¿Cómo seducir a los jóvenes con el alemán? 

Artículo publicado el 2 de Febrero de 2016
Artículo publicado el 2 de Febrero de 2016

A pesar de todos los esfuerzos realizados por el gobierno francés, nada ha dado resultado. El alemán está de capa caída en favor de las lenguas del sur, vectores de sol y de fiesta. Sin embargo, los libros de texto sobre Alemania tienen mucho más que ofrecer que los grandes coches, el trabajo bien hecho y la guerra entre el 14 y el 18. Pero, ¿cómo enganchar a los estudiantes?

Tras haber amenazado gravemente la existencia de las denominadas clases "bilingües", el Ministerio de Educación francés ha hecho un llamamiento para "intentar salvar la enseñanza del alemán". A esta asignatura le cuesta seducir a los alumnos, que prefieren aprender español. Además, la lengua de Goethe no consigue deshacerse de los estereotipos con los que se suele asociar (demasiado), como la guerra, las salchichas y un acento brusco. Aun sí, hay un gran número de elementos que podrían otorgar a Alemania la imagen que se merece. 

Alemania no es sólo un país de fábricas de coches. En Europa, Berlín es la ciudad de lo vanguardista. "Pobre, pero atractiva", la capital encabeza todas las clasificaciones de las ciudades recomendadas para los jóvenes. Como punto de referencia en cuanto a creación artística y fiesta, Berlín continua ideando grandes proyectos y quizá le cambie el nombre a una calle de uno de sus mejores barrios por el de David Bowie. Así que organizad una excursión escolar. 

¿Os suelen decir que el carbón alemán contamina? Responded que la región del Rhur ha inaugurado los cinco primeros kilómetros de lo que será la primera autopista para biciletas del país. Esta amplia pista iluminada, que no tiene ni semáforos ni cruces ni coches, unirá diez ciudades y cuatro universidades con una distancia total de 100 kilómetros. El proyecto permitirá reducir la circulación en 50.000 vehículos cada día, además de enterrar un poco mejor el escándalo de Volkswagen. Montad vuestro propio equipo de tándem para la competición UNSS.

Alemania produce best sellers, promueve su juventud y rompe tabúes. Todo a la vez. En 2014, Giula Enders, una joven estudiante de medicina de 24 años, publicó un libro del que se vendieron más de un millón de ejemplares. ¿Sobre qué tema? Sobre el intestino. Hoy por hoy, La digestión es la cuestión ha sido traducido a treinta idiomas, además de haber reconciliado a millones de personas de todo el mundo con un órgano poco querido. Vuestros estudiantes por fin tendrán un buen motivo para ir al baño.  

En 2016 se le está dando demasiada importancia a la forma en la que Alemania está tratando a los refugiados tras el caso de los escándalos sexuales de Colonia. Pero no hay que olvidar que, en 2015, el país creó el movimiento Refugees Welcome, que dos estudiantes berlineses, Mareike y Jonas, crearon el "Airbnb para refugiados", y que miles de ciudadanos de Múnich han recibido a los refugiados con peluches y mucha comida. Hacedles probar un poco de esto a vuestros alumnos en clase.   

A pesar de que las delicias de la gastronomía alemana no son muy comentadas en las redes sociales, el país sabe preservar su comida. Alemania es el paraíso del food-sharing, que tiene por objetivo luchar contra el despilfarro de alimentos. Desde su lanzamiento en 2012, la página web dedicada a este concepto ya cuenta con más de 100.000 miembros. Haced que el comedor del centro sea un lugar de intercambio culinario e invitad a Raphael Fellmer, fundador del proyecto, para el postre. 

¿Cómo hacer que una clase de cuarto curso se interese por el cine alemán si sólo les ponemos Derrick o Rex, un policía diferente? Seducidlos con Diane Krüger o con Til Schweiger, el Brad Pitt teutón. Comentadles que el gran actor que actúa en Malditos Bastardos, Rush, El hombre más buscado y en la última entrega de Capitán América se llama Daniel Brühl. Hacedles pensar con las películas de Fatih Akin y con la magnífica serie Deutschland 83.

Tráiler de Deutschland 83 de Anna y Joerg Winger.

Tampoco dudéis en mostrarles a Hélène Fisher (la Britney alemana), Jürgen Klopp (entrenador de fútbol), Charlotte Roche, Manuel Möglich (el Yann Barthès alemán), Nina Hoss (gran actriz), el curry-würst, la cerveza, los döner kebab y los gestos tranquilizadores.