Daniel Cohn-Bendit: "¿Y qué dice Barroso? ¡Nada!"

Artículo publicado el 5 de Junio de 2009
Artículo publicado el 5 de Junio de 2009
La campaña electoral de los Verdes europeos arranca. Inspirados por su 'Green New Deal', quieren transformar la industria, el hábitat y la agricultura tanto a corto como a largo plazo. Para Daniel Cohn-Bendit, no será una tarea fácil

“Prefiero ser un ‘viejo adolescente’ a un ‘viejo carroza’”, suelta Daniel Cohn-Bendit cuando le nombran a los detractores de 'Dany el Rojo' y los reproches que dedican también a su familia política, los Verdes europeos. El copresidente del partido europeo de los Verdes es el líder. Sin ninguna discusión, Daniel Cohn-Bendit levanta a la masa de militantes llegados de todo el continente para asistir al congreso ecologista, en marzo en Bruselas, para alzar el ancla de su navío, el 'Green', con vistas a abordar el barco del Parlamento Europeo en las elecciones del 7 de junio.

(PE)I beg you pardon”, se disculpa en inglés este alemán que salta de una a otra lengua en pleno discurso, “pero desgraciadamente no podré viajar a todos los países para hacer campaña a vuestro lado”. Tan solo se lo podrían reprochar en Francia, donde se presenta en cabeza de una de las dos listas de los Verdes en la región Isla de Francia. Porque deberá salir de Francia para visitar al menos una docena de países europeos para apoyar a sus correligionarios. “El programa de los Verdes se fundamenta en dos pilares”, reivindica Cohn-Bendit, “el inmediato, como por ejemplo nuestra prestación de existencia y de transformación para que aquellos que han perdido el empleo reciban formación para realizar otro oficio; y el de largo plazo, para que la cadena industrial sea ecológicamente compatible”.

¿A qué dificultades se ha enfrentado el grupo de los Verdes durante la legislatura que termina?

La gran coalición entre el Partido Socialista Europeo y el Partido Popular Europeo que bloquea el Parlamento Europeo. Acabamos de verlo en Estrasburgo. Hemos votado la resolución sobre el apoyo a la industria automóvil en Europa y no se incluía ninguna condición medioambiental. Las grandes fuerzas no piensan en el futuro.

¿Hay una alternativa a esta gran coalición PSE-PPE?

No lo sabemos. Antes, hace falta que la alternativa tenga un contenido y que Europa invierta en esta transformación ecológica. No se trata solo del automóvil. Todo el hábitat europeo debe transformarse de tal manera que se consuma menos energía. Finalmente, hay que invertir en la agricultura biocompatible. Si transformas la agricultura, también creas trabajo.

¿Cómo se lleva a cabo esta reconversión de la industria automóvil sin enviar a demasiada gente al paro?

Incluso antes de la crisis financiera se producían demasiados coches en Europa. La reconversión ecológica es el único medio de salvar los puestos de trabajo, pero es preciso que una parte de los asalariados del automóvil reciban formación para otro oficio, porque no se les mantendrá en el automóvil. Si dices eso, estás mintiendo a la gente.

¿Cree que el plan de Obama es un modelo positivo para la UE ?

Sobre todo cuando condiciona las ayudas a las industrias a que se hagan reformas…

¿Haría falta considerar un aumento del presupuesto europeo para poder dar a un plan los medios para llevarlo a cabo?

¡Por supuesto! Trabajamos con 27 Estados con un presupuesto para 15. Pero se necesita también un gran endeudamiento europeo para poner en marcha esta recuperación. Permitamos que el Banco Central Europeo y el Banco de Inversiones emitan bonos del tesoro europeo.

Usted ha influenciado a la Comisión durante su mandato para poner siempre por delante la lucha contra el cambio climático. ¿Por qué lanzar ahora la campaña 'Stop Barroso'?

Porque cuando la Comisión sacó el paquete climático con una propuesta para reducir las emisiones de CO2 de los coches, cinco horas más tarde, el comisario Verheugen dio una conferencia de prensa para decir que eso no se aplica a la industria automovilística alemana. ¿Y qué dice Barroso? Nada. Ése es el problema.

¿Prefiere un presidente de la Comisión con su agenda, como Delors, alguien que sepa imponerse?

Sí, bueno, era más fácil en tiempos de Delors. El problema es que Verheugen dice una cosa, McCreevy dice otra, ¿y qué dice Barroso? Nada. Esta Comisión es desreguladora, y en el momento en que esta desregulación se estrella, Barroso es incapaz de poner orden en su Comisión y de hacerla actuar como un colectivo.

Algunos militantes dicen que no hay que concentrarse en esta campaña anti-Barroso, sino sobre las propuestas socio-económicas. ¿Qué opina?

En un debate, si uno se concentra en los problemas socio-económicos, hay que plantearse quién va a llevar a cabo la política. Barroso es el representante de una política que rechazo. Una elección trata también de qué tipo de gobierno queremos.

¿Por qué no presentan los Verdes un candidato?

Pensamos que es la principal fuerza de la oposición la que debe presentar uno. Los socialistas podrían presentar a Poul Nyrup Rasmussen.

¿Ustedes le apoyarían?

¡Por supuesto!

¿Sería una alianza por un modelo de Europa distinto, por un plan de recuperación distinto?

¡Pero lo es también contra Barroso!

¿Qué cualidades debe tener el próximo presidente de la Comisión?

Saber decir que hace falta un proyecto social y ecológico europeo para salir de la crisis. Debe ser el capataz de este proyecto. Debe oponerse a los gobiernos, al Consejo, y buscar una alianza con una mayoría del Parlamento para esta transformación social y ecológica.

Hans Gert Pöttering, el presidente del Parlamento, quiere acelerar las sesiones de constitución del nuevo Parlamento para aprobar lo antes posible la nominación de Barroso: ¿usted va a intentar frenar este proceso?

Nosotros argumentaremos en contra y al mismo tiempo intentaremos movilizar una mayoría alternativa. Todo depende de las mayorías que se formen tras las elecciones. En la crisis de hoy, yo no veo que la derecha esté destacando en los sondeos.