Día de la Libertad de Prensa: Europa enfrenta la corrupción

Artículo publicado el 4 de Mayo de 2010
Artículo publicado el 4 de Mayo de 2010
“Libre”, “parcialmente libre” y “no libre”. La ONG estadounidense Freedom House clasifica la libertad de la prensa de los Estados con estas tres categorías. El 3 de mayo de 2010, día mundial de la libertad de prensa, cada región de Europa encuentra su categoría: “libre” en Europa Occidental, “particularmente libre” en el centro del continente y “no libre” en la zona oriental.
Pero hay muchas señales que muestran que la tendencia se podría invertir

Europa Occidental no tiene mucho de lo que preocuparse: solo Italia forma parte de los países “parcialmente libres” en el informe publicado el 29 de abril de 2010 por la ONG estadounidense Freedom House sobre la libertad de prensa. ¿La razón? “La concentración de medios de comunicación y las injerencias oficiales en los medios públicos”. Para los demás, aparte de algún que otro aviso en Francia, donde el presidente nombra al director del ente audiovisual público y frecuenta a los dueños de los grandes grupos mediáticos privados, no hay mucho que señalar. 

Europa Occidental puede felicitarse, dejando a un lado Francia e Italia...Y en el Este, ¿qué hay que decir? Que en cuanto los periodistas ponen de manifiesto alguna cuestión espinosa, se encuentran en el blanco de mira. En Serbia, la cobertura de la manifestación de los opositores a la independencia de Kosovo, en 2009, puso las cosas bastante feas: la sede de la cadena audiovisual B92 fue atacada por los manifestantes, y para ciertos grupos de defensa de la prensa, las declaraciones del gobierno no son muy positivas. En Croacia, la publicación de varias investigaciones sobre el crimen organizado y la corrupción le costó la vida a Ivo Pukaniv, propietario de la revista semanal Nacional. El 23 de octubre de 2009 una bomba explotó en su coche. Hrvoje Appelt, de la revista Globus, encontró también una en su vehículo un mes más tarde… pero su desconfianza le salvó. La corrupción es una palabra aún llena de sentido en las ex repúblicas soviéticas, lo que hace que el trabajo periodístico sea más sensible, mucho más peligroso: en Bulgaria, la web opasnite.net tuvo que cerrar después de realizar una investigación sobre la corrupción policial y los periodistas de frognews han sufrido amenazas e intentos de asesinato.

Según Freedom House, la cortina de acero no se encuentra ya entre Europa del Este y Occidental, sino en el centro del continente, donde la prensa es "parcialmente libre" en todos los países (con los tres Estados bálticos) y de los 12 ex soviéticos, diez tienen una prensa “no libre”. ¿Y la vieja Europa, duerme su sueño burgués? No del todo, porque la corrupción, una de las mayores trabas para la libertad de prensa, volvió con fuerza desde 2004, mientras que se debilitaba en la zona oriental, según el doctor en Geopolítica Pierre Verluise. En el futuro, más vale tener los ojos abiertos. 

En verde, la prensa "libre"; en amarillo, "parcialmente libre" y en azul, "no libre"

Tabla y mapa de la libertad de la prensa ©Freedom House