Derechos de retransmisión de fútbol: ¿Europa 1 - Premier League 0?

Artículo publicado el 9 de Febrero de 2011
Artículo publicado el 9 de Febrero de 2011
¡Propietaria británica usa un satélite griego para ver un partido!, grita el titular. Una mujer británica es condenada por usar un canal europeo barato para que sus clientes pudiesen ver el fútbol. Ahora el Tribunal de Justicia de la Unión Europea está “al tanto”. Lee la historia con expresiones futboleras.

El saque inicial tuvo lugar en 2008, cuando demandaron a una propietaria de Portsmouth por retransmitir un partido de la premier league en su pub. Jugaba fuera de casa al utilizar un decodificador vía satélite griego, Nova, en lugar de pagar las cien libras que cuesta una suscripción oficial. Al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) todo le sonaba a chino(1), ya que tuvo que ocuparse del caso después de que la propietaria perdiese ante un tribunal británico y fuese sancionada con una multa de £8,000 (6.806 euros). El TJUE está en el tiempo de descuento mientras debate si la exclusividad de los derechos de retransmisión nacionales es ilegal. La abogada alemana Juliane Kokott ha ayudado a la demandada a marcar un gol para el equipo europeo hablando a favor del movimiento.

Lea la entrevista de cafebabel.com a Juliane Kokott

Kokott alega que de ser encontrada culpable se violaría la libertad de servicios de la Unión Europea. Un entusiasta corresponsal de la BBC lo describe como “la forma europea de ver el fútbol”, que recae sobre el extendido concepto de un mercado único europeo, libertad de movimiento y mercancías. Sin embargo los titulares de derechos tales como la premier league están listos para hacer una entrada, descontentos ante la perspectiva de tener que vender a una emisora europea más barata. Como bromean los medios de comunicación, tan sólo nos encontramos en el intermedio de las discusiones en cuanto a los derechos sobre la propiedad intelectual en general. Quizás sea mejor discutirlo con una pinta de la cerveza griega Mythos.