¿Cómo contribuyen los jóvenes al desarrollo de la exploración espacial?

Artículo publicado el 2 de Junio de 2016
Artículo publicado el 2 de Junio de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los científicos han empezado a acercarse a las generaciones más jóvenes en busca de nuevas ideas, pero no porque no sean capaces de dar con algo bueno, sino porque saben que, a futuro, serán las que cojan el relevo.

Autora: Lindsey Patterson

Los científicos han empezado a acercarse a las generaciones más jóvenes en busca de nuevas ideas y no es porque no tengan buenas ideas, sino porque saben que serán quienes les releven en el futuro. Estas generaciones crecen en la era de la tecnología y se plantean resolver problemas de maneras que no se podían ni imaginar hace 60 años. Gracias a la NASA y la ESA como promotoras de la campaña, se empieza a esclarecer cómo pueden contribuir los jóvenes a la exploración espacial.

La búsqueda activa de la creatividad

En septiembre, la NASA lanzó una campaña cuyo objetivo era servirse de la gente joven en la búsqueda de ideas nuevas y creativas que puedan utilizarse en la exploración del espacio. La agencia gubernamental estadounidense quiere que participen en el desarrollo de un novedoso sistema que permita el aterrizaje seguro de cargas de pago pesadas sobre la superficie de Marte.

El Programa de Desarrollo de la NASA

La renombrada agencia espacial colabora con el National Institute of Aerospace (NIA) para supervisar conjuntamente un programa especial de la NASA llamado Game Changing Development (GCD). Ambas publicaron una serie de comunicados de prensa que describían las bases de un concurso de "Grandes Ideas" innovadoras. Además, llamaban a la participación en conceptos que parecían más propios de un paisaje fantástico de ciencia ficción que de la vida real. Está claro que la NASA espera inspirar a una nueva de generación de científicos innovadores y brillantes retando a los jóvenes para que "piensen a lo grande".

La tecnología sigue desarrollándose a un ritmo sorprendente alrededor del mundo. En 2015, por ejemplo, millones de estadounidenses se beneficiaron de lo último en comunicaciones VSAT. Los satélites transmiten información mediante sistemas sin cables que permiten a los proveedores de acceso a Internet establecer la encripctación de redes privadas virtuales (VPN por sus siglas en inglés), las cuales están a disposición de todo el mundo. Estos sistemas de Internet por satélite resultan útiles, ya que permiten llevar a cabo el Protocolo para la Transmisión de Voz, vídeo, mensajes de texto y otros servicios por Internet en zonas remotas del planeta, donde son ampliamente utilizados.

Hoy en día la gente puede conectarse a la Red en cualquier lugar de la Tierra, ya sea desde la cubierta de un barco o desde un campamento de escalada en una montaña perdida de la mano de Dios. ¿Es poco realista el concurso del GCD teniendo en cuenta el gran desarrollo de las telecomunicaciones modernas? Es probable que no lo sea.

El comunicado emitido por la NASA el pasado mes de septiembre pedía ideas imaginativas, aunque realistas, para producir una plataforma utilizando escudos térmicos extensibles de naves espaciales o, también, sistemas aéreos de rápida inflamación para desacelerar y aterrizar cargas de pago muy pesadas sobre la superficie marciana. Esta nueva tecnología bautizada como HIAD se sirve de un acrónimo para describir el concepto del "Hypersonic Inflatable Aerodynamic Decelerator" ("Desacelerador Aerodinámico Inflamable Hipersónico" en español). La NASA espera que algunos estudiantes de instituto o universitarios ofrezcan voluntariamente sus brillantes ideas a la agencia para permitirla desarrollar una nueva tecnología que sirva de ayuda en la exploración del paneta vecino.

Picture1 How Young Minds Are Expanding and Furthering Space Exploration Fotografía de Wikipedia 

La NASA pretende inspirar a la siguiente generación de ingenieros mediante el fomento de la creatividad científica. De este modo, se busca que las promesas referentes a los avances tecnológicos puedan llevarse a cabo en el futuro.

El énfasis en la innovación

Picture2 How Young Minds Are Expanding and Furthering Space Exploration Fotografía de Flickr

La NASA no es la única a la cabeza de la exploración del espacio. Un novedoso programa insignia se acordó con el Space Advisory Group de la Comisión Europea en 2010. El programa constituía una meta política para la Unión Europea y promovía actividades ligadas a la investigación, el desarrollo tecnológico y, por supuesto, la exploración y explotación del espacio.

Aurora, el Programa Europeo para la Exploración del Espacio, también ha realizado grandes avances al respecto. Su objetivo era implementar un plan para la exploración humana y robótica del  Sistema Solar. Además, la Agencia Espacial Europea ha financiado a dos estudiantes que forman parte de los Países Miembros y Colaboradores de la ESA (ESA Member and Cooperating States) para que asistan a una campamento temático sobre el espacio en la base noruega de lanzamiento de cohetes de Andøya. Los visitantes tendrán la oportunidad de participar en la construcción de un cohete sonda completo y aprender de algunos de los investigadores y científicos más eminentes del continente.

No solo la NASA y la ESA elaboran programas de este tipo. Existen otros como el STARBASE (Science and Technology Academies Reinforcing Basic Aviation and Space Exploration), el Summer Bridge de la Universidad de Radford y el Challenger Learning Center, además de los desarrollados por algunas universidades que están dedicados a la unión y expansión de las mentes de las generaciones más jóvenes.

Gracias a las sedes que el Challenger Learning Center tiene alrededor del mundo se está consiguiendo dar mayor visibilidad e importancia a la educación en CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). El foco de atención está en "dar experiencias educativas y dinámicas a todos los estudiantes con el fin de inspirarlos para que estén al tanto de lo último en CTIM".

Lo que se espera con todo esto es fomentar y despertar el deseo en las mentes jóvenes para que se decanten por el estudio del espacio y descubran aquello que las generaciones pasadas no pudieron alcanzar.

Artículo original en inglés:

aquí