Daily duty o cuando los líderes van al baño 

Artículo publicado el 28 de Enero de 2015
Artículo publicado el 28 de Enero de 2015

En el baño todos somos iguales. Poco importa si eres el Dalai Lama o Mario Draghi. Cristina Guggeri lo sabe bien. Hace un año, esta artista italiana de la ciudad de Cagliari, se enamoró del Photoshop. En pocos días, los resultados de esta tumultuosa historia han dado la vuelta al mundo. 

Imagina a dos artistas delante de su taza de café o de un vaso de vino. Discuten e intercambian ideas hasta que uno de ellos pregunta: "¿Por qué no desnudamos a los personajes famosos? A lo mejor no 'desnudos' propiamente dicho". Continúa la conversación. "Tal vez podríamos ponerles en el mismo plano que nosotros, no frente a la ley pero por qué no en el váter". Así, de una simple discusión nace Daily Duty, un proyecto sobre nuestro "deber cotidiano".

"No es la primera la primera vez que trabajo con fotomontajes", explica Cristina Guggeri -Krydycomme como se la conoce en el mundillo- esta artista sarda se esconde tras las imágenes que han hecho reír a toda Italia y a otros países. "Hace unos años trabajé con imágenes de personajes célebres, siempre con un tono provocador". La obra de Cristina, pintora desde que nació, hace reír pero sobre todo da qué pensar. 

Se trata de un trabajo de fondo que Cristina supervisa detalle a detalle. "Para cambiar a cada personaje he buscado los gestos exactos porque quería reproducir lo más fielmente posible las expresiones de cada dirigente". Todo con una paciencia que, a juzgar por el ruido que han causado sus montajes, se ha visto recompensada. 

Reír y reflexionar

Aunque las imágenes se han vuelto virales después del drama de Charlie Hebdo, no tienen nada que ver con el asunto y no son una respuesta satírica al ataque del 7 de enero. Las ilustraciones -reunidas par Franco Corapi, el director artístico de la web AreaShoot World- se publicaron el 6 de enero durante la tranquila celebración de la Befana, una jornada que precede a la vuelta al trabajo después de las vacaciones de Navidad y durante la que una mujer volando sobre una escoba reparte caramelos y bombones a los niños italianos.  

Al preguntarle a Cristina por sus próximos proyectos, me responde que seguirá creando obras provocativas. "Quiero que mis creaciones hagan reír pero sobre todo reflexionar. En lo que concierne a los personajes políticos, mi objetivo era poner el foco sobre lo que debería ser su tarea real en lo cotidiano. Respecto a los líderes religiosos, la idea era más bien convertirles en personas más cercanas a nosotros. En dos palabras: más humanos". Cristina promete que reservará la misma suerte a la gente del mundo del espectáculo. No hay más que esperar. 

Naturalmente, cabe preguntarse si estas imágenes no han creado polémica, sobre todo por la inclusión de ciertos líderes religiosos. Cristina responde sin ni siquiera reflexionar: "No, las reacciones han sido positivas. Claro, algunos han hecho bromas, sobre todo por los líderes religiosos, pero las críticas se cuentan verdaderamente con los dedos de una mano". Una razón de más para seguir trabajando mientras busca provocar sanas carcajadas pero sobre todo sanas reflexiones.