Déclic Tour: el camino hacia el emprendimiento social

Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La asociación Déclic en Perspectives, que apoya a los jóvenes en sus proyectos de creación de empresa social, organiza una ruta por la Bélgica francófona con treinta futuros emprendedores sociales durante el verano de 2016. Hemos hablado con Victoria Miller, que pertenece a la asociación y que nos ha presentado el recorrido de la ruta.

"En Déclic en Perspectives tenemos como objetivo ayudar a los jóvenes a identificar sus proyectos de creación de empresas sociales para así darles un empujoncito y que pasen a la acción". Así es como Victoria comienza presentándonos esta asociación sin ánimos de lucro. Partiendo del hecho de que muchos jóvenes querrían cambiar las cosas a su alrededor convirtiéndose en emprendedores sociales pero que hay muy pocos que pasan realmente a la acción, dos jóvenes voluntarios se lanzaron a finales de 2015 en la creación de Déclic en Perspectives. Actualmente, la asociación cuenta con nueve miembros voluntarios.

Déclic se inspiró en el proyecto francés "Tickets for change" y su originalidad no reside tanto en el hecho de querer venir a ayudar a futuros actores de empresas sociales, sino más bien en la forma que toma este apoyo, a saber, un proyecto para unir a los actores de la economía social durante varios días. 

Jóvenes de 18 a 30 años a la búsqueda de un cambio

Pero, ¿en qué consiste exactamente la Ruta Déclic? Sacando provecho de la experiencia de cada uno de sus voluntarios, la asociación organiza del 26 de agosto al 2 de septiembre la primera edición de un viaje a través de la Bélgica francófona con 30 jóvenes de entre 18 y 30 años, todos con ganas de dedicarse con esmero a la economía social. 

En cuanto al término de "economía social", Victoria nos explica que la asociación utiliza una definición bastante amplia: "el hecho de no tener como objetivo principal ganar dinero y que la empresa responda a una necesidad social".

No se parte del hecho de que los jóvenes que relizan en esta ruta tengan ya un proyecto bien establecido. Tal y como lo presenta la asociación en un comunicado de prensa, "el participante ideal no se encuentra ni en la fase de simple curiosidad ni en la fase donde su proyecto esté bien definido o se pueda poner en práctica para su desarrollo. Los participantes de Déclic Tour serán por tanto jóvenes apasionados que desean cambiar las cosas a su alrededor pero que aún no se han atrevido a lanzarse". 

Encuentro con emprendedores sociales sobre el terreno

Durante este viaje de 8 días, que llevará a los participantes a Bruselas, Lieja, un pueblo de la región de Valonia y Charleroi, y volviendo de nuevo a Bruselas, tendrán la oportunidad de conocer a profesionales ya comprometidos con la economía social y bien introducidos en el sector. Evidentemente, serán emprendedores sociales con los que la asociación ya ha establecido contacto. Pero los futuros emprendedores podrán también dialogar con otras asociaciones y diferentes actores, públicos o privados, lo que les permitirá tener una visión global de la economía social. 

Durante la ruta habrá tres monitores que animarán los talleres en grupo, acompañarán a los jóvenes en la identificación de su propio potencial y su proyecto, y que serán el puente que una a los jóvenes y los diferentes actores de terreno.           

En cuanto al programa, Victoria nos afirma que "habrá tres fases: una fase de inspiración, otra de introspección y la útima de puesta en acción. La primera fase será la consecuencia directa del encuentro con los diferentes actores. La segunda servirá a los participantes a identificar sus fortalezas y debilidades para crear un posible proyecto. Y con la última fase se pretenderá que tengan una idea concreta de sus proyectos. Realmente es el objetivo de la ruta".

Al terminar la ruta, "la idea de empresa social debe ser bien precisa". Después, los emprendedores podrán ser acompañados en la logística y la gestión por infraestructuras especializadas.

Un proyecto de seis meses

La participación en el proyecto no se queda solo en la ruta por la Bélgica francófona durante ocho días. Puesto que el objetivo es establecer un proyecto concreto y bien definido, el viaje está precedido de un día de preparación y, tras la ruta, se organizarán diferentes encuentros para apoyar aún más a los jóvenes emprendedores. 

Así, la experiencia Déclic Tour se desarrolla durante un total de seis meses hasta finales de 2016  

Todo joven que viva en Valonia o en la región de Bruselas-Capital y que esté interesado en formar parte del proyecto Déclic Tour, debe enviar su candidatura antes del 3 de junio en la página web de la asociación Déclic en Perspectives. Después, treinta jóvenes serán seleccionados y tendrán la posibilidad de realizar esta aventura a través de la Bélgica francófona.