Deutsch, dutch, sueco, suizo...Confusión en la traducción

Artículo publicado el 24 de Abril de 2013
Artículo publicado el 24 de Abril de 2013
Nuestro continente, tan rico en culturas, en lenguas, en identidades y costumbres, también parece ser rico en confusiones. ¿Son demasiados países con nombres muy similares ? Parece que la confusión se ha apoderado de algunos.

Europa es un continente pequeño, que tiene países pequeños, incluso tan pequeños como los que le gustan a Pep Guardiola. La confusión geográfica está a la orden del día, es normal, piensa en todos esos parroquianos del bar del pueblo, abren el Marca y ven que su Madrid ha fichado a tal jugador esloveno, ¿o era eslovaco ? O estonio, vaya usted a saber.

Somos muy nuestros para poner nombres a los países, e incluso con nuestras propias letras, la "ñ" de España es un quebradero de cabeza para el abecedario de cualquier otro país, y claro el personal europeo anda perdido, y no me diga usted si ya nos ponemos a crear nuevos Estados, el despitote para el ciudadano medio que aún piensa que Macedonia no es más que un rico postre.

Tal vez la situación no sea tan grave como para llegar al nivel de Sarah Palin, esa dirigiente ultraderechista del Tea Party norteamericano que prefiere confundir a Rusia con una región de la República Checa o decir que Praga está junto aTeherán antes que abrir un libro, cosas de ser de derechas supongo. Pero el caso es que en la República Checa se han cansado de ser confundidos en medio mundo, dicen ellos, y con razón oiga, que no son Chechenia, ni Checoslovaquia ( amigos, si aún lo piensan deben actualizar sus viejos libros, el Muro ya calló), son la República Checa, incluso dicen que el corazón de Europa, bien saben los de Bilbao que cada uno elige poner el corazón más al norte o al sur, cada uno dónde le plazca.

Y qué quieren que les diga, tienen razón, son un país independiente, aman a su antiguo hermano Eslovaquia e incluso tenían una selección de fútbol molona, ¿recuerdan a Pavel Nedvěd o a Petr Čech ? Pues sí, son checos. No les confundamos, no se lo merecen. 

Pero no crean que la confusión no acaba ahí, puestos a confundirnos parece que los europeos nos va la marcha. Dicen los alemanes que a ellos les confunden mucho con los holandeses, "deutsch" es alemán en la lengua de Merkel y "dutch" es holandés tal y como lo diría la difunta Thatcher. O ¿qué me dicen de Suecia y Suiza ? Parece fácil confundirse ¿verdad ?Aquí va un pequeño consejo, en uno hacen móviles, muebles de bajo coste y tartas de dudosa calidad sanitaria, en otro reciben cuentas bancarias de procecencia sospechosa con los brazos abiertos. ¿A que ahora es más fácil ? Recuerden, al salir de su país lleven siempre una pequeña guía, porque aunque seamos muy europeos, ¡a nadie parece que le guste que le confundan con el país vecino !.

Foto: Cortesía de Random Factor http://www.flickr.com/photos/randomfactor/