'Crowdfunding': La economía colaborativa se cuela en la universidad

Artículo publicado el 14 de Marzo de 2016
Artículo publicado el 14 de Marzo de 2016

Cuatros años de fuertes recortes en educación pasan factura a unas universidades en las que cientos de estudiantes se han quedado sin beca. La crisis económica ha provocado que el 'crowdfunding' se instale en las universidades para buscar la financiación que ya no llega desde los fondos públicos.

Mareas ciudadanas de todos los colores recorrieron las principales calles de España en defensa de lo público hace tres años. Entre la combinación de colores que discurrían por las calles protestando por los recortes, se encontraba también el verde: Desfilaban por una educación pública y de calidad. La marea verde recorría las ciudades españolas para protestar por la subida de tasas universitarias, el tijeretazo en la partida destinada a becas y la LOMCE, la séptima ley que cambia el sistema educativo en menos de cuarenta años de democracia.

A día de hoy la situación no se ha revertido: El gasto público dedicado a educación continúa cayendo a niveles de antes de la crisis, es decir, que la inversión en esta área es inferior a la de hace 10 años. Los resultados directos de estos recortes son una menor inversión en las becas para estudiantes e investigadores, un aumento en las tasas académicas, una caída del número de estudiantes matriculados en titulaciones de grado y menos profesores en las aulas.

La necesidad agudiza el ingenio y, a la vez, es sinónimo de innovación. La falta de financiación en el sistema universitario público ha sido otra consecuencia más de los numerosos ajustes y recortes que han tenido lugar desde el incio de la crisis económica. Al mismo tiempo, la cooperación colectiva por medio de campañas de crowdfunding se ha convertido en los últimos años en una forma de comenzar proyectos para muchos jóvenes emprendedores ante la dificultad de conseguir fondos, pero parece que la economía colaborativa también ha llegado a las universidades para quedarse.

Cynthia: Dibujos y retratos para pagar la matrícula

Uno de los muchos estudiantes a los que el tijeretazo en educación dejó fuera del nuevo sistema de becas fue Cynthia Uceda, una estudiante de Bellas Artes en la Universidad de Sevilla. Se le ocurrió ofrecer una especie de tarifa a través de Twitter y Facebook por sus ilustraciones para pagar la matrícula del curso. Esta idea se le ocurrió en la propia universidad, donde un profesor la animaba a ella y a sus compañeros a  montar sus propias campañas de crowdfunding para poder financiar sus proyectos artísticos.

"Al ver que no podría costearme el segundo año de carrera porque me denegarían la beca, como me había sucedido desde el instituto, y tras pedirle su opinión a mi profesor y a mi círculo más íntimo de amigas y amigos, me decidí a lanzar la campaña a través de las redes sociales".

La respuesta fue mayor que la que esta estudiante sevillana esperaba en un principio: "En total recibí unos 250 encargos con sus correspondientes ilustraciones cada uno. En apenas 24 horas había llegado a los 13.000 retuits en Twitter y a que mi anuncio de compartiera 6.000 veces en Facebook". La campaña había llegado a una magnitud que Cynthia no imaginaba cuando lanzó el mensaje, como tampoco había pensando en todas las personas a las que alcanzaría.

"Me hicieron falta unos cuantos días para organizar todos los encargos y todavía me quedan dibujos por terminar". Muestras de empatía unidas con enfado e indignación era lo que esta sevillana se encontraba en los mensajes que recibía. Quienes respondían a Cynthia eran conscientes de lo que supone exponerse a la opinión pública y tener que "llegar a ese punto porque el Gobierno no hace su trabajo para con los estudiantes".

Sobre la matrícula del próximo curso, cree que el sistema de becas continuará exluyéndola. El problema no es sólo pagar las tasas, ya que muchos estudiantes españoles tienen que mudarse de casa de sus padres para poder ir a la universidad y la parte de la beca prevista para que cubrir esta situación es de 1.500 euros. "Teniendo en cuenta el alquiler y los gastos, puede que tenga que plantearme otra campaña en el futuro. De hecho, sigo aceptando nuevos encargos para seguir pagando el piso y el material de la facultad, que no es nada barato". 

Nana: Sin financiación a dos años de acabar su tesis doctoral

Athina Raftopoulou (Nana) estudió Economía en Patras, su ciudad natal en Grecia, donde también realizó un máster en Economía aplicada y Análisis de datos. Estudiar en la Universitat de Barcelona fue una sucesión de casualidades entre las que coincidió el campeonato europeo de waterpolo de 2011, en el que Nana participó representado a su país. Ahora, faltan sólo dos años para que acabe su doctorado –una investigación sobre desigualdades sociales y obesidad– y se encuentra sin posibilidades de seguir financiándolo. Ante la falta de financiación pública de proyectos, "El mur dels alumni" ha lanzado una campaña en Verkami (una plataforma de crowdfunding) para ayudarla a financiar su investigación.

La campaña "El mur dels alumni" nació en la Universitat de Barcelona y está basado en modelos de financiación cooperativa de universidades como Harvard con el que "se abre una iniciativa que busca unir a antiguos alumnos con nuevos". La forma de hacerlo es mediante la financiación de las investigaciones de aquellos estudiantes que llevan a cabo un doctorado sin beca, como es el caso de Nana, o proyectos que nacen en el seno estudiantil de esta universidad. "Es una respuesta a los recortes que se han llevado a cabo: La financiación de la investigación en Cataluña ha caído un 36%".

Nana cuenta que el propósito de esta campaña de financiación no es reemplazar la financiación pública, pero "ya que el número de estudiantes con una beca a tiempo completo es muy bajo, es necesario encontrar otras opciones de financiación". De hecho, en la Universitat de Barcelona el número de estudiantes de doctorado con algún tipo de beca pública no alcanza el 15%. "Creo que la investigación es fundamental. Al final, en lo que se van a traducir los recortes en educación es en una pérdida para la Sociedad en el futuro".

Respecto a la situación de la educación en Grecia, Nana asegura que es gratuita y "solía ser de alta calidad". El alto desempleo ha causado, igualmente, que más gente continúe sus estudios ante la imposibilidad de encontrar trabajo. "Las universidades están saturadas y los profesores no encuentran incentivos (bajadas salariales, poca financiación en los proyectos…), sin embargo el nivel educativo es alto". Nana cuenta que la mayoría de las personas con estudios superiores dejan el país para buscar una situación profesional mejor. La situación en el país heleno recuerda bastante a la de España: "Están dejando que su futuro se le escape de las manos".