Crea tu empresa: la crisis económica te echa una mano

Artículo publicado el 4 de Enero de 2010
Artículo publicado el 4 de Enero de 2010
Montar un pequeño negocio sin consejos es como hacer deporte sin entrenamiento. Para evitar el fracaso, mejor estar asesorado por profesionales de las ‘incubadoras de empresas’. El Fondo Social Europeo (FSE) sirve especialmente para financiar estas estructuras intermediarias

Carolina se apresura. Rápida, sonríe, una última foto y después se va: “Tengo otra reunión a las 8”, dice la empresaria, a cargo de “las chicas de la tienda de comestibles” desde enero de 2009. Con 49 años y un flequillo teñido de rubio sobre una cara con rasgos maliciosos, la consejera municipal de Chissey les Mâcon (en el departamento francés de Saona y Loira) tiene ideas de sobra.

En abril de 2007, abandonó su puesto como consejera de inserción laboral para lanzar al mercado un negocio de masajes y de venta de productos de aromaterapia. Una experiencia beneficiosa por dos motivos. En primer lugar, el factor empleo la llevó hacia la ‘boutique de gestión’ de Saona y Loira, donde acompaña a los nuevos empresarios, y ella aprende las nociones del emprendedor.

(DR)Pero sobre todo, en el centro de un mercado, se encuentra con Alain. En su camión J9 transformado en tienda de comestibles, hace de vendedor ambulante por los pueblos: “He tenido un flechazo con su actividad”. ¡Bingo! Vuelta a la ‘boutique de gestión’ que a su vez la dirige hacia la incubadora de empresas Potentiel 71 para ayudarle en su nuevo proyecto, y Carolina se queda con la tienda de comestibles ambulante de Alain, encantado de coger su jubilación: “Durante un mes, le he seguido en sus giras. Nos parábamos en las 17 pequeñas comunas del recorrido y cada vez más las personas mayores nos esperaban. Lo que me ha gustado es el servicio de proximidad, con solidaridad y un verdadero sentido del servicio”. Desde enero de 2009, Carolina ha tenido las llaves del J9 y la tienda de comestibles, incluso ha lanzado productos locales y naturales.

Por partida doble

Carolina sonríe, sostiene el micro ante el auditorio, sentada tranquilamente en el hall del Palacio de Congresos de Dijon, en Francia. Tiene costumbre en esto de contar su historia, pero el taller ‘Creación de empleo’, organizado en el seno de la conferencia sobre el FSE a principios del pasado mes de diciembre, da una nueva dimensión a su testimonio. Un centenar de profesionales de creación y apoyo a las empresas la escuchan con el oído crítico, pero seducido: “¿Cuál es la relación entre vuestra actividad y el FSE?”, se atreve uno de ellos. “La boutique de gestión y Potentiel 71 son financiados por el FSE”. En realidad, el Fondo Social Europeo no ‘financia’, sino que ‘cofinancia’ a los intermediarios aproximadamente en un 10% en la creación de empresas: una manera de no sustituir a organismos ya existentes. Pero el apoyo financiero no es tan rápido y se necesita esperar unos 17 meses para verle el color. Entonces, ¿qué es realmente el FSE? Ayuda a la inserción de las personas alejadas del mercado de trabajo, da formación continúa, lucha contra la discriminación: el Fondo Europeo es un instrumento de solidaridad en las manos de los Estados miembro.

(Foto:E.Haddad)

Para la creación de empleo, más allá de la financiación de organismos como France Active o la boutique de gestión, el Fondo contribuye a la formación de profesionales de asistencia, una misión fundamental según el evaluador del programa operativo 2007-2013 del FSE en Francia: “De entre todos los creadores de empresas, la tasa de éxito se dobla entre aquellos que han sido asistidos”. Un dato que Carolina corrobora: “Sin estos organismos, no me hubiera lanzado. Esto me permite ser creíble ante un banquero, saber montar un plan de negocios, un estudio del mercado, sentirme apoyada”.

La crisis: una bendición

En este simposio sobre el papel de respuesta del FSE a la crisis, en el que participantes de 17 países europeos han puesto en común sus experiencias, los debates muestran un sorprendente descubrimiento: ¡la crisis es una oportunidad! A partir del apoyo económico, los trabajadores que pierden su empleo están probando su suerte estableciendo negocios o decidiendo coger su compañía cuando se corre el riesgo de la liquidación. El problema es que muchos jóvenes desempleados participan sin ningún sentido de empresa, como los atletas no entrenados: "La conclusión es la misma en toda Europa", añadió el jefe de gestión del FSE de Flandes, "los jóvenes tienen miedo al desempleo, así que se sumergen en el espíritu de la empresa, sin preparación. Sin apoyo, en menos de dos años, estarán en bancarrota. Sin embargo, como indicó Lenia Samuel, jefe de Asuntos Sociales y Empleo de la Comisión Europea en la apertura de la Conferencia: "El empleo es la única manera de salir de la crisis". Razón de más para apoyar e informar a los mejores emprendedores, porque sólo el 20% del éxito reside en el mantenimiento de su actividad. Para ello, no hay necesidad de recaudar miles de millones, dijo la expresiva ponente: "Según un estudio flamenco, con 1.500 euros, uno puede empezar su trabajo". 

Caroline es la única mujer entre estos emprendedores de traje negro. Antes de su discurso, confesó a cafebabel.com que pronto abriría un albergue donde mezclará una zona de recreo, la venta de productos ecológicos, un centro de actividades culturales y un restaurante. Y, por supuesto, cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo y los bancos, pero no ha esperado a su financiación para embarcarse en una aventura con sus tres amigos de Lyon: "Estas son las cartas de apoyo de las personas que me han movido. Voy a ser capaz de resolver mi negocio y ser rentable. No sólo por la rentabilidad, se pueden hacer negocios siendo humano".

El programa operativo del FSE en Francia 2007-2013: objetivo “competitividad regional y empleo”

- ¿Cuánto? 4.494.563.975 euros, siendo alrededor de 650 millones de euros anuales durante seis años.

- ¿Dónde? El 85% de los recursos son dirigidos a los territorios regionales.

- ¿Por qué? El reparto de los recursos comunitarios se hace según cuatro ejes de intervención: contribuir a la adaptación de los trabajadores y de las empresas a los cambios económicos (20%), mejorar el acceso al empleo de los demandantes de empleo (28%), reforzar la cohesión social y luchar contra la discriminación (39%), invertir en el capital humano y en la puesta en marcha del servicio, la innovación y las acciones transnacionales (9%), asistencia técnica (4%).