¿Convertirse en ateo? Renuncie a su fe por internet

Artículo publicado el 12 de Agosto de 2010
Artículo publicado el 12 de Agosto de 2010
La red de redes transformó nuestra relación con la religión organizada y podría convertirse en su caída. En 2009, la web irlandesa Countmeout.ie provocó una conmoción internacional por ofrecer un rápido y simple modo de abandonar la Iglesia Católica. Panorama de cómo los musulmanes, cristianos y judíos europeos cambian fe por libertad de expresión

La tecnología moderna se está quedando con una tradición milenaria. Mientras los tabúes de la comunidad aseguraron una vez que el miedo y la amenaza de exclusión social mantendrían el status quo religioso, internet ha provisto a los apóstatas europeos de un foro mundial para la libertad de expresión. Con el 56% de los europeos de entre 15 y 24 años que declaran no creer en dios, ¿podrían sitios web como estos presagiar el final de la religión organizada en Europa?

Caso uno: Concilio de ex musulmanes en Gran Bretaña

¿Rostros valientes?“Estamos rompiendo con el tabú que viene adosado con la renuncia al islam pero también estamos tomando posición por la razón, los derechos y valores universales y por el secularismo,” declara el Concilio de ex musulmanes de Gran Bretaña (CEMB). Siguiendo las huellas de su homólogo en Alemania, ex-muslims.org desplegó orgullosamente el lema: “¡Hemos renunciado a la religión!” La organización online cataloga testimonios de ex musulmanes, que son anónimos. Una miembro explica cómo el sitio web le ha dado coraje para finalmente dejar su fe: “Si puedes tener el valor suficiente para salir abiertamente por lo que crees, entonces quizás ahora puedes hacerlo”, escribe. Otro miembro anónimo afirma que: “En los ojos de los fundamentalistas ustedes serán apóstatas, pero en el futuro serán reconocidos como héroes. Bien hecho.” La apostasía es un crimen punible con la muerte en muchos países islámicos, mientras que a lo largo de Europa los ex musulmanes son a menudo atacados por su propia comunidad. El CEMB, sin embargo, no se intimida. “He recibido muchos correos electrónicos interesantes de islamistas,” dice la ex musulmana Maryam Namazie. “Uno de ellos dice que no es posible para nosotros dejar el islam. Tengo que decirle a él y a muchos otros: Míranos”.

Caso dos: Catástrofe católica, impuesto luterano

"Me niego a estar contra la vida. En el nombre de Cristo, dejo el cristianismo y empiezo a ser cristiana. Amén", escribióEn esta década, una explosión de denuncias de abuso físico y sexual dentro de la Iglesia Católica desplegó un efecto dominó de desafección alrededor del mundo; 11.000 irlandeses ahora han utilizado el sitio web CountMeOut.ie para oficialmente dejar la Iglesia. Sitios similares han surgido en Polonia e Italia, aunque un movimiento español similar, Apostasia.es, parece haber perdido impulso y la web no es actualizada desde 2008. El Catolicismo no es la única religión cristiana en declive. “Los lazos entre el estado finés y la Iglesia Luterana alguna vez fueron fuertes,” dice Jory Mantysalo del servicio online de apostasía Eroakirkosta.fi (literalmente dejarlaiglesia.fi). Allí, el parlamento abre con una misa y los luteranos (80% de la población) están sujetos a un impuesto de un 1,3% de sus ingresos para la iglesia. Dos años después de la fundación de la web, en 2003, ya se habían generado y pagado por 15.000 renuncias a la iglesia. Desde entonces, la asombrosa cifra de 160.000 fineses han abandonado oficialmente la religión estatal.

Caso tres: Judío, te guste o no

“Afirmar que eres ex judío no te habría salvado de la cámara de gas”, nota Josh Kutchinsky, autor y administrador de la Asociación Humanista Británica. “Otros te definen como judío te guste o no”. Haciendo referencia al CEMB, Kutchinsky hace una pregunta bastante pertinente: ¿por qué no hay un concilio de ex judíos? La pregunta tiene eco a través de internet, arrojando una nueva luz sobre una vieja pregunta: ¿Puedes dejar el judaísmo? Si es así, ¿cómo?

"El judaísmo no es una creencia, sino un estado del ser"

Cuando se planteó la misma cuestión en el sitio de información Chabad.org (cuya misión es “utilizar la tecnología de internet para unir judíos alrededor del mundo”), se obtuvo una respuesta simplista. “No hay nada que puedas hacer. Tú eres tan judío como Moisés”, señaló el rabino Aron Moss. “El judaísmo no es una creencia, un sentimiento, una convicción o un estilo de vida. Es un estado del ser. Podemos celebrarlo o pelear en contra ello, pero siempre estará ahí”. Kutchinsky no está de acuerdo. “Siento la necesidad de replantear un nuevo territorio”, dice. “Muchos de quienes tienen un historial judío son ateos”. En efecto, mientras la tradición ancestral mantiene con aires de suficiencia que es imposible dejar el judaísmo, una nueva comunidad global hace eco de las palabras de Maryam Namzie: Míranos.

Fotografía: principal por  ©Frank Munari/ monsieur haze/ Flickr