'Dinero Positivo' para curar el sistema

Artículo publicado el 13 de Abril de 2015
Artículo publicado el 13 de Abril de 2015

"Necesitamos un sistema monetario sano porque el nuestro está enfermo", con estas palabras comienza Jesús Utrilla Trinidad el por qué de su pertenencia a la asociación Positive Money, una asociación internacional cuyo objetivo es proponer alternativas a un sistema financiero que, claramente, ha fallado en su objetivo del bienestar. 

Cada vez más gente de todo el mundo se está organizando en movimientos como el International Movement for Monetary Reform (IMMR) o la muy activa y numerosa organización británica Positive Money. La asociación española Dinero Positivo responde a las preguntas de CaféBabel sobre sus propuestas de reforma del sistema monetario:

¿Quiénes sois?

Somos un grupo de ciudadanos que vemos cómo el funcionamiento actual de la moneda está dañando seriamente a muchas personas y al cuerpo social en general. Muchos de los problemas sociales, económicos y políticos los crea el mal diseño de nuestro sistema monetario.

¿Dónde estáis actuando?

Actuamos principalmente a través de la Red, donde tenemos una página web, página en Facebook y en Twitter. También hemos comenzado a realizar talleres y presentaciones sobre el grave problema monetario que tenemos.

Pertenecemos a una constelación de asociaciones que buscamos lo mismo: la revisión radical de las técnicas de creación y distribución de la masa monetaria, porque es un problema que está arruinando a nuestras sociedades. Estamos ya presentes en todo los países europeos y en casi todos los países de la OCDE.

¿Cuál es la causa de vuestra existencia?

Nos hemos unidos para manifestar el mal funcionamiento de nuestro sistema monetario, que no es transparente, produce burbujas y depresiones sin remisión, enriquece desmesuradamente a pocos y hunde a la mayoría. Además, concentra el poder adquisitivo en pocos sectores, principalmente el especulativo y el inmobiliario, dejando de lado la mayor parte del talento que hay en nuestras sociedades.

No existiríamos si el sistema monetario funcionase bien.

La propuesta de Dinero Positivo                                    

Nuestra primera propuesta es pedagógica: mostrar a todo el mundo que buena parte de nuestros más graves problemas son debidos al diseño de nuestras monedas.

El problema fundamental es que la masa monetaria la crea en la práctica la banca privada mediante la producción de préstamos. Digo "producción" mejor que "concesión", porque la gente piensa que los bancos reconducen el dinero ahorrado a la concesión de préstamos, pero en realidad lo que hace la banca es crear dinero electrónico que antes no existía para producir préstamos, multiplcando el dinero en circulación.

La banca pruduce los préstamos que le convienen, no los que convienen al conjunto de las personas. Engorda el sector financiero y el inmobiliario porque es lo que le conviene. Deja numerosas zonas de la sociedad a oscuras al tiempo que inunda de poder adquisitivo a sectores y grupos concretos. También los inunda de deuda. Las personas y empresas que entran en este juego suelen resultar muy empoderadas y al tiempo muy endeudadas; si saben deshacerse de la deuda y pasársela al cuerpo social, se convierten en dioses.

Nuestra propuesta es que la banca pierda su poder para crear y asignar el poder adquisitivo de todos nosotros. Que este proceso sea transparente, democrático y de participación a todos. Que no nos encierra en su espiral de endeudamiento y burbujas económicas patológicas.

Tenemos soluciones técnicas para mejorar la moneda y así nuestra vida social.

¿Cuáles son vuestras expectativas?

Hemos conseguido que en Reino Unido se debata en el Parlamento. Dentro de poco, gracias a una iniciativa popular, se va a debatir en Holanda. En Suiza, el país de los bancos, hay en marcha una iniciativa legislativa popular. Hay una sentencia de la Corte canadiense que obliga al Banco Central a tomar las riendas de la emisión de moneda y no a no dejársela en exclusiva a la banca privada. Podemos logar que se convierta en un debate público. Lo primero es que la gente sepa cuánto nos condiciona el diseño del sistema monetario. Y eso lo vamos a lograr. Inmediatamente después, lo cambiaremos.

¿Qué planes inmediatos tenéis?

Crecer como asociación, llegar a la gente, que la reforma del sistema monetario se convierta en un tópico del que todo el mundo hable. Dar a conocer el problema, sobre todo a nivel popular, y obligar a los poderes públicos a solucionarlo.

¿Qué resultados queréis a corto, mediano y largo plazo?

A corto plazo, que la asociación crezca y que la población entienda cuánto nos está afectando el diseño actual de la moneda. A medio plazo, acción concertada a nivel europeo y mundial para que todo esto cambie. A largo plazo, un sistema monetario que ayude a la gente y no la machaque; que sepa utilizar y animar el talento humano y no lo margine. Un sistema monetario sano y honrado, porque el actual es desastroso y anima la corrupción al concentrar la creación y asignación de poder adquisitivo en pocas manos.

¿A qué red mundial pertenecéis?

Pertenecemos a la red mundial International Movement for Monetary Reform (IMMR) y, poco a poco, estamos consiguiendo muchas cosas: debates en el parlamento, sentencias como la de la Corte canadiense, etc. Esto está creciendo.

¿Qué más os gustaría añadir?

Ahora en España se está hablando de dar formación financiera en los colegios. Estamos de acuerdo. En los colegios y a toda la población. Pero no debe darlo la banca, porque el endeudamiento para ellos es un negocio. La educación debe incluir los sistemas alternativos al oligopolio bancario actual. Al gente tiene derecho a conocer por qué el sistema actual nos crea tantos problemas y qué propuestas hay para cambiarlo.