David Herman Düne y Vandaveer: Folk Transatlántico

Artículo publicado el 13 de Julio de 2009
Artículo publicado el 13 de Julio de 2009
Uno es americano y se curte gastando suela por Europa. El otro es franco-sueco y ha sabido exportar su ‘antifolk’ al continente americano, allá donde se gestaron las primeras notas de genios como Dylan. Entrevista con dos compositores transatlánticos

Vive en Washington pero ha conseguido que se hable de él en París o Bruselas. Desde la publicación de su primer álbum Grace&Speed en 2007, Mark Charles Heidinger, alias Vandaveer, es comparado a menudo con algunos de sus ilustres conciudadanos, a nombres de la talla de Bob Dylan o Leonard Cohen. Genios de la pluma que David-Ivar Herman Dune, el líder del grupo franco-sueco Herman Dune, ha escuchado desde que tiene memoria en su vieja Europa. Industria del disco, inspiraciones, encuentros… ¿Qué cambia de un continente a otro? ¿El espíritu del folk o el peso de la cartera?

David Herman Dune: "La escena anti-folk americana nos ha inspirado muchísimo"

¿Cómo ha tomado la trayectoria de Herman Dune un giro americano? ¿Cómo ha enganchado a ese nuevo público?

Siempre me han gustado los Estados Unidos, gran parte de mi familia vivía allí cuando era niño y visitarlos era una aventura apasionante para mí. Antes de conocer bien el país ya soñaba con los paisajes que podían acompañar las canciones de Bob Dylan, Chuck Berry, Harry Belafonte, Ray Charles, Fats Domino, The Coasters o Leonard Cohen. Después, hacia el 2000, descubrí Brooklyn y Nueva York. Descubrí una lengua, una ciudad, paisajes… que ya no quise dejar nunca. Entrar en contacto con los artistas-amigos neoyorquinos enriqueció mi escritura y rendimiento y la escena conocida como ‘Anti Folk’ fue la primera a la que Herman Dune se vinculó verdaderamente, y con ella colaboramos desde 2002.

La tradición folk-rock está esencialmente enraizada en los Estados Unidos, ¿cómo estar a la altura siendo francés?

(hermandune.com)Es una pregunta que me hacía antes de tocar regularmente en los Estados Unidos. ¿Cómo aportar algo a personas que conocen tan bien a Bob Dylan? Era impresionante. Pero a medida que tocaba, a medida que hacía giras descubrí un público abierto, con tal sed de canciones nuevas, de nuevos estribillos y nuevas rimas que ¡fue mucho más fácil de lo que pensaba! En serio, fue en las giras por los Estados Unidos donde las preguntas sobre mis orígenes, mi pasaporte o mi dirección salieron menos a relucir. Pienso que en un país de inmigración como este, la gente está acostumbrada a preocuparse más por el talento y el trabajo que por el origen... Mi amistad y las colaboraciones con Jeffey Lewis, Kimya Dawson, Little Wings (Kile Field), Toody Goodshank y muchos otros no han hecho más que enriquecerme a lo largo de mis viajes y mis álbums.

¿Es más fácil producir un disco u organizar una gira en Europa que en Estados Unidos?

Es difícil contestar… En Europa, la cultura ocupa un puesto de honor para las instituciones, y las infraestructuras para las giras son de una comodidad incomparable a la de los Estados Unidos. Tuvimos la oportunidad de hacer giras en condiciones magníficas, en buenas salas y con buen sonido antes de ser un grupo económicamente «rentable». Gracias a las ayudas de todo tipo de las que gozan las salas de conciertos en Europa, tuvimos alas para realizarnos artísticamente.

Del mismo modo, los sellos europeos tienen la costumbre de tratar a los artistas con mucho respeto y deferencia, y también con un mínimo de obligaciones económicas sobre el artista. Es muy agradable no sentir la presión de las ventas del disco en todo momento… Al mismo tiempo, la emulación artística, el número de artistas por metro cuadrado de nuestro mismo estilo en Estados Unidos no tiene comparación. Hemos colaborado sobre todo con artistas americanos y los músicos en nuestros discos son a menudo americanos. La receptividad del público hacia nuestras letras y los detalles que nos gustan en nuestras canciones es extraordinaria en los Estados Unidos, es muy gratificante… Hemos tenido mucha suerte, en nuestros discos y conciertos, mucha felicidad tanto en Europa como en Estados Unidos… Es difícil decir cuál de los dos continentes nos ha tratado mejor.

El último álbum de Herman Dune salió a la venta en octubre de 2008: Next year in Zion (Sello : EMI)

Vandaveer : "Es más fácil hacer giras en Europa con un presupuesto pequeño"

No es europeo pero es en Europa dónde su carrera se ha enraízado, ¿cómo lo explica?

(Vandaveer.net)Con un par de amigos, organicé una gira de tres semanas en el otoño de 2007. Pasamos por Gran Bretaña, Francia, Países Bajos y Alemania. Apostamos por la generosidad de los amigos. Algunos, amigos de amigos en París, tienen el sello Alter K Record. Se entusiasmaron enormemente con mi primer disco. Su entusiasmo, evidentemente, me encantó. Conectamos súper bien. Desde entonces, volvemos más o menos cada seis meses y las cosas van viento en popa.

¿Ha vivido en Europa?

Es posible que lo haga un día de estos. Actualmente, considero que Washington es mi hogar, pero me crié en el gran estado de Kentucky. Vivo en Washington DC desde hace casi cinco años. No es Londres ni París pero es un lugar súper divertido para vivir.

Ha hecho una gira por Bélgica y Gran Bretaña ¿cómo fue?

(Vandaveer.com)Parece que se está generalizando una necesidad común por la música americana en Europa. Aquí en el viejo continente la gente me parece un poco más curiosa. El ritmo de vida europeo es más lento, lo que permite disfrutar más de la vida. En Estados Unidos, es un poco como una carrera contrarreloj para triunfar, en la que cada uno quiere ganar sin importar los medios. Hasta ahora, Francia es la que mejor nos ha acogido. También conocemos muchas 'almas caritativas' en el Reino Unido.

¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?

No importa el entorno o el país, la inspiración es la misma. La capacidad de dejarse inspirar viene del interior; permitirse (o no) ver las cosas cotidianas con un espíritu abierto. Cuanto más tiempo te tomas para vivir en lugar de intentar dirigir tu vida, más inspirado estarás en general. Es una lucha constante dado que no se puede ralentizar el ritmo de las cosas: el tic-tac del reloj no para, el tiempo es lineal…

¿Es difícil vivir del oficio de cantante de Folk en Estados Unidos?

Depende de tu definición de ‘vivir’; para algunos, significa mucho, para otros, no tanto. El mercado europeo me parece más accesible, pero en Estados Unidos las cosas también progresan. Lo que es indiscutible es que en Europa es más fácil hacer una gira con un presupuesto pequeño porque hay una buena red de ferrocarril. América es tan grande que necesitas días para desplazarte. Y esto significa, en la mayoría de los casos, conducir muchísimo. Allí, cuando llegas a la próxima ciudad tienes un sentimiento de victoria, pero puede cansar a la larga. Es la vida que hemos elegido. Así es la vida ¿no?

El segundo álbum de Vandaveer, Divide & Conquer, ha salido en Francia, Bélgica y Suiza en marzo de 2009 – AlterK/Discograph