Constanza Macras, coreógrafa: bailar al ritmo de los traumas europeos

Artículo publicado el 27 de Mayo de 2011
Artículo publicado el 27 de Mayo de 2011
Inmigración, basura, grandes ciudades. Constanza Macras no es socióloga. Es bailarina y coreógrafa. Sin embargo, las coreografías que representa con su compañía Dorky Park tienen repercusión en los grandes debates que agitan nuestra alterada sociedad europea. Encuentro en Sarrebruck con esta berlinesa de adopción durante Perspectivas, festival franco-alemán de artes escénicas.

Las coreografías de Constanza Macras suelen centrarse en temas relacionados con la inmigración y la segregación. Esta estrella en auge de la danza contemporánea, entrevistada durante el festival Perspectivas, es, en cierto modo, extranjera en su propia ciudad: nació en Argentina, estudió en Nueva York, pasó por Ámsterdam y acabó instalándose en Berlín en 1995. Allí fundó en 1997 la compañía Tamagochi Y2K y, más tarde, en 2003 la compañía Dorky Park, con la que trabaja hoy en día. “Soy y seguiré siendo una extranjera en Berlín, pero también lo soy en mi ciudad natal. Emigré hará unos 20 años”, cuenta.

Inmigrantes, qué locos…

Tras una formación en danza y diseño de vestuario, Constanza Macras se marchó de Buenos Aires: en aquella época no había bastantes oportunidades de trabajo para una bailarina. Además, siempre había soñado con vivir en Europa. “Cuando llegué por primera vez a Berlín, enseguida pensé que ésta era la ciudad donde quería quedarme a vivir. Lo que más me gusta es que es un lugar donde cohabitan culturas muy distintas. Además, es una ciudad llena de historia: hace apenas veinte años el famoso muro de Berlín pasaba por delante del edificio en el que vivo”.

Bailarina de la compañía Dorky Park

Vivir en la gran ciudad sin perder la cabeza

Constanza Macras tiene algo de socióloga. En sus obras, disecciona una situación social delicada y la transforma en una obra de arte y reflexión.  En la coreografía Hell on Earth (2008), que tuvo una gran repercusión en las revueltas de los suburbios franceses, ya puso sobre las tablas numerosos tabúes religiosos, sexuales y racistas. Hell on Earth escenificaba la vida de un grupo de jóvenes inmigrantes (interpretados por ellos mismos) del barrio berlinés de Neukoelln, una zona difícil hasta hace poco. La coreógrafa los conoció cinco años antes durante la producción de Scratch Neukoelln. “Estos jóvenes son los protagonistas de mi obra. Incluso hemos estado de gira en Sudáfrica. Además es mucho más importante si tenemos en cuenta que la mayoría de ellos nunca había ido al teatro”.

Pero la inmigración no es el único tema predilecto de Constanza Macras. Su trabajo también explora la condición humana en las grandes ciudades. En una de sus últimas creaciones, Megalopolis, con la que ha recibido el prestigioso premio del teatro alemán Der Faust en 2010, entremezcla la contaminación, el ruido, la falta de espacio con el anonimato de los grandes conjuntos urbanos donde la gente vive sin conocerse. El estrés contemporáneo en todas sus facetas. "No puedo decir que Megalopolis hable de Berlín. Para esta coreografía me he inspirado más bien en otras grandes ciudades, como Nueva York y megalópolis asiáticas como Bombay o Hong Kong”, exlpica.

Control de la memoria

"Memory is fragile, garbage lasts forever” (La memoria es frágil, la basura es eterna). Esta cita que aparece varias veces en la página web de su compañía Dorky Park despierta mi curiosidad. ¿Se trata de algún tipo de eslogan? “La relación entre el ser humano y la cantitdad de basura que producimos me intriga mucho. Somos los únicos seres vivos capaces de producir tanta basura. Tras nuestra muerte, quedan muchísimas cosas que hemos acumulado durante toda una vida y que nuestros hijos no quieren guardar. Hay tantas cosas que luego vemos en los rastros… ¡Incluso nuestras viejas fotos!”, comenta. Las viejas fotos desgastadas se amontonan en su página web antes de acabar en las estanterías de los rastros: “No siempre pensamos que nuestras viejas fotos nos favorecen. Están ahí por una sencilla razón: para que no olvidemos de donde venimos y para que recordemos que no siempre hemos sido lo que somos hoy en día”.

El 26 de mayo, en Utrecht (Holanda) se representará Hell on Earth de Constanza Macras

Foto portada: ©Bettina Stöß; Foto del espectáculo Berlin Elsewhere: ©Thomas Aurin; Captura de pantalla: web oficial de Constanza Macras ; video: cortesía de Youtube