Cuando los "lobbies" frenan la Democracia

Artículo publicado el 23 de Febrero de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 23 de Febrero de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Del Lobby de la Industria Militar a la Democracia transnacional: el "cambio de régimen" posible en Bruselas y en el resto del mundo.

No son los lobbies de agricultores los más peligrosos para el equilibrio y el futuro de la Unión Europea ampliada. Es cierto, cada vaca frisona, lombarda o bávara recibe de Bruselas más que la media de ingresos de los honestos ciudadanos de Mali. Pero no podemos decir que el problema de Europa sean los agricultores o las vacas.

En China la pena de muerte lleva matricula de Italia

Hemos visto acoger al presidente chino Hu Jintao cual emperador en París. Pero no hemos visto la firma del contrato que asegura al consorcio de dirección francesa Airbus la construcción de 30 aeronaves. Tampoco sabemos qué se han dicho Jacques Chirac y Hu Jintao sobre la próxima construcción en China de cuatro centrales nucleares y de la línea ferroviaria de alta velocidad Pekín-Shangai. Sólo sabemos que de Derechos Humanos no se ha hablado. No les convenía a ninguno de los presidentes.

También sabemos que Fiat tiene algunos establecimientos en China, donde imaginamos no se aplica el artículo 18. Y sabemos que los coches Fiat se utilizan en las condenas a muerte de masas que emite el régimen comunista chino. Pero Fiat no lo ha dicho, y menos Hu Jintao: lo denuncia la ONG “Nessuno Tocchi Caino” (una de las organizaciones más importantes contra la pena de muerte en Italia).

Conocemos las excelentes relaciones de Italia con el régimen iraní. Khatamí será reformista, pero en los últimos cinco años no ha reformado nada. También sabemos que ENI tiene intereses profundos sobre el disfrute de los recursos energéticos de Irán. Pero no sabemos el final del centenar de estudiantes desaparecidos después de la redada del Pazdaran. ¿Son sólo detalles?

Derechos Humanos y el "rien ne va plus" de los gobiernos

Solana, Patten y Petana nos lo constatan; ésta es la política exterior europea. Nada se decide en Bruselas. Todo en manos de los gobiernos nacionales, que se reparten las migas del mundo: China para mi, Irán para ti, Irak para Total-Fina...siempre que no intervengan los americanos. Y en este póquer mundial ganan siempre los lobbies del complejo de la industria militar, mientras los Derechos Humanos y la Democracia se quedan en bragas, en Europa y en el mundo. El 17 de Enero de 1961, en su discurso de despedida, el presidente de los EEUU Dwight David Eisenhower (Ike), ex general, ex comandante supremo de las fuerzas aliadas europeas durante la Segunda Guerra Mundial, ex malísimo, ex enemigo de todos los pacifistas, metió en guardia a su propio país; "América no debe permitir que el complejo de la Industria Militar adquiera una influencia injustificada". Sólo que, gracias a Eisenhower, América era y continúa siendo una democracia despiadada y Europa se ha quedado como la fluida y consensual no-democracia.

Se come bien en el "Cocodrile" de Estrasburgo

Los lobbies desempeñan un papel decisivo en democracia. Permiten la circulación capilar de la información, presionan, empujan para que los problemas sean afrontados, sacuden la realidad en la cara.

Pero cuando actúan en un sistema político e intitucional no democrático se transforman simplemente en parásitos y forraje para el poder. No se rendirán cuentas en ningún diario de las decisiones tomadas, no habrá elecciones que renueven el mandato político que ha favorecido de manera inevitable tal o cual sector industrial. Todo queda en asuntos de palacio, entre Bruselas y los gobiernos nacionales.

Los lobbies del aparato de la industria militar, que han sido motor de la integración sectorial y funcionalista de Schuman, Monnet & Co., son -hoy por hoy- el freno del nacimiento de una verdadera democracia europea. Con el actual sistema de reparto de influencia sobre los gobiernos, que mercadean en los corredores vacios de las instituciones europeas sin ningún tipo de control democrático ¿Por qué deberían los intereses económicos luchar por una mejora en la accountability del poder? ¿Por qué deberían promover unas verdaderas elecciones europeas para designar a un presidente, un parlamento y un programa político preciso de cinco años? ¿Por qué deberían permitir la existencia de un centro de toma de decisiones europeo para poner en práctica un programa que cree competición cuando pueden, tranquilamente, repartirse el pastel entre amigos, viajando por las capitales europeas y comiendo una vez al mes en el Cocodrile de Estrasburgo? Necesitamos un auténtico cambio de sistema en Bruselas. Es necesario de una vez por todas acabar con la integración funcionalista y sectorial de la economía, los lobbies y la antidemocracia. Una Europa de los escándalos y los lobbies bajo la luz del día. Una Europa con clara responsabilidad política. Una Europa decisivamente más americana; con un Presidente electo y un Parlamento constituyente.

Necesitamos inmediatamente una política transnacional alternativa a la obsoleta "política exterior" de la polvorienta diplomacia nacional. Una política exterior bajo la luz del sol, legible. Pero nosotros, los europeos, necesitamos sobretodo lanzar una gran "mass-media", bajo el modelo del Voice of America, con el fin de difundir el mensaje democrático, para restituir en la palabra a los oprimidos del mundo y desestabilizar con la más potente de las armas de atracción masiva a los regímenes chino, iraní, vietnamita y compañía, que desestabilizan todo en su propia estabilización. Para los europeos sería la guinda del pastel metafórico una política exterior nueva y eficaz. Para el resto del mundo sería el pan de la verdad, de la conciencia y de la libertad. Y perdonad si es poco.

* Restaurante muy "in", lugar de encuentro de los eurodiputados.