David Cameron quiere matar el 'Multikulti'

Artículo publicado el 8 de Febrero de 2011
Artículo publicado el 8 de Febrero de 2011
El primer ministro británico, David Cameron, afirma que el multiculturalismo en su país ha fracasado. Llama a abandonar la "tolerancia pasiva" para poner freno al radicalismo, un discurso ya adoptado hace tres meses por Angela Merkel y que muchos consideran una maniobra para conquistar votantes ultraderechistas. A favor o en contra, así se han despertado hoy los medios europeos.

Financial Times, Reino Unido: Un paso loable pero difícil de concretar

El primer ministro británico, David Cameron, ha arremetido contra la política que apuesta por el multiculturalismo, ya que considera que puede dar cabida al extremismo. El periódico liberal conservador Financial Times aprueba sus palabras con cautela: "Identificar el problema resulta más sencillo que encontrar una solución. (...) El enfoque británico de dejar hacer respecto a la integración ha tratado de preservar las identidades extranjeras dentro de un mosaico de comunidades. El modelo republicano de Francia, por el contrario, hace pasar a los inmigrantes a través del sistema educativo con la esperanza de crear ciudadanos franceses modelo. Ninguno de los dos enfoques funciona por completo; tanto Reino Unido como Francia han experimentado violentas explosiones de odio desde dentro. El primer ministro quiere hacer 'imposible' que los extremistas tengan éxito. Ese objetivo es en si mismo imposible, pero su propósito es loable. Debemos ser intolerantes no sólo con el extremismo, sino también con la apatía respecto a él. El discurso de Cameron es una llamada a la reflexión, y a la acción." Artículo del 08/02/2011

El País, España: Cameron recurre al populismo para tapar puntos débiles

Según el diario liberal de izquierda El País, mezclar el concepto de multiculturalismo con la lucha contra el terrorismo, como ha hecho el primer ministro británico, David Cameron, supone un peligroso sinsentido: "La necesidad de reforzar la vigilancia en barrios como el de Luton nada tiene que ver con la aceptación o el rechazo del multiculturalismo, un concepto académico que está de más en el debate político; tiene que ver, sencillamente, con la eficacia en la persecución y el desmantelamiento de las redes terroristas, una responsabilidad en materia de seguridad de la que debe rendir cuentas cualquier Ejecutivo, incluido el de Cameron. Trasladar esa rendición de cuentas al terreno de los conceptos quizá sirva para escamotear la responsabilidad política concreta, pero al precio de legitimar el discurso de la ultraderecha. Con esta maniobra, Cameron, como en su día Merkel y también otros dirigentes europeos, se condenan a competir en un terreno donde tienen poco que ganar y mucho que perder." Artículo del 08/02/2011

De Standaard, Bélgica: Una ofensa directa contra la diversidad cultural

Con su discurso sobre el fracaso de la sociedad multicultural, el primer ministro británico, David Cameron, sigue los pasos de la canciller federal alemana, Angela Merkel. Desde el periódico De Standaard, el experto en Estudios Culturales Rik Pinxten tacha esa postura de poco política: "La mayoría de los inmigrantes se sentirá ofendida con los comentarios de Merkel y Cameron, y con razón. Pues están buscando otro equilibrio entre su particularidad religiosa y cultural y el contexto occidental en el que viven y en el que quieren dar un futuro a sus hijos. Sería decente que las cúpulas de unos países tan heterogéneos como Reino Unido y Alemania aprendieran a hablar en nombre de toda la población que representan. (...) Pero sus discursos dan prueba de una mentalidad 'culturalista' estrecha ('mi cultura' vs. 'multicultura') al meter a todas las personas de otro origen en el saco de la minoría de frustrados y musulmanes recalcitrantes que defienden ciegamente y para siempre su identidad eternamente anquilosada y tradicional." Artículo del 08/02/2011

Contributors.ro, Rumanía: Los políticos europeos toman el camino valiente y necesario

El diagnóstico negativo sobre el multiculturalismo del primer ministro británico, David Cameron, llega como respuesta a los temores de algunos votantes; así opina Petru Clej en su blog de contributors.ro: "Reino Unido posee (...) una política extremadamente liberal respecto a las minorías etno-religiosas. Existen escuelas para musulmanes financiadas con fondos estatales y es habitual ver velos islámicos en las instituciones públicas. Tres meses después de que la canciller alemana, Angela Merkel, tomara una postura similar al declarar que los inmigrantes tenían que aprender la lengua alemana y dar por fracasado el enfoque multicultural, ahora le sigue Cameron. Eso muestra que los políticos de Europa occidental empiezan a reaccionar a señales de los electores que en muchos países se ven atraídos por la extrema derecha. Cameron y Merkel, dos políticos del espectro de centroderecha, dan a las preocupaciones una voz que cada vez comparten más ciudadanos europeos." Artículo del 08/02/2011

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Fotos: (cc)lechampiondumonde.com/flickr