Detrás de los números: elecciones generales en Reino Unido

Artículo publicado el 9 de Mayo de 2015
Artículo publicado el 9 de Mayo de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Con el Reino Unido yendo hoy a votar para el próximo parlamento, el partido que gane al menos 326 escaños, es decir, más de la mitad de los 650 escaños de todo el país puede formar gobierno. Pero esta vez, puede que no importe…

Después de cinco años de recortes y austeridad, pero con la economía creciendo, ningún partido parece tener la confianza de nadie. Tanto Conservadores como Laboristas aparecen empatados en las encuestas con el 34%. Eso significa que no se obtendrá mayoría única. 

Mientras los Demócratas Liberales intentan hacer un trato con alguien, es probable que pierdan la mitad de sus escaños- el precio de no cumplir las promesas como la eliminación de las tasas de matriculación. Esto significa que se repetirá la coalición de 2010 con los Tories, que contaban con una mayoría de 363 (306 Tories y 57 Demócratas Liberales), probablemente no van a llegar a la cifra mágica de 326. Otros tendrán que unirse a la causa. 

Así que, si David Cameron quiere ser reelegido como Primer Ministro, tendrá que considerar acuerdos con los euroescépticos de extrema derecha del UKIP y del Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte, que han sido acusados de “intolerantes homófobos”, por el comentarista de izquierdas Owen Jones. 

En cuanto a los Laboristas, la prensa de derechas ha estado advirtiendo que el partido de Ed Miliband podría entrar en  coalición con el Partido Nacional Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon y romper la unión. El propio Miliband ha descartado cualquier tipo de acuerdo con el SNP, dejando solo la opción de un acuerdo voto por voto. Lo mismo es el caso del Plaid Cymru de Gales y el Partido Verde.  

Si ninguno puede ganar un mínimo de 326 escaños podemos ver a Cameron o Miliband intentar formar un gobierno en minoría, lo que puede llevar a la paralización de la Cámara de los Comunes cuando se trate de aprobar los nuevos presupuestos. O peor aún, que con la paralización se podría ver unas segundas Elecciones Generales a final de año. 

N.B. The Guardian tiene una práctica interactiva de explorar todas las posibles ofertas de coalición que podrían ser discutidas, en el caso de que las encuestas preelectorales sean exactas.