¿Cómo se liga en Alemania? Lecciones para refugiados

Artículo publicado el 21 de Noviembre de 2017
Artículo publicado el 21 de Noviembre de 2017

Horst Wenzel, un joven de veintisiete años natural de Colonia, es consejero del amor. En 2012 fundó la Flirt University, donde enseña a banqueros u ortopedas cómo ligar dependiendo de su profesión y, desde hace poco, también a refugiados en Alemania. Sin embargo, esta iniciativa se ha ganado varios enemigos en Internet.

Tus cursos de seducción para refugiados han provocado un gran eco mediático. ¿Cómo surgió la idea?

La asociación benéfica AWO de Essen me pidió que me centrase en las necesidades de los refugiados. Desde el primer momento pensé: vaya, es una idea divertida. Justo ahora se presentan desafíos que afectan a todos los ámbitos, por lo que si un techador repara el tejado de un centro de acogida para refugiados, yo también puedo colaborar como voluntario.

¿Cómo te preparaste para este asesoramiento intercultural?

El mayor reto fue el idioma. Resultó ser un taller multilingüe. Primero di una breve charla y después tuvo lugar un debate. Hablé en alemán, inglés y con señas, y posteriormente se tradujo al árabe y al persa.

¿Cuáles fueron los temas que mayor interés despertaron?

Está claro que no hay un tema que siempre funcione con todo el mundo. Todos los caminos conducen a Roma. De ahí que lo más interesante fuesen las preguntas: ¿Cuándo pasa una relación a ser oficial? ¿Cuándo se tiene sexo por primera vez? Si me interesa una mujer, ¿debo decírselo? También hablamos bastante acerca de cómo se sienten los refugiados en Alemania. Me centré sobre todo en cómo crear un círculo de amigos o cómo entablar amistad con los alemanes. Antes que nada, es fundamental tener una vida social. 

¿Y por dónde se puede empezar? 

Les mostré, por ejemplo, tres aplicaciones de citas que pueden usarse aun teniendo un nivel muy básico del idioma. La primera fue NOW!, una aplicación donde uno dice “Quiero ir con alguien a fumar en cachimba” y alguien acepta la invitación. No hace falta escribir mucho y en seguida podemos quedar con una persona. Otra aplicación fue Whisper, que funciona con mensajes de voz, lo que permite practicar el idioma y mejorar la pronunciación. La tercera aplicación fue Once, donde también hay función para encontrar pareja, pero con un chat de mayor calidad.

Pero ¿realmente necesitan los refugiados normas para ligar en Alemania?

A decir verdad, tenía delante a muchos chicos jóvenes y atractivos que reunían todas las características para conquistar a las chicas alemanas. Sin embargo, no todos han podido ganar experiencia en Siria. Había verdaderos principiantes que nunca habían tenido una relación. En casos así, está claro que las normas hacen falta. Luego también tratamos el tema de las agresiones, donde conversamos acerca de los límites del contacto físico. Expliqué con detalle el lenguaje corporal y cómo averiguar si alguien está interesado. Esto despertó gran interés.

Muchos van con gente de su país, solo se relacionan con extranjeros. Uno de ellos comentó que en Essen solo había conocido a marroquíes, porque los alemanes mostraban desconfianza. También se habló de las agresiones de Colonia. Otro dijo que, desde que se produjo aquello, no se atreve demasiado. “Desde lo de Nochevieja no me atrevo a divertirme cuando voy de fiesta en Alemania, porque todos sospechan de mí”. Entonces les dije: lo que pasó en Nochevieja fue un crimen cobarde. Aun así, se sienten culpables y han sido objeto de odio y de racismo desde entonces.

¿Por qué necesitaste protección policial durante el asesoramiento? 

Porque había recibido amenazas de muerte. He llegado a ver el lado más feo del racismo en Alemania. Gente anónima, a favor del partido de ultraderecha AfD y del movimiento xenófobo Pegida, se dedicaba a escribir por Facebook cosas como que los moros no solo les quitaban el trabajo, sino también las mujeres. Es una mentalidad repugnante y cargada de envidia. También había gente que publicaba: “Cita obligatoria para todos nuestros compatriotas alemanes. El que venga se habrá merecido una declaración de amor nacional”. Llegado el día tenía un nudo en el estómago y no quería poner en peligro a los participantes del curso. Me traje a mi segurata preferido de Colonia para vigilar. Se tomaron las máximas precauciones de seguridad, pero por suerte no pasó nada, ningún incidente. Aun así, no volveré a anunciar los eventos por Internet.

La integración solo funciona si ambas partes colaboran. ¿No sería posible que aprendiésemos de otros en temas de seducción?

Seguro que sí. Haría falta algo de tiempo a causa del plurilingüismo. Pero el nuevo entorno al que los refugiados deben adaptarse está aquí, en Alemania. En comparación con el resto de Europa, no cabe duda de que los alemanes van muy rezagados. En Europa, al alemán se le conoce por no tener sentido del humor y por ser muy tímido. Nos dicen que todavía tenemos la ya anticuada mentalidad prusiana. Pero estamos cambiando, para que dentro de nada podamos ligar con la misma soltura que los franceses.