Congelar óvulos: ¿Apple y Facebook revolucionan la maternidad?

Artículo publicado el 27 de Noviembre de 2014
Artículo publicado el 27 de Noviembre de 2014

Hace poco Facebook Apple anunciarion que ofrecerían la posibilidad en sus seguros médicos de que sus empleadas congelases sus óvulos. Esta ventaja puede convertirse en la norma para los más altos cargos del mundo corporativo, ya que las políticas sobre maternidad y guarderías son insuficientes. ¿Pero, no es esta tecnología parte ya del día a día? Bienvenidos al futuro.

Todos hemos oído la historia de la cigueña: la servicial ave que nos trajo desde un lugar desconocido, quizá desde una bonita nube, hasta la cuna. La ciencia moderna ya ha descubierto de dónde vienen estas cigüeñas. Tú, joven del siglo XXI, puedes haber venido de un laboratorio de fertilización in vitro en el que estuviste congelado en nitrógeno líquido por un periodo indefinido de tiempo. Y si preguntas a otros dónde nacieron, quizá no te respondan París Berlín, ya que últimamente El Laboratorio está cada vez más abarrotado. Muchas personas están emocionadas con la salida del último iPhone, pero también hay un número cada vez mayor de gente que espera con anticipación la salida de su nuevo retoño, de un pseudoparto.

Conseguir los óvulos

Al avanzar la tecnología reproductiva, podemos sentirnos más inclinados a verla como la norma a la hora de concebir. La criopreservación de ovocitos, también llamaba congelación de óvulos, es una técnica a través de la que se extraen los óvulos de la mujer, se congelan y guardan. Cuando la mujer está preparada para quedarse embarazada los óvulos se fertilizan y se introducen en el útero. Esta operación está disponible por unos 16.000 euros. Entre el 60% y el 100% de los óvulos sobreviven a la criopreservación, ya que el único peligro es que no sobrevivan a la temperatura de -196ºC. Aunque el primer caso de criopreservación de ovocitos se logró en 1986, la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva clasificó esta práctica como medicina experimental hasta hace solo dos años.

La congelación de ovocitos es popular entre tipos de pacientes: por un lado, mujeres diagnosticadas con cáncer que aún no han empezado la quimioterapia ni la radioterapia; por otro, mujeres que se están sometiendo a tratamientos de reproducción asistida pero que no quieren utilizar la criopreservación de embriones; finalmente, se encuentran las mujeres que quieren asegurarse de que podrán quedarse embarazadas en el futuro por razones médicas o personales. Algunas clínicas solo ofrecen este procedimiento a pacientes con cáncer o in vitro, pero la mayoría no tienen restricciones. En el futuro las razones personales pueden convertirse en el factor dominante, ya que el proceso natural del embarazo se está convirtiendo en una cadena de procedimientos en los laboratorios. ¿Están dispuestas las mujeres a usar la producción de ovocitos como sustituto del embarazo convencional? Quizá la respuesta sea afirmativa, pero los intereses de las empresas y la ambición laboral pueden ser factores más importantes que el deseo personal de tener hijos.

Naturaleza contra tecnología

Según un dicho "una mujer nunca está preparada ni para un hijo ni para la muerte". Pero las empresas están dispuestas a promover este atraso del embarazo, según dicen porque son sus propias empleadas las que lo piden, como argumentó Facebook. En el mundo corporativo tener un hijo podría convertirse en un evento planeado, con guerras laborales e individuales para llegar a la cima como telón de fondo.

Victoria Todorova, periodista especializada en la salud reproductiva, explica que la congelación de ovocitos ofrece la posibilidad de que una mujer sea madre, sobre todo si tiene problemas de salud. "Los riesgos están relacionados con la estimulación hormonal de los ovarios, ya que la paciente debe producir más ovocitos antes de congelarlos. Si la estimulación es muy intensa y existe una falta de experiencia por parte del médico, puede provocarle el síndrome de hiperestimulación ovárica, una complicación muy peligrosa, especialmente en mujeres con ovarios poliquísticos", asegura. "Aceptar estos riesgos o no, aunque sean mínimos, es algo que cada uno debe decidir por sí mismo. Sin embargo, el coste económico es distinto, y depende de si la paciente necesita congelar los ovocitos para ser madre o solo los quiere para sentirse más tranquila en el futuro".

También comenta que podría abusarse de este tratamiento por parte de las empresas. "Cuando la legislación sobre un procedimiento es pobre, siempre pueden darse casos de abuso del sistema. Por ejemplo, los ovocitos de una donante podrían dividirse y usarse en dos o más pacientes que estén siendo tratadas con la fertilización in vitro. En Bulgaria hay una muy larga lista de mujeres que esperan una donante de óvulo, y los hospitales podrían ganar dinero de esta forma. Puede que no sea ético y quizá sea ilegal, pero en Bulgaria una mujer puede ser donante hasta tres veces", añade Victoria.

¿Cuál es el coste?

Sean cuales sean los beneficios potenciales, este procedimiento también tiene riesgos para la salud. La industria biónica no siempre puede igualar a los mecanismos naturales. Según un estudio de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, las mujeres tienen un 30% más de posibilidades de dar a luz si tienen 25 años o menos cuando congelen sus ovocitos. Además, parece que los seguros médicos de estas compañías solo cubrirían dos rondas de punción ovocitaria, mientras que las posibilidades de éxito son mayores si se llevan a cabo tres o más rondas, cada una a un coste de 8.000 euros. En 2010 la mayoría de mujeres que congelaron sus ovocitos tenían entre 35 37 años.

"Suelen estar preocupadas de que no les queden óvulos sanos a partir de los 35 años porque a esta edad el potencial de los ovocitos se reduce, a veces drásticamente. El embarazo no está garantizado, ni siquiera congelando los ovocitos anteriormente. La probabilidad de quedarse embarazada es mayor siendo más joven e intentándolo de forma natural", concluye Victoria. Así que, ¿podrán las mujeres atrasar el embarazo un poco más para tener puestos de trabajo más elevados? Sólo lo sabremos con el tiempo.