Cumbre de Lima: Chávez entre dos aguas

Artículo publicado el 16 de Mayo de 2008
Artículo publicado el 16 de Mayo de 2008
Europa hace malabares con una América latina de dos caras, socialista y capitalista, en la Cumbre entre la UE y Latinoamérica, celebrada entre el 16 y el 17 de mayo.

La capital peruana fue dotada de un dispositivo de seguridad sin precedentes: 95.000 militares con el fin de proteger a los invitados especiales que acudieron a la ciudad entre el 16 y 17 de mayo. Lucha contra la pobreza, el hambre, la exclusión social y desarrollo sostenible fue el programa de esta cumbre EU-América Latina. Al margen, se desarrolló otra cumbre alternativa, la Cumbre de los pueblos. Oenegés y sindicatos americanos y europeos, se reúnen para la ocasión.

El presidente boliviano, Evo Morales, juega al fútbol durante la cumbre alternativa de Lima (Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)Para Europa, el gran desafío ha sido saber adaptarse (con un discurso común) a dos Américas Latinas diferentes: la capitalista, encabezada por Méjico y Brasil; y la socialista, representada por Venezuela, Cuba y Bolivia, cuyo máximo exponente es el controvertido presidente venezolano, Hugo Chávez, partidario de una política antiamericana y contrario a la economía de mercado. 

Ni Sarko ni Brown

Una artista peruana durante la cumbre alternativa (Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)Hugo Chávez es protragonista de innumerables polémicas. La más reciente, las declaraciones en contra de la canciller alemana Angela Merkel: “bueno, la señora canciller, bueno… no diré nada más porque es una dama…” El presidente de Venezuela está también acusado de colaborar con las FARC. Para limar asperezas, el presidente de Venezuela pidió disculpas a Merkel durante la cumbre.

Esta cumbre estuvo igualmente marcada por el contexto político y económico internacional. Entre los temas debatidos: la liberación de Ingrid Betancourt, y la creación de una colaboración mundial en la agricultura y la alimentación, idea lanzada recientemente por el presidente francés, Sarkozy, ausente en esta reunión, como el primer ministro británico, Gordon Brown. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 50 millones de personas en América Latina padecen malnutrición.

Por Olivier Lopez, Bruselas

Lo que dicen los peruanos…

Alfredo (Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)“Es importante alcanzar los objetivos. Se reúnen cada año pero la pobreza sigue aumentando”.

Alfredo, peruano, 61 años, urbanización Jesús María

Javier Díez (Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)"La Cumbre oficial entre la UE y América Latina es, en realidad, una cumbre apartheid: encapsulada, rodeada de policía y militares, sin participación de la población, dejando fuera toda inquietud social. Por otro lado, la cumbre alternativa de los pueblos, ha sido mal informada, maltratada, acusada de terrorista. Todo esto con la intención de desincentivar la participación de la población. No queremos acuerdos comerciales que prejudiquen nuestra agricultura, la reforma tributaria, la distribución de la riqueza. El acuerdo comercial de la Unión Europea es igual de perjudicial que el tratado de libre comercio con EE.UU. Rechazmos un acuerdo comercial injusto, que no proteja los derechos laborales".

Javier Díez Canseco, Ex-Parlamentario, Líder del Partido Socialista, organizador de la cumbre de los pueblos

(Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)“En la medida que no se quede en un cóctel que solo genere gastos al presupuesto público y se lleve adelante la realización de proyectos, es una actividad útil.”

Julio, Peruano, 26 años, abogado,  frente del memorial para las víctimas del conflicto interno del Perú 'Ojo que llora'

(Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)“Quisiera una cumbre original. No queremos ser manejados por una oligarquía de terratenientes. Deseamos un cambio en todos los países, porque es mucha la prepotencia que en vez de ayudar nos perjudica.”

Toribia Choque, Boliviana, 54 años, representantes del Consejo de Ayllus del Qollasuyo – Bolivia (CONAMAQ) 

(Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)“No quiero ver la cumbre como algo completamente negativo: es cierto que hay una parte de acuerdos comerciales entre la UE y América Latina, pero me parece imprescindible que se hable de medio ambiente y de derechos humanos; lamentablemente de estos temas se habla poco. Tampoco los Estados europeos pueden dar lecciones sobre estos temas: allá también existen problemas actuales y los gobiernos no fomentan el comercio equitable”.

Mickael – Francés, 23 años, estudiante/voluntario en Lima (Cumbre de los pueblos – Universidad Nacional de Ingenería)

(Foto: Paola Bon/ Julio Corcuera Portugal)“Es importante la integración de nuestros pueblos porque ayuda al entendimiento de los problemas sociales. En el Perú, muchas veces no se da importancia a los problemas sociales, y esta cumbre (alternativa) es un espacio que permite escuchar a los movimientos independientes.”

David, Peruano, 24 años, periodista – Lima

Por Paola Bon y Julio Corcuera Portugal, Lima