David Bowie: Todo lo que hay que saber sobre Ziggy

Artículo publicado el 10 de Enero de 2013
Artículo publicado el 10 de Enero de 2013

Hoy es 8 de enero de 2013. Esta mañana hemos recibido una gran noticia: David Bowie está vivo. Para celebrar su 66 cumpleaños, acaba de lanzar en Internet un single titulado Where are we now?, al que seguirá un nuevo álbum en marzo. Pero Bowie tiene razón, ¿dónde nos encontramos si hablamos de este ídolo?

Lo mínimo que se puede decir es que David Bowie ha sido discreto en los últimos diez años. Raramente ha aparecido en público y en repetidas ocasiones han circulado rumores alarmantes sobre su estado de salud. Algunos bromistas nos han hecho creer incluso que había muerto. Claramente, nada de esto era cierto. 

Sin embargo, una vez pasado el entusiasmo por el anuncio de esta nueva canción y el alivio tras comprobar que Bowie sigue vivo, aparece una inquietud. ¿Cómo es el single? Los últimos álbumes, como el flojo Reality, han decepcionado a muchos fans. Como ocurre con la mayoría de estrellas pop que cumplen años, existe un riesgo real de caer en lo fácil, incluso en la auto-parodia (hola Mick, hola Paul). ¿Es posible que una retirada digna y tranquila, como Bowie parecía haber elegido, sea la mejor solución? Qué angustia.

Después de escucharla, parece que los años no hayan pasado por Bowie. Where Are We Now? es una balada retro-futurista que evoca el periodo berlinés del autor, que nos hace viajar a las calles de la capital alemana a través de las palabras y las imágenes. Aunque la melancolía está muy presente, no se adueña de la canción. No se trata de una mezcla recalentada de los elementos que llevaron a Bowie a la fama en el pasado, sino de una canción decididamente contemporánea.

Eso es lo que constituye el genio de Bowie. Un gran talento musical, por supuesto, pero también una gran agudeza en cuanto a lo que le rodea, unida a una capacidad de absorción fuera de lo común. La forma en la que se ha lanzado Where Are We Now? nos lo vuelve a demostrar: El uso de medios de comunicación modernos, la ausencia del showbusiness a la antigua... Todo son muestras del olfato y la inteligencia que han hecho que David Bowie sea el ídolo que conocemos.

¿Bowie? ¿Ziggy? Las múltiples personalidades del artista

David Bowie es el nombre artístico que eligió David Robert Jones, nacido en Brixton en 1947. Después de los típicos comienzos de todo joven artista londinense de los 60, lanzó su primer álbum en solitario, con el sobrio título David Bowie, en 1967. El álbum pasó desapercibido y el mismo Bowie ha confesado no estar muy orgulloso de él. Dos años más tarde, el 11 de julio de 1969, cinco días antes del lanzamiento del Apollo 11, se publicó el single Space Oddity, que fue seguido de un álbum con el mismo nombre. El single entró en el Top 5 británico.

¿el genio de Bowie ? Un gran talento musical y una gran agudeza en cuanto a lo que le rodea

The Man Who Sold the World vio la luz en 1970. En él su lado rock está bastante presente y se distancia del sonido folk y la guitarra acústica de Space Oddity. Con este álbum, Bowie empieza a explotar su imagen andrógina. Le da brillo a su cabellera tornasolada, compra un lote de vestidos para hombre concebidos por el creador londinense Mr Fish y posa vestido con uno de ellos para la portada del álbum. Su pose lasciva y su escote provocador fueron tachados de escándalo, hasta tal punto que en Estados Unidos la casa Mercury sustituyó la portada por un dibujo. Sin embargo, la apuesta surtió efecto para el artista. Consiguió aliar en esta carátula su gusto por el escándalo y los tabús sexuales con una estrategia comercial brillante, surcando los mares del movimiento Gay Lib. En definitiva, hizo que se hablara de él y estaba encantado.

A partir de ese momento se desarrolló el gusto de Bowie por los disfraces y el teatro. A lo largo de la gira estadounidense tras el lanzamiento de The Man Who Sold The World, creó un personaje extraterreste andrógino que representó al ídolo pop definitivo: Ziggy Stardust, su encarnación más conocida, que apareció en 1972 con el excelente álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, un álbum conceptual que evoca un futuro decadente y apocalíptico. Tras una década de trabajo para crear la fórmula perfecta, el misterioso extraterrestre Bowie/Stardust encontró su voz y se convirtió en un icono del siglo XX. Ese año cambió la historia del pop y Bowie creó más encarnaciones, como Aladdin Sane y el Thin White Duke. Este último representa el giro hacia el soul y el funk que tomó Bowie tras mudarse a Los Angeles en 1974.

Bowie, année 1976.La fama creciente de David Bowie estuvo acompañada por un consumo, también creciente, de drogas de todo tipo. Se instaló en Berlín en 1976, donde compartió piso con Iggy Pop, ideal para llevar una vida sana y equilibrada... Los primeros álbumes de Bowie en Berlín se conocen como la Trilogía de Berlín (Low, Heroes y Lodger).

En los años 80, Bowie se convirtió en una súperestrella. Colaboró con Queen, Mick Jagger y Tina Turner, participó en Live Aid (un doble concierto histórico por cuestiones humanitarias) y consiguió papeles en el cine. Más tarde, a partir de los años 90, ralentizó el ritmo. Sus álbumes eran más escasos y experimentales. En 2003, una crisis cardíaca acabo de forma prematura con la gira mundial que seguía al álbum Reality. Después, silencio. Hasta esta mañana de enero de 2013.

Fotos :  (cc) boyskeleton/flickr Texto : Portada @courtoisie de la web amazon.com,  Thin White Duke : gifake/flickr  ; Videos : Where Are We Know? (cc) DavidBowieVEVO/YouTube ; Space Oddity (cc) cutelisha/YouTube