¿Cómo cubrir la actualidad europea? "La pregunta de los mil euros"

Artículo publicado el 3 de Marzo de 2010
Artículo publicado el 3 de Marzo de 2010
Desde septiembre de 2008, el canal Europarl TV puede verse desde la web del Parlamento Europeo (PE). Su misión : difundir las sesiones parlamentarias, así como reportajes sobre temas actuales. ¿Cómo darles a las instituciones una ‘cara humana’? Jean-Yves Loog nos da la respuesta

¿Qué es Europarl TV? Cuándo nació el canal y quiénes lo fundan?

La decisión se tomó en 2006. Es el momento en el que nace la idea de crear un ‘web tele’: era demasiado caro lanzar un canal de televisión tradicional o por vía satélite, así que pensamos que el modelo de internet rendiría sus frutos. Dos suministradores trabajan en Europarl TV desde septiembre de 2008. Es Mostra, una agencia de comunicación de Bruselas, quien de manera externa realiza los contenidos del canal.

Los reportajes son traducidos en 22 lenguas. ¿Cómo se aguanta el ritmo de la actualidad cuando se tiene la misión de llegar a todos los europeos?

La web télé souhaite humaniser l'institution européenneLa mitad de los trabajadores de Europarl TV se dedican a la traducción, es decir, contamos con 20 traductores, a los que hay que sumar una decena de periodistas profesionales. En total, son aproximadamente 50 personas, desde la producción a la traducción, quienes están implicadas en el proceso. En el Parlamento Europeo (PE), hay disponible un plató de televisión y los periodistas trabajan tres días a la semana. Cojamos el JT, por ejemplo: los tres telediarios semanales son puestos en línea a las 9 de mañana y traducidos en las seis lenguas más utilizadas de Europa. Al medio día, ya están traducidas en todas las lenguas. En caso de que haya alguna noticia urgente o, por ejemplo, cuando tenemos la oportunidad de entrevistar a Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo, inmediatamente publicamos el video, ya sea en francés o en inglés (lenguas utilizadas en los mercados financieros). Después, todo es traducido progresivamente.

¿Cómo se sitúa en relación a los medios ‘europeos’ que ya existen, como Euractiv, por ejemplo?

Nuestro àngulo principal es la vida parlamentaria. Queremos abrir el marco de la actualidad institucional y política, proponiendo la emisión de debates o temas explicativos. No todo el mundo esta familiarizado con la ‘bestia europea’. Un nuevo programa, la emisión ‘starting-point’ (‘punto de partida’, en español) permite plantear un escenario, resituar un tema en el centro de los debates, relatar la actualidad del parlamento dando la voz a los eurodiputados, sus actores principales.

Justamente, Europarl TV es la herramienta del Parlamento Europeo. ¿Cómo respeta el equilibrio político que reina? ¿Tiene presiones, temas que tratar obligatoriamente o, al contrario, que evitar?

La question à mille eurosContamos con estadísticas diarias que permiten evaluar la participación los distintos diputados de diferentes grupos políticos del PE en nuestros programas. Generalmente, los diputados portavoces de las comisiones son nuestros interlocutores privilegiados. Son los que más saben sobre el tema. Ahí tienes a Evelyne Gebhardt, no hay quien la pille sobre la directiva Servicios. Hacemos nuestra elección en función de la actualidad del parlamento y de la evaluación de la importancia de temas

¿Cómo hay que hablar de Europa para que los ciudadanos se interesen en su funcionamiento y su actualidad?

¡Es la pregunta de los mil euros! Creo que debemos darle una cara humana. No siempre lo hacemos, pero tratamos de ir más allá de las preguntas demasiado institucionales. Es verdad que hay una fuerte competencia a nivel informativo. En las calles de Bruselas, por ejemplo, se habla de ‘sobreabundancia’ de información. Hay que enmarcar las diferentes rutas y saber hasta dónde podemos llegar. También creo que hay que sumergirse dentro de los rieles del poder, en Estrasburgo o en Bruselas, donde las cosas se deciden. Las técnicas evolucionan rápidamente y nosotros tenemos necesidad de considerables medios para hacerlo. Dicen que la tecnología avanza más rápido que las instituciones. Tratamos de hacer programas cortos, lo esencial es decir las cosas en dos o tres minutos, y la versión móvil permite que los temas estén disponibles en los teléfonos móviles. Aunque para mí, el objetivo de darle un rostro humano al Parlamento Europeo y a sus diputados, es el que predomina.