Conflicto en Oriente Próximo: "Europa ha contribuido a la puja política de Hamas"

Artículo publicado el 4 de Febrero de 2009
Artículo publicado el 4 de Febrero de 2009
Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad palestina, visita a los parlamentarios de Estrasburgo. Una ocasión para preguntar sobre cual es el papel de la Unión europea en el conflicto israel-palestino. Reunión con la eurodiputada francesa Catherine Boursier-Mougenot

Egipto, Jordania, Líbano y Siria. Estos cuatro Estados vecinos e históricos apoyos de Palestina, son amigos de la UE, y la impulsan a tomar partido con una sola voz y a llevar la paz al Cercano Oriente. Pero ¿cómo? En el momento en que el presidente de la autoridad palestina Mahmoud Abbas visitaba el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Catherine Boursier-Mougenot, eurodiputada francesa (PSE), miembro de la delegación para las relaciones con los países anteriormente citados, contesta nuestras preguntas.

¿De qué modo debe intervenir la UE en Medio Oriente?

Es de desear que la intervención de la Unión Europea no se limite a pagar las cuentas de la reconstrucción. Deberemos atrevernos a redefinir nuestra ayuda financiera: Europa no puede limitarse a financiar indefinidamente y sin condiciones infraestructuras tan pronto destruidas por un nuevo enfrentamiento. En fin, el problema esencial sobre el que nosotros insistimos es la absoluta falta de una reacción coherente por parte de la Unión Europea: cada Estado habla independientemente en el concierto de las naciones, pero debemos exigir unanimidad y una actitud mucho más proactiva.

Los Estados árabes vecinos ¿están pidiendo el apoyo de la UE con relación a Palestina?

-Además de la ayuda humanitaria, los Estados árabes nos piden otra actitud con relación a organizaciones como Hamas o Hezbollah: para ellos se trata de organizaciones de resistencia que luchan por la independencia de sus pueblos mientras que terroristas son los que colonizan su territorio y no sus activistas.

¿Han compartido con usted su análisis sobre el conflicto?

Sí. Para nuestros amigos árabes el problema principal reside en el hecho de que la Unión Europea no ha apoyado a Hamas a pesar de haber sido democráticamente elegido. Pese a que ella misma había pedido que se realizaran elecciones generales en Palestina y reconocido luego que habían sido irreprochables, cuando ganó Hamas, Europa se apresuró a suspender su ayuda financiera a la Autoridad palestina. Actuando de este modo, la Unión Europea ha contribuido, a pesar suyo, a sostener, la puja política de Hamas y la estrategia divisionistas de los palestinos que le hace el juego a quienes no desean la paz. En 2006, el Parlamento Europeo votó una resolución por la que se decidía llegar a un acuerdo con Siria que juega un papel estratégico en Oriente Medio. ¿Y qué queda de eso hoy en día? Yo creo que en la actualidad, nuestra relación con Siria debería centrarse en el futuro en vez de en releer el pasado. Ha habido ciertamente un enfriamiento de las relaciones con Siria, tras el asesinato de Rafiq Hariri, pero Siria demostró que investigaría quiénes fueron los responsables de ese asesinato, lo que ha favorecido la normalización de la situación. Siria debe decididamente jugar un papel en el proceso de Barcelona.

Los temas a negociar con Israel sobre el Golán y con Líbano sobre los asentamientos de Cheeba, deben alcanzarse, porque la paz regional es esencial. No olvidemos que cerca de medio millón de palestinos viven en Siria. Es igualmente indispensable la profundización de las relaciones económicas, porque no hay paz sin desarrollo como tampoco desarrollo sin paz. El Parlamento debería pronunciarse en Mayo próximo sobre la idea de llegar a un acuerdo UE/Siria, propuesto por la socialista belga Veronique De Keyser. Nuestra intención es recordar que la democracia y la promoción de los derechos del hombre son indispensables para el desarrollo de un país