Dinamarca rompe con Schengen y da un portazo a Europa

Artículo publicado el 12 de Mayo de 2011
Artículo publicado el 12 de Mayo de 2011
Desde ahora será un poco más difícil llegar a Copenhague. Dinamarca se ha convertido en el primer país en cerrar la puerta a Europa y dinamitar el tratado de libre circulación. El populismo de derechas ha tenido que ver mucho en una decisión que, según la prensa europea, significa desandar todo el camino recorrido por la UE.

Süddeutsche Zeitung, Alemania: La cobardía acabó con Schengen

A pesar del Tratado de Schengen, Dinamarca restablecerá los controles en las fronteras con Alemania y Suecia. En el país existen suficientes simpatizantes de la idea europea pero son cobardes, analiza el periódico liberal de izquierda Süddeutsche Zeitung: "El Partido Popular ha demostrado lo fácil que se pueden manipular los valores europeos como el de la libre circulación para realizar jugarretas en materia de política interna. El Gobierno liberal conservador ha aceptado sólo por complacencia el éxito de relaciones públicas de los populistas a costas de Europa, para así predisponerlos a votar a favor de una reforma de las pensiones. Tampoco la oposición se ha manifestado en contra de los controles, para evitar justamente un debate incómodo. La mayoría de los partidos de Dinamarca está a favor de Europa y nunca tendrían la idea de cuestionar de fondo la libre circulación. Pero tampoco quieren defender estos logros. El problema de la UE no radica en enemigos tales como el Partido Popular. El problema es que sus amigos sean tan cobardes". Artículo del 12/05/2011

Postimees, Estonia: Un viaje a ideas desfasadas

El periódico Postimees critica los nuevos controles fronterizos en Europa y la propensión a encerrarse en pequeños Estados: "El hecho de que cada vez más europeos se estén blindando es más que una simple respuesta a conflictos de índole cultural o a la creciente xenofobia. A los detractores del Tratado de Schengen no les importan las características culturales o políticas, simplemente quieren volver a estrechar, cerrar y, supuestamente, hacer más seguro el mundo que se abre. [...] En Finlandia se considera a los Verdaderos Finlandeses como innovadores radicales en el sentido de que con su fuerza recién obtenida trastornan la existente política de consenso. Sin embargo, su política no aporta en realidad nada nuevo o radical, por el contrario: se trata de la nostalgia del pasado y de los espacios pequeños, que debe proteger no sólo de Europa y de la economía globalizada, sino también de un arte decadente, una confusión de lenguas babilónica y palabras complicadas". Artículo del 12/05/2011

Libération, Francia: "Hay que proteger el mayor logro de Europa"

Francia está llevando a cabo controles en su frontera con Italia a fin de recibir menos inmigrantes provenientes del norte de África. Tal medida debe constituir una excepción al Tratado de Schengen estrictamente regulada, reclama la comisaria de Justicia de la UE Viviane Reding en el periódico liberal de izquierda Libération: "Hay que evitar que los gobiernos definan por sí mismos las condiciones de reinstauración de los controles fronterizos. Una decisión tal, que nos afecta a todos, tiene que ser necesariamente aprobada por las instituciones europeas. Se trata en efecto del respeto de las reglas de Unión Europea y de los derechos que hemos adquirido con tanto esfuerzo. En este sentido, la Comisión Europea ha propuesto recientemente reforzar la integridad del Tratado de Schengen y proteger el mayor logro de la Unión Europea: la libre circulación. Después de dos guerras mundiales devastadoras, se necesitaron numerosos años para suprimir las fronteras y crear un clima de confianza. Hoy en día, la libre circulación en el interior de Europa acorta las distancias y es un factor de unidad. Debemos ejercer este derecho y protegerlo". Artículo del 12/05/2011

Sme, Eslovaquia: La inmigración, en el origen del conflicto

Los reclamos de países como Italia y Francia de una suspensión temporal de la libre circulación a causa de la llegada de inmigrantes procedentes del norte de África están fuera de lugar, opina el periódico liberal Sme: "Si se llegara algún día a la situación de que Italia y Francia se vieran invadidas por una verdadera ola de refugiados, entonces el resto de los europeos deberían prestarles ayuda. Pero ésta es una situación que hasta ahora no ha tenido lugar. Es verdad que llegan más inmigrantes que antes a Italia, pero se trata solamente de un par de decenas de miles. El hecho de que Italia no pueda dominar la situación no tiene que ver con que se acerque el apocalipsis, sino más bien con un nuevo fracaso del país, de sus políticos y funcionarios. [...] Sin ningún tipo de duda, la solución no estriba en poner en duda la libre circulación dentro de la UE y abandonar con ello una de las ventajas fundamentales de la integración. [...] Esto no significa que la Unión no deba ayudar a países concretos como Italia o Malta. La Unión debe sin embargo tomar medidas conjuntas en favor de los países de los que provienen los inmigrantes a fin de que se queden en su hogar". Artículo del 12/05/2011

28 países, 300 medios, 1 revista de prensa. La revista de prensa euro|topics muestra qué temas mueven a Europa reflejando la variedad de opiniones, ideas y tesituras.

Foto: (cc) josemanuelerre/flickr