Daniel Riot: “¡Esta puñetera Europa!”

Artículo publicado el 4 de Marzo de 2009
Artículo publicado el 4 de Marzo de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Él mismo se definía como un agitador. Acostumbrado a lo europeo desde que era pequeño, tiraba sus dardos a los políticos pero también a los periodistas e impone el debate europeo allí dónde no se espera. daniel Riot falleció el 28 de febrero. Cafebabel.com le rinde homenaje

Sentado en la mesa de la cafetería de los periodistas del Parlamento europeo, Daniel Riot habla de su Europa. La que vio agrandarse y la que le gustaría transmitir a las generaciones que vienen. Una Europa generosa, ligada a los derechos del hombre y al respeto entre los pueblos. "¡No soy un nacionalista de la Unión Europea!", suele repetir con gusto este antiguo periodista, eterno defensor de la causa europea.

Para comprender tanto afecto al viejo continente, hay que retroceder bastante en el tiempo: "Caí en la marmita europea (cual Obélix) muy rápido y de muy joven”, cuenta. “De pequeño, estuve obsesionado por una foto en negro y blanco, totalmente amarilleada, y dos medallas. Eran del bueno de mi padre, a quien jamás conocí porque murió en vísperas del armisticio de la Primera Guerra Mundial. Siempre me pregunté por qué este campesino del Franco-Condado fue a que lo mataran, como ocurrió con tantos otros a manos de campesinos alemanes al otro lado de la frontera".

Europa contra la guerra

Desde entonces, Europa nunca le abandona. Abierto a este caldo de cultivo a través del prisma de la guerra, Daniel Riot creció con la convicción que la construcción colectiva era fuente de paz: "poco a poco, me di cuenta que esta causa era la única que podía defender como ciudadano. La aventura más bella y política que un joven europeo pueda vivir. Jamás comprendí el concepto de fronteras".

Pero hasta con convicciones profundamente ancladas, hay que estar alerta: "la paz, es magnífica, pero no irreversible. Debe ser consolidada sin cesar", prosigue Daniel Riot, para el que Europa representa una garantía de preservar un ideal de paz. "La propia Europa nos impide hacer footing alrededor de nuestro ombligo y estar como el caracol en su concha". Y justamente, se trata de no limitarse a solo la Unión Europea: "hablo cada vez más de Euroesfera", describe Daniel Riot. "Es una Europa cultural, la Europa del Consejo de Europa primero, es la Europa de la Unión Mediterránea luego, que reposa en valores como los derechos del hombre y que utiliza la democracia como escala de valor y ya no solo como la elección de las élites".

Europa a través de los medios de comunicación

Daniel Riot siente poco interés por los medios de comunicación nacionales a la hora de tratar las cuestiones europeas. Con una pizca de nostalgia, se acuerda de los esfuerzos emprendidos para imponer Europa en el ámbito popular: "dirigí la redacción europea de France 3 durante diez años. Me peleé como un loco para europeizar más los programas y para instaurar verdaderas revistas europeas. ¡Hoy todo eso es la confirmación de un fracaso! En Francia, los periodistas ya no se forman sino se formatean. ¡Y Europa se excluye de este formateado!"

Antes de esto, había sido redactor jefe y editorialista para el principal periódico de la región, el Dernières nouvelles d’Alsace (Últimas noticias de Alsacia), siempre con esta voluntad de dotar de una dimensión internacional la información: "Creé en 1970 una página sobre Europa en el periódico. Cada día, recibíamos noticias de nuestros corresponsales en todas las ciudades de Europa, para saber lo que pasaba en casa de nuestros vecinos. ¡Europa no es solo Bruselas!"

Un toque de atención a los políticos

En este clima popular un tanto frío, los políticos son los primeros culpables: "son los Estados y los responsables políticos quienes desde el principio desconfían de Europa porque invade su poder. Lo que hacen bien con Europa les es gracias a ellos, y lo que no pueden hacer, es a causa de Europa", apostilla Daniel Riot. Europa sirve demasiado a menudo de chivo expiatorio: "¡cuando se habla del presupuesto colectivo y se considera que es una carga mientras que realmente es una inversión, es escandaloso! ¡Cuando se confunde Europa y Unión Europea sin interrupción, es escandaloso! ¡y cuando se habla de eurócratas mientras que hay menos funcionarios europeos que funcionarios en una ciudad como París o Lyon, eso ya es increible!".

Para Daniel Riot, hay en el mundo político francés una verdadera "incompetencia política", la cual se explica dentro de las elecciones municipales francesas, en el mes de marzo pasado. Había un número demasiado grande de "candidatos a las elecciones municipales que no razonaban en una dimensión europea", observa. Porque permite la comparación y el intercambio de buenas prácticas: "la apertura europea es indispensable".

Una jubilación en Internet

Daniel Riot todavía tiene cosas que decir, y no va a privarse de a eso. Después de haber recorrido el viejo continente hasta en sus más pequeñas esquinas, el joven jubilado quiere continuar hablando de Europa. "Tan pronto como vi que los blogs florecían en Internet, creé el mío". Con Relatio saltó al mundillo de la blogosfera en 2004. ¡El nombre del blog, sacado de un periódico publicado en 1605 en Estrasburgo, “treinta años antes de la Gaceta de Renaudot”, pretende ser un guiño histórico. La primera versión de Relatio era un periódico creado por Johann Carolus, impresor en la capital alsaciana. Recibía noticias de Londres, de Italia, de Alemania y escribía "un verdadero periódico europeo".

Su objetivo: constituir un "verdadero instrumento de información" único que debe "paliar las carencias de una prensa en crisis. La euroesfera en Internet es una complementariedad". Con Relatio "el fin es hacer un verdadero periódico en línea con un lado de noticias sobre en la web y un máximo de informaciones sobre Europa en general, y ni siquiera la Unión Europea, incluyendo análisis más detenidos. Se trata de una gestión activa. Me gustaría perpetuar el periodismo creativo con un tono personal que quiero guardar. "Trans-político, trans-generacional y trans-disciplinario… Relatio o "más leña a esta gran hoguera de la información europea".