Comida con sevillanas en París

Artículo publicado el 8 de Diciembre de 2014
Artículo publicado el 8 de Diciembre de 2014

Clichés, tapas y sevillanas se concentran en pleno centro de París, en el restaurante Les Piétons. Un lugar en el que trasladarse a los sabores españoles, a lo más castizo del país y adentrarse en una tasca al más puro estilo andaluz.   

Cuando se trata de resaltar las tradiciones de un país, los estereotipos se magnifican, se agrandan e incluso se deforman. Por esa razón, en París es posible ir a Le Piétons, un restaurante español en el que las sevillanas suenan de fondo, los carteles taurinos adornan las paredes y las luces imitan a los farolillos de la Feria de Abril, que se celebra cada año en Andalucía. Con este despliegue, que nadie se extrañe si algún francés piensa después que en España las mujeres salen de fiesta vestidas de flamencas y los hombres con traje de luces.

Nada más llegar al restaurante, un toro, una flamenca, un matador y un banderillero pintados sobre una lona de plástico reciben al comensal. No hay duda, ese característico elenco de bienvenida en pleno centro de París y el rojo y amarillo de sus vestimentas, sólo pueden ser la antesala de un menú repleto de tapas, jamón, queso y sangría como acompañamiento. En su interior, el murmullo de las sevillanas  se mezcla con el de una numerosa concurrencia. La mayoría de camareros son españoles y alguna que otra frase típica del estilo “mi arma”, “¿qué ponemos por aquí” o “qué pasa, quillo” se cuela entre las voces.

La carta, también adornada con los colores nacionales, no tiene mucho que envidiar a la que se puede encontrar en cualquier restaurante castizo en España. Eso sí, algunos platos han sufrido ciertas modificaciones tras haber cruzado la frontera y es por ello que se pueden encontrar algunos como “camarones a la chupita”, “lasaña serrana” o una “crema catalaña”. Nombres todos ellos que pasan inadvertidos ante los ojos de los franceses y de los muchos extranjeros tentados a probar la cocina española.

En cuanto a la comida, y aunque haya que echar mano del tan recurrente “como en casa en ninguna parte”, es necesario romper una lanza en su favor. Contra todo pronóstico, el resultado es bastante positivo y en las horas que dura una comida -al menos dos si se hace a la española- es posible trasladarse a los sabores típicos del país. Un deseo que cada vez más restaurantes en París intentan satisfacer, encontrando así una gran variedad de locales con nombres tan representativos como Toro, Agua limón, Toro borracho, La Paella o Casa Pepe, entre otros.                                                                                                                                                           De todos, Les Piétons es quizás el que mejor aúna todos los clichés de la España castiza y televisada que hace inevitable concebir al país como un eterno tablao y un lugar de ambiente festivo. Para no desmentir este hecho, los camareros insisten en que lo más divertido del restaurante llega por la noche, cuando la música cambia de tercio y el local entero se convierte en un lugar de fiesta improvisado. Comida, sevillanas, sangría y lo que el cuerpo aguante en un pedazo de España en París. 

DirecciónLes Piétons, 8 rue des Lombards, 75004 Paris