Democracia virtual en Madrid: ¿Participación ciudadana en la red?

Artículo publicado el 13 de Diciembre de 2015
Artículo publicado el 13 de Diciembre de 2015

Las elecciones municipales en España marcaron un antes y un después en cuanto al Gobierno de la capital. El partido Ahora Madrid irrumpió con fuerza y obtuvo un tercio de la representación munipical y la alcaldía de la ciudad. Para fomentar la participación ciudadana en las medidas del Gobierno de Madrid, se ha creado una nueva plataforma llamada "Decide Madrid". Pero ¿ha servido de algo?

Mi viaje a España comienza desde la otra punta de Europa, en Estocolmo, donde conocí a un estudiante de intercambio de Madrid. Pablo Villa, de 22 años, se considera un ciudadano activo: "La política me ha interesado desde que he tenido edad para votar", me comentó. Comenzó a participar en la plataforma Decide Madrid sin dudarlo y votó acerca de varias propuestas, a pesar de que ya se había comprado los billetes de avión para irse a Suecia.     

"Uno de los problemas que tenemos es la alta contaminación de la ciudad", explica Pablo. "Algunas de las propuestas que —miembros de la plataforma— están proponiendo tienen como objetivo hacer de Madrid una ciudad más limpia; por ejemplo, mediante la instalación de placas solares en los edificios para una mayor sostenibilidad o la plantación de más árboles para mejorar la calidad del aire. Y ahora han dotado a los autobuses públicos de un sistema para saber cuánto contaminan".  

Las crecientes preocupaciones de Pablo sobre los problemas medioambientales representan el ambiente más que evidente que percibo nada más llegar a Madrid. Enseguida veo camiones cisterna limpiando el polvo de las calles. Esto ocurre a diario. 

Manifestarse por la democracia

Entrevisto a Pablo Soto Bravo, de 36 años y fundador de la plataforma Decide Madrid en la Plaza de la Villa, un lugar lleno de turistas que se hacen fotos delante del antiguo ayuntamiento de Madrid. Está justo en el centro de la ciudad, a tan solo unas cuantas manzanas de la Puerta del Sol. Allí, el 15 de mayo de 2011, hace más de cuatro años, fue donde comenzaron las históricas manifestaciones contra la austeridad del movimiento 15-M. Con orgullo y una gran sonrisa, Pablo nos cuenta lo revolucionario que fue aquel momento.   

"En España, había mucha gente que estaba perdiendo sus puestos de trabajo, se estaban llevado a cabo recortes durísimos en educación y sanidad", explica. "Miles de personas perdían sus casas. Un millón de jóvenes se había marchado del país porque no tenían ninguna oportunidad de trabajar en España. Sin embargo, durante las manifestaciones, la gente no pedía un hogar, un trabajo o una sanidad pública de calidad. Protestaban por una democracia real". 

Democracia 2.0

La plataforma virtual Decide Madrid se ha convertido en una herramienta para implantar lo que Pablo denomina "democracia real". Comenta mientras sonríe que cerca del 90% de las propuestas que se hacen en la plataforma reflejan los cambios que la gente quiere para su ciudad.   

"El hecho de que la gente ya se esté dando cuenta de lo que se puede hacer a través de esta herramienta es una buena señal", asegura. Gracias a la plataforma, temas como la sostenibilidad, el transporte público o las corridas de toros son ahora las propuestas más debatidas en Madrid: "Antes no existía la posibilidad de debatir sobre estas cosas. No se trataban como temas específicos. Gracias a plataformas de este tipo, ahora es posible".

Crear debates, presentar propuestas, aportar sugerencias o votar por tus preferencias:  Estas son las principales actividades de la plataforma. "Es necesario vivir en Madrid para poder apoyar una propuesta mediante tu voto", especifica Pablo. "No obstante, esto no es necesario para presentar una propuesta, ya que queremos las mejores ideas, independientemente de donde vengan".

¿Y quiénes son los usuarios de la plataforma? "Estamos intentado que los estudiantes se involucren y, para ello, estamos enviando voluntarios a las universidades. Estos voluntarios también van casas de personas mayores para informar de las medidas del nuevo gobierno". Asimismo, los principales representantes del Ayuntamiento también tienen sus propias cuentas en la plataforma, debido a las oportunidades que proporciona para interactuar con los ciudadanos. Pero Pablo quiere que estén aún más activos.  

Hace más de dos meses desde que se creó Decide Madrid y, durante ese tiempo, se han registrado alrededor de 2.500 debates y cerca de 4.000 propuestas. Hasta ahora, ninguna ha alcanzado un nivel de apoyo lo suficientemente alto, establecido en el 2% de la población de Madrid (53.000 personas de 3,3 millones de habitantes). Si se logra superar esta cifra, el ayuntamiento tiene que considerar dicha iniciativa. Las propuestas tienen un plazo de un año para obtener el número de votos que se requiere para que puedan ser estudiadas. A pesar de esta formalidad, Pablo asegura que las iniciativas cada vez son más visibles. El Ayuntamiento ya está estudiando varias de estas propuestas.  

"Tiene que haber conflicto" 

No todos los académicos consideran que la aparición de Decide Madrid constituya un momento revolucionario en la política. "No estoy segura de que esta plataforma esté cambiando o reformando las cosas", explica Rosa Maria de la Fuente Fernández, de 43 años y profesora de Políticas Urbanas de la Universidad Complutense, además de participar en un proyecto de investigación sobre los gobiernos municipales de Madrid, así como de otras ciudades de España y del Reino Unido. "Esto se debe a que solo actúa como espacio, como una ventana abierta a través de la que los ciudadanos pueden hacer preguntas y expresar sus propias opiniones, sentimientos o preocupaciones. Ya hubo plataformas virtuales similares en el pasado, aunque aquellas no eran interactivas, claro".

Según Rosa, el mayor fallo que tiene Decide Madrid es la dificultad para que una iniciativa logre un 2% de apoyo, ya que la mayoría de las propuestas se centran en problemas locales y no en problemas generales de la ciudad. "Si quieres presentar una iniciativa sobre tu propio barrio o distrito, solo conseguirás apoyo del conjunto de la ciudad si los partidos políticos y las iniciativas sociales te ayudan", asegura.    

Por otra parte, Rosa también destaca que Decide Madrid sigue teniendo un impacto en la sociedad, ya que fortalece la movilización de las organizaciones. "Creo que esta plataforma es importante para cambiar la mentalidad de las personas", prosigue. "Pero la gente se pregunta '¿qué puedo hacer?'. Ahora se pueden debatir propuestas locales en las juntas de distrito y eso es importante".  

Desde el punto de vista de Rosa, los ciudadanos pueden influir, aunque sea poco, en la agenda política, a través de esta plataforma. Sería más útil que el gobierno municipal invitase a gente al Ayuntamiento para que pudiesen discutir sobre estos temas, mientras el pleno también los debate. "Sin embargo, sería muy decepcionante que, aunque la gente participase, no hubiese conflicto", defiende Rosa. "Algunos movimientos sociales piensan que si la gente se acerca al Gobierno, no será capaz de presionar. En este tipo de situaciones tiene que haber conflicto".  

Al volver a las calles de Madrid, comienza una manifestación. Cientos de estudiantes, trabajadores de la sanidad y miembros de la unión de comercio protestan pidiendo "pan, trabajo, un techo y dignidad". Quizás algún día la -todavía por descubrir- plataforma Decide Madrid se convierta en una red nacional a través de la cual los ciudadanos sean capaces de expresar su punto de vista sobre un país que está cambiando. Aunque, por ahora, este no es el caso. Sin embargo, para algunos de los estudiantes, como Alexandra, de 16 años, manifestaciones como esta son la única forma de expresar su opinión, independientemente del tema del que se trate. 

-

Este artículo forma parte de la serie de reportajes EUtoo 2015, un proyecto financiado por la Comisión Europea, que trata de describir el grado de desilusión de los jóvenes europeos. 

Report: Vaida Ražaitytė

Photography: Hannes Jung