Copenhague: Jóvenes directores reforman el cine danés

Artículo publicado el 29 de Abril de 2016
Artículo publicado el 29 de Abril de 2016

Además de su estética de autor, el cine danés es famoso por su fuerte narración, audaz realismo y humor negro. El mundo cambia constantemente y también lo hacen las tendencias dentro de la industria cinematográfica. La nueva generación de cineastas trae sus propios ideales, sensibilidades, asuntos y estética. Pero también se enfrenta a un compromiso inevitable respecto a su expresión del cine.

Mi investigación se centró en cineastas extranjeros jóvenes que viven y trabajan en Copenhague. A través de mi entrevista con dos talentosos directores, Milad Alami y Andreas Thaulow, quería descubrir más sobre su relación con el cine como espejo de sus propios ideales y de sus maneras de ver el mundo.

Forasteros y la búsqueda de la identidad

"Creo que incluso una película que se siente local, puede acabar siendo tan importante en Dinamarca como en Tailandia. Hay tipos similares de personas, historias y conflictos y son bastante universales", dice Milad Alami mientras hablamos de su primera película. La película comenzará a filmarse en agosto y Milad está tan entusiasmado como concentrado. Aún hay mucho trabajo por hacer.

Alami nació en Irán, creció en Suecia y se mudó a Copenhague cuando lo aceptaron en la Escuela Danesa de Cine, donde hizo varios cortometrajes muy exitosos. Este joven y talentoso director está especialmente fascinado por la transición entre ser un adolescente y un joven adulto.

Los personajes en las películas de Alami son individuos fuertes y complejos, a menudo mujeres jóvenes posicionadas como forasteras dentro de la sociedad. La figura del forastero atrae a este autor porque le ofrece la oportunidad de ver el mundo de una manera diferente a través de los ojos de sus protagonistas. Forma también parte de la gran calidad de su trabajo, ya que nosotros, la audiencia, nos vemos indudablemente convencidos por sus historias universales sobre la pertenencia, la pérdida, el amor y la búsqueda de la identidad.

Vídeo con subtítulos en inglés disponible, sólo tienes que seleccionar la opción en el botón a la derecha.

Encontrar nuestro propósito en un mundo más grande

Andreas Thaulow es un cineasta noruego que se trasladó a Dinamarca en 2003. Se graduó en la escuela de cine no tradicional Super16 situada en el Estudio de Cine Nordisk, en Copenhague. Desde hace un tiempo, Andreas se inspira en la filosofía, especialmente la ética, y en concreto en sus aspectos morales. "Aquellos que escriben sobre filosofía moral, en realidad escriben ficción", dice Andreas.

La línea entre la rabia interna y un toque suave, los temas de la conciencia y la mala comunicación están entre los temas habituales de su trabajo. Sus personajes son a menudo hombres jóvenes, incomprendidos por su entorno, que se construyen a partir de una fuerte mezcla de contrastes. Esto da lugar a conflictos intensos, tanto consigo mismos como con su ambiente.

Cuando le pregunté a Thaulow sobre sus ideales, me respondió: "Para mí es importante pensar cuál es mi papel como cineasta, qué propósito tengo en un mundo más grande. Creo que nuestro trabajo es entretener a la gente y hacerles pensar en situaciones en las que no han pensado antes".

Vídeo con subtítulos en inglés disponible, sólo tienes que seleccionar la opción en el botón a la derecha.

---

Texto y vídeos por Marijana Verhoef

---

Este reportaje es parte de nuestro proyecto EUtoo en Copenhague, que busca darle voz a la juventud desencantada de Europa. El mismo es financiado por la Comisión Europea.