Cumbre de Copenhague: La UE formula sus metas climáticas

Artículo publicado el 22 de Octubre de 2009
Artículo publicado el 22 de Octubre de 2009
Como preparación para la Conferencia Medioambiental de Copenhague, los ministros europeos de Medio Ambiente fijaron ayer miércoles sus metas climáticas para 2050. EE UU y Australia aún no lo han hecho, mientras que China e India podrían negarse a establecerlas. La prensa teme que las metas de Europa resulten demasiado costosas y sirvan para poco

Berliner Zeitung - Alemania: Pura y dura política económica e industrial

De lo que se trata en las negociaciones acerca de un acuerdo global de protección climática ya no es el clima en sí, sentencia el periódico liberal de izquierda Berliner Zeitung, sino pura y dura política económica e industrial: "En primer plano se encuentra la cuestión de quién carga con qué peso y cuándo. Y eso tiene mucho que ver con puestos de trabajo y bienestar. Los países en vías de desarrollo no comprenden que deban cargar con los costes del modelo de despilfarro económico de larga data de las naciones industrializadas. Los países emergentes del antiguo bloque del este o de Asia no quieren poner en peligro su proceso de recuperación económica. Países como Alemania, por el contrario, se resisten a desempeñar el papel de principal pagador para el resto del mundo. Los intereses opuestos llevan a que no se mueva prácticamente nada. Pero así no puede continuar. Ahora se necesita disposición para lograr un compromiso y, sobre todo, para ser transigentes. De no ser así, no habrá un acuerdo. Ni en invierno en Copenhague, ni después. Y eso sería desastroso".

Jörg Michel

De Telegraaf - Holanda: Castillos en el aire

©http://www.flickr.com/photos/thefactionist/Los holandeses quieren ser el mejor de la clase en materia de protección climática, pero el efecto mundial del pequeño país sería más bien reducido, opina el periódico sensacionalista De Telegraaf: "El mayor perjudicado por la protección climática suele ser el crecimiento económico, de tal forma que la mayoría de los países se encuentra lejos de alcanzar esas metas. Holanda pretende ser, como tantas veces, el mejor de la clase e introduce más medidas para ser aún más limpia en 2010. Con ello tiramos piedras sobre nuestro propio tejado porque, en un país relativamente limpio, eso significa invertir una cantidad ingente de dinero para una ganancia climática que no cuenta en comparación con los países emergentes. Los acuerdos de la UE para 2050 [...] no son por consiguiente más que castillos en el aire".

Luxemburger Wort - Luxemburgo: Algo que el senado de EE UU no pueda rechazar

La UE y Japón disponen ahora de metas de reducción vinculantes, mientras que Estados Unidos y Australia están muy lejos de ellas. Para el periódico Luxemburger Wort, un acuerdo general en la Cumbre Medioambiental de Copenhague contaría sin embargo con la ventaja decisiva de unificar los intereses en materia climática de los países industrializados, emergentes y en vías de desarrollo: "Por otra parte, los acuerdos individuales posibilitarían a las tres categorías de países un avance sectorial más rápido, sin necesidad de esperar, por ejemplo, a la aprobación del senado estadounidense. Con todo, la clave del tratado sobre el clima reside en el Capitolio de Washington. Pero allí gozan prioridad las leyes de reforma de la Salud y de la regulación del sistema financiero. Esto podría llevar a una cumbre de obligaciones parciales, lo que sería lamentable, pero no catastrófico. Los proyectos de ley de Obama están sobre la mesa: partiendo de 2005, un 17% menos de emisiones hasta 2020 y un 83% menos hasta 2050. En base a estas cifras se debería alcanzar en Copenhague un acuerdo general que el senado de los EE UU a duras penas pudiera rechazar".

Jakub Adamowicz