Cómo (intentar) comprender los suburbios franceses

Artículo publicado el 30 de Marzo de 2011
Artículo publicado el 30 de Marzo de 2011
¿Qué son los suburbios? En Francia se obtendrá respuestas diferentes dependiendo de a quién se pregunte: a los medios de comunicación, considerados una "fábrica de clichés", o a los propios habitantes… El espejo del creciente problema francés de la identidad tiene muchos reflejos, y afecta a toda Europa.

"Nunca he visto algo así: la cultura de los suburbios entrando en el debate político. Todo está permitido."

Arlette Chabot, la presentadora de À vous de juguer ("Juzgue usted mismo"), muestra así los suburbios ante los telespectadores franceses, el día después del combate televisado entre François Bayrou (presidente del partido centrista MoDem) y Daniel Cohn-Bendit (eurodiputado de Europe-Écologie)

Superar los clichés

En 15 ans, la banlieue est passée d'un lieu justice-police à des problématiques variées, de la relation entre les genres à la solidarité associative. "Ella confirma la opinión mayoritaria en Francia", analiza Erwan Ruty, fundador de la agencia de prensa Ressources Urbaines ("Recursos Urbanos") y del boletín oficial de los barrios Presse et Cité ("Prensa y Barrio"). Tenga en cuenta que, de manera general, se percibe que los suburbios son zonas sin ley en las que viven traficantes de drogas armados hasta los dientes, familias inmigrantes polígamas y niños sin educación… Es decir, sin futuro. Nos encontramos en el Comptoir Général [espacio dedicado a la celebración de eventos; ndr] de un barrio "progre" de París. Los invitados de la conferencia-debate "La cultura de los suburbios en los medios de comunicación: ¿Una fábrica de clichés?", organizada por Respect Mag, intentan desvelar los procesos sociales y los clichés mediáticos que generan esta opinión… Y a superarla. Para los europeos supone un gran misterio, pues a veces hablar de suburbios es hablar de Francia: "Construir torres de pisos donde se concentren todos los problemas, desde el de las mujeres pobres aisladas al paro de los jóvenes, pasando por la inmigración, es una realidad francesa que no existe en otros países europeos", confirma Jean Hurstel, presidente fundador de Banlieues d’Europe ("Suburbios de Europa"), que promueve iniciativas socio-culturales nacidas en los suburbios europeos.

Los dos suburbios

Los sucesivos testimonios van perfilando dos visiones de la cultura de los suburbios que conviven sin comprenderse. La visión caricaturesca de Arlette Chabot sería la de los medios de comunicación en general, dado que "las redacciones son calcos del mundo de los suburbios. En el mundo de los medios de comunicación nos parecemos mucho", apunta Marc Cheb Sun, director de la redacción de Respect Mag.

La película deconstruye los clichés de la banlieue y sus 'lascars'El tratamiento mediático de los suburbios se resume en "dos clichés: por un lado, el suburbio dominado por la violencia y la delincuencia; por otro, los periodistas que quieren una imagen muy, muy positiva", resume el escritor Mabrouk Rachedi, quien se esfuerza, a través de sus declaraciones, en rechazar la etiqueta de "escritor de suburbio", lo cual le viene al pelo en Francia, pero no tanto en cuanto cruza sus fronteras. Como si tras el "problema de los suburbios" dormitara un malestar nacional: "¿Por qué enviamos los suburbios al extranjero? Esto se debe a un problema de identidad colectiva en Francia", según el análisis de François Durpaire, historiador y fundador del movimiento pluriciudadano. Este profesor de historia milita para que el factor racial forme parte de las variables tenidas en cuenta en la lucha contra la discriminación de los habitantes de los suburbios. "Las razas no se adquieren al nacer, sino a través de la existencia", precisa para evitar dar pie a cualquier interpretación racista (como las que se ven en la televisión francesa). Por lo tanto, no basta con poner a una persona negra o árabe en el telediario para que se arregle la situación de las "minorías a simple vista": "Lo importante no es la persona que lee el teleprompter, sino la que lo escribe", recuerda el autor de France blanche, colère noire ("Francia blanca, cólera negra").

Cambiar contenidos

Desde hace dos años, la Escuela Superior de Periodismo de Lille y BondyBlog lanzaron el curso "Nuevos medias, nuevos usos" para democratizar el acceso educativoHay, por tanto, un malestar nacional tras los problemas de los suburbios: el de una Francia parisino-centrada, donde los habitantes de Gers (departamento del sur francés) no viven mejor alojados que los habitantes de los suburbios, recuerda François Durpaire. Para los belgas, holandeses y rumanos que aún se preguntan lo que fueron las revueltas de los suburbios en 2005, hay que señalar que, detrás de la palabra "suburbio", se esconden tanto connotaciones negativas como "violencia urbana", "precariedad", "crisis de identidad", como referencias positivas: "creación cultural", "solidaridad asociativa" o "mestizaje". Dos caras para un espacio que solo pide que se revalorice su complejidad y que se superen los clichés. Erwan Ruty reconoce que el tratamiento mediático sobre los suburbios está progresando: "En trece años hemos pasado de hablar de policía y justicia a temáticas más variadas como diversidad entre hombres-mujeres, Islam, violaciones en grupo, violencia contra las mujeres… El problema es cómo tratar estos asuntos." Ya que los suburbios, según lo viven sus habitantes, no toman necesariamente el camino de las revueltas o del locutorio. "Es el crisol de la futura Francia", resume Jean Hurstel, señalando, de paso, la fuerza de la mezcla de las culturas propias de los suburbios. Cada vez más medios de comunicación nacidos en estos barrios consiguen superar este bloqueo, de BondyBlog en Francia a ZaLab TV en Italia y España; y, poco a poco, escriben un nuevo guión sobre los suburbios.

El problema es que, en este combate del suburbio imaginario contra el suburbio vivido, el primero amenaza siempre con resucitar. Cada campaña electoral supone una ocasión para hacer resurgir "el miedo a los suburbios", lo cual hacer temer a Erwan Ruty una "lepenalización" [por Jean-Marie Le Pen, presidente del ultraderechista Frente Nacional francés; ndr] por parte de ciertos medios, de la cual "el efecto Zemmour" sería un rebote (por Eric Zemmour, cronista de un programa de televisión condenado por incitación al odio racista). Incluso en este caso, el fenómeno sobrepasa las fronteras francesas. En toda Europa, el fracaso anunciado del multiculturalismo [por los jefes de Gobierno de Alemania y Reino Unido; ndr] debilita la aceptación de la propia diversidad de los suburbios: "Es evidente que retrocedemos, que nos encerramos en nosotros mismos. Es el caso tanto de Suecia como de Hungría, Austria o Francia, donde la subida de popularidad de los partidos xenófobos sólo es comparable a la de la exclusión. Basta con observar el caso de Francia, donde se insiste en lanzar un debate sobre el Islam en plena crisis económica. ¿Cómo esperan que la gente no lo entienda como una exclusión añadida?."

Foto: Portada: ©Tian; cartel de La Haine ("El Odio"): (cc)paintnothing/flickr; teleprompter: (cc)philcampbell/flickr; vídeo: Lascars/Daily Motion