al lugar correcto y a hora propicia”. El autor, nacido en Lincolnshire, y que padecía sordera desde hacía años, se vio obligado a retirarse de su puesto como director del departamento de exámenes de la Universidad de Oxford en 1988.

“Cuando comencé a escribir y completé mi primera novela en 1973, no pensaba en Morse como en un personaje definido”, revela Colin. El autor solía escribir unas pocas páginas en su tiempo libre y se encerraba e una habitación durante un par de horas avisando a Dorothy, su mujer, y a sus dos hijos, para que no le interrumpieran. “Morse se desarrollaba mientras escribía. El personaje, como yo, es diabético, ateo y amante de la música y el arte”. A diferencia de otros superhéroes, Colin ha creado un personaje que es humano, un poco egoísta y un tanto esnob. Morse se enamora con frecuencia de mujeres, comportándose en la mayor parte de las ocasiones como un sinvergüenza. Por otra parte, el personaje secundario de Lewis, asistente personal de Morse, se ha convertido el protagonista principal de otra serie televisiva, El inspector Lewish, que comenzará a emitirse en Reino Unido la próxima primavera 2008.