Continua la saga para legislar los endocrinos afectados

Artículo publicado el 29 de Agosto de 2015
Artículo publicado el 29 de Agosto de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Un punto escurridizo en el último episodio de Bruselas que quizás nos pueda afectar.

El pasado 1 de junio, la Junta Directiva de la Comisión Europea  General de Salud y Seguridad Alimentaria se reunió con cerca de 300 accionistas (entre los cuales había desde miembros del Parlamento Europeo hasta asesores) para discutir el progreso de la Comisión dentro del criterio de identificación de la UE sobre los productos químicos que afectan al endocrino "Endocrine Disrupting Chemicals" (EDC).

Siguiendo la consulta pública de la Comisión que se realizó en septiembre del 2014 sobre los impactos potenciales de las opciones de la  política propuesta y los criterios para la identificación, los creadores de la política de la UE reconocieron la necesidad de estudiar la situación del progreso logrado en su impacto de valoración y de informar de los siguientes pasos a llevar a cabo.

El importante congreso político se ha esperado durante mucho tiempo en Bruselas por muchos europeos, y por la ONG internacional de medio ambiente y salud. En total, la Comisión contó con 27.087 aportaciones a la consulta, el 93% de las cuales vinieron de las campañas de dos ONG. Las diferentes sesiones fueron planeadas con cuidado y el objetivo manifestado fue preparar un lugar para el debate actual. Pero el resultado de la conferencia (ver la conferencia y las presentaciones grabadas) ha dejado estupefacto. Las respuestas oficiales, de nuevo, dieron poca nueva información que llevarse a casa.

Tranquilizar la ira pública

Un poco antes del 1 de junio, Corporate Europe Observatory publicó un magnífico reportaje documentado sobre: cómo el lobby de la química bloqueaba la acción de EDCs, el cual llamó la atención  exitosamente a varios medios de comunicación nacional.

El presidente de Salud y Seguridad Alimentaria - Vytenis Andriukaitis - ha tratado de calmar toda la situación, insistiendo en que la Comisión no estaba trabajando a puertas cerradas, sino que estaban tratando de que fuese lo más transparente posible, especialmente involucrando a todos los órganos de la Comisión para alcanzar una "decisión común". Andriukaitis ha advertido que no se debe caer en las teorías conspiratorias ni ser "prisioneros de nuestras emociones". "Mi decisión sobre los endocrinos afectados se llevará a cabo siguiendo el principio de protección de salud de los ciudadanos de la UE", ha concluido.

Es dudoso cuan transparente y común va a ser esta decisión,  quizás permanezca así por el resto de este largo proceso legislativo.

La UE como la primera en promover los endocrinos afectados

Aparte de varios talleres de la Comisión anunciados y consultas públicas se pretendía tratar la incertidumbre en riesgo de la evaluación, el peso de la evidencia y la relevancia biológica de las Comisiones oficiales provenientes de la Dirección General de Salud, principalmente de forma auto-defensiva, recordando aún la actual legislación sectorial que conecta con los químicos que afectan al endocrino (especificamente el programa REACH, las regulaciones de los productos biocidas y los de protección para la planta, la infraestructura directiva del agua y la de los cosméticos),  que era " aún altamente protector del medio ambiente y de la salud pública". Las justificaciones fueron también repetidas por llevar a cabo una evaluación de impacto en el contexto de la Agenda de Regulación de Mejoras.

Se dijo lo de los efectos negativos de los químicos que afectan al endocrino para estar protegidos de las evaluaciones de riesgo y  del criterio privisional especificado bajo cada una de las partes de la legislación, las cuales respectivamente llaman a las diferentes acciones reguladoras. Y esto incide sobre el objetivo crítico de ofrecer una definición más transversal y horizontal que  las descripciones fragmentadas y ambivalentes. Incluso si esto implica saltar en aguas inseguras mientras el resto del mundo permanece sentado y mirando.

El debate científico se queda relativamente estéril por la confusión de la terminología

En el centro del debate científico, los participantes acordaron no estar de acuerdo. Antes de eso, el Centro Común de Investigación de la Comisión presentó alguna actualización provechosa en su metodología de revisión para evaluar las propiedades potenciales que afectan al endocrino, alrededor de 700 sustancias gobernadas por la legislación sectorial mencionadas anteriormente,  la última evaluación de los impactos en salud y medio ambientes fue hecha por un contratista externo.

El objetivo de tal investigación es aportar una mejor estimación de las sustancias que caen bajo las diferentes opciones del impacto de evaluación de los químicos que afectan al endocrino. La opción nº3 fue respaldada por unanimidad por las ONG aliadas de medio ambiente y salud como la más adecuada, lo que supondría usar el Programa Internacional de Seguridad de Productos Químicos de la Organización Mundial de Salud para identificar la definición  de los químicos que afectan al endocrino, introduciendo categorías adiccionales basadas en las diferentes pruebas sólidas para dar una definición satisfactoria.

Pero ambos, participantes y hablantes parecen no estar de acuerdo en lo que supone la actividad del endocrino en términos toxicológicos, puede que se tomen las diferentes formas y la naturaleza de la relación con los productos que afectan al endocrino como potenciales efectos adversos. Finalmente, el problema primordial de los químicos se pudo dejar de lado, pero no así sin que se dejara de escuchar el tipo de discurso: la dosis hace el veneno, aumentando la confusión centrada en problema o riesgo, identificación o caracterización y la naturaleza de las evaluaciones a llevarse a cabo. El resultado de esto ha sido un ligero desconcierto para la Sociedad Endocrina.

Los efectos adversos de los químicos que afectan al endocrino en la salud pública y medio ambiente.

Pesticides Action Network Europe dio una presentación informativa sobre los potenciales impactos del criterio de identificación y la interpretación en el ámbito de las sustancias que caen bajo el proceso de identificación. De hecho, dependiendo de la definición elegida por los químicos que afectan al endocrino, el número de sustancias protegidas por la definición puede ser más o menos importante. La importancia del alcance, de este modo, es clara, considerando además sus consecuencias para la industria, que tendría que encontrar sustancias de sustitución como subrayaron la Asociación Europea de Protección al Cultivo y la de Food Drink Europe.

Los peligros de los químicos que afectan al endocrino en la salud pública y en los consumidores están también enfatizados por la Alianza de Salud y Medio Ambiente, que resaltó los 31 billones de euros de la UE ahorrados en salud con los que se esperaba afrontar los problemas de los químicos que afectan al endocrino, esto sería una gran oportunidad para la salud pública. El cónsul del consumidor danés añadió que 9 de cada 10 ciudadanos daneses quieren un gobierno danés que vaya más allá de la legislación de la UE y que prohiba los químicos que afectan al endocrino por el bien del consumo (Gallup, April 2015).

Paciencia ante el incierto camino a seguir

La última presentación de esta conferencia se centró en los impactos del criterio de identificación de los químicos que afectan al endocrino en el comercio y la agricultura. Esta fue otra oportunidad para que la industria agroalimentaria reafirmara el impacto socio-económico de pérdida del derecho a utilizar ciertos productos para la protección de las plantas y asegurar que los químicos que afectan al endocrino deberían ser tratados como cualquiera de las otras sustancias de interés. Al final, casi fuera del debate se tomó parte sobre el asunto del impacto negativo de la legislación de los químicos que afectan al endocrino en los acuerdos comerciales multilaterales y en sus obstáculos técnicos del régimen de mercado, el cual fue una manera extraña de tratar de disuadir la acción de la UE contra los químicos que afectan al endocrino.

La Comisión anunció que la junta de Evaluación Reguladora votará la futura Evaluación de Impacto del criterio de identificación de los químicos que afectan al endocrino para mediados del 2016 y se espera publicar lo antes posible. No es necesario decir que la saga no ha terminado aún.