Demasiada gente vive de la complicación

Artículo publicado el 10 de Diciembre de 2012
Artículo publicado el 10 de Diciembre de 2012
“Demasiada gente vive de la complicación”, éste es uno de los tantos titulares que lanzó el doctor en economía José María O’kean durante la conferencia Emprender en tiempos de crisis que inauguró el pasado 3 de diciembre en Sevilla, a propósito de El Día de la persona Emprendedora.

La productividad y la competitividad, frente a la ineficiencia burocrática, fueron algunos de los consejos maestros que compartió con más de 3.000 entusiastas emprendedores. La coyuntura es única; con respecto al año 2011, solo en el sur de España se ha creado un 18’2% más de sociedades mercantiles, generando más de 10.000 empleos, un momento ideal para mimar y asesorar al emprendedor.

Un problema en productividad

“España es el único país en el mundo cuyo valor por hora ha sido negativo”, explica O’kean. Despidos caros, Eres, los costes laborales superiores a los países con los que competimos. ¿Cómo romper esta desidia laboral y empresarial? El sevillano economista propone una serie de puntos a tener en cuenta porque “emprender es posible y es una actitud”: El empresario es aquel que convierte la incertidumbre en riesgo en plena revolución tecnológica, necesita una financiación estable generando continuamente Networking, el marco institucional debe contribuir a que los costes de transacción sean mínimos, algo que hasta ahora es irrisorio, y, lo más importante, es imposible tener éxito en el mundo empresarial si no se tiene una estrategia competitiva estudiada al detalle.

okean1.jpg “Los viejos recursos de devaluación de la moneda, la inflación o los costes ya no sirven, debemos centrarnos en la productividad añadiendo valor a las horas de trabajo y repercutiendo los beneficios a los trabajadores, sólo así, el incentivo será tal para todos, que seremos competitivos”, Sostiene con ahinco José María O´kean.

La solución en competitividad

El hombre de los años 70 creía ciegamente en el progreso pero éste, al caer en el desarrollo, en algunos casos, inhumano, hizo que el postmodernismo se caracterice hoy por un individualismo atroz en las sociedades occidentales. “Solo quien sea capaz de entender esto, más allá del hard y llegue al Soft de sus productos o servicios aportará valor a su propuesta y será competitivo”. Apuestas por internet, bancos de libros a un click, educación a medida, avatares virtuales o búsquedas rápidas y universales en google, son algunos ejemplos de “software y talento”, de atención a las sensaciones como antídoto y modelo de negocio ante la crisis.

okean.jpg El concepto de competitividad aún no está integrado al 100% en el tejido empresarial español que, hasta hace muy poco, solo en el sector de la construcción contribuía en un 20% al PIB. Sin embargo, “España no es Grecia” subraya O’kean. "Por primera vez en lo que va de crisis financiera, la balanza de cuenta corriente es positiva. La crisis ha quitado todo lo barroco, ha hecho mucho filtro y en septiembre volvió a entrar capital a España. Las previsiones, también se equivocan”.

La User Experience, la empatía con el cliente, la unicidad como carta de presentación, el individualismo, o la sostenibilidad marcarán las pautas del éxito empresarial generando valor añadido (Creating-Shared-Value).

Clara Fajardo

Fotos: Elena Urbina