Diputados por una semana

Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
Artículo publicado el 29 de Abril de 2009
Entre el 13 y el 17 de abril ha tenido lugar en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla la Simulación del Congreso Español (SICE), en la que han participado 220 universitarios procedentes de más de 20 universidades de toda España.Entre el 13 y el 17 de abril ha tenido lugar en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla la Simulación del Congreso Español (SICE), en la que han participado 220 universitarios procedentes de más de 20 universidades de toda España.

Homero, célebre autor de la Ilíada y la Odisea estimaba que “la juventud, pronta de temperamento, es débil de juicio”. Por suerte, hay momentos en los que las palabras de este gran poeta griego parecen fuera de lugar. Abril de 2008. Tras una Simulación del Parlamento Andaluz (SIPA) apasionante y una liga de debate interna de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), se cohesionó un grupo de universitarios con inquietudes políticas y ganas de implicarse en proyectos que permitieran el intercambio de ideas desde el diálogo. Había nacido la SICE.Uno de los miembros de este grupo era Jesús Sánchez Domínguez, estudiante de cuarto curso de la licenciatura conjunta en Derecho y CC. Políticas en la UPO: “qué mejor manera de dialogar y acercar a la juventud a la política que haciéndoles diputados por una semana” – reflexiona; “así, con la idea en mente hicimos un breve dossier y se lo presentamos al rector”. Desde ese momento la idea fue ganando adeptos gracias al empeño y poder de convicción de sus organizadores. Los apoyos empezaron a llegar de diversos frentes: el Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía o RENFE entre otros se sumaron al proyecto. Así, el lunes 13 de abril, quedaba inaugurada con una cena en los Reales Alcázares de Sevilla la SICE 2009. Los participantes han tenido la oportunidad de trasladarse de lleno a la dinámica de la Cámara Baja a través del proceso de aprobación de cuatro leyes distintas. Estos “diputados provisionales” han vivido en primera persona la labor de las comisiones y grupos parlamentarios, actividad que a semejanza del Congreso de Diputados, no ha estado exenta de acaloradas discusiones ni de duras negociaciones entre los distintos partidos. Carmen Diego, estudiante sevillana de Derecho y Ciencias Políticas, se refiere a esta dificultad: “La parte más emocionante y a la vez la más compleja fue negociar, intentar buscar el consenso que en muchas ocasiones hemos conseguido”. Para ella, la experiencia de la SICE ha supuesto del mismo modo una llamada de atención sobre los aspectos a mejorar en la política nacional: “considero que es necesaria la representación de distintos puntos de vista, aumentando la pluralidad; otro aspecto negativo consiste en que, dado el nivel de esfuerzo y dedicación que exige el trabajo en plenos y comisiones, no entiendo cómo se tolera la compatibilidad de la labor parlamentaria con otros puestos de trabajo”. Dicha labor parlamentaria de los diputados de la SICE ha ido acompañado de coloquios y debates de máxima actualidad de algunos de los mayores nombres de la política andaluza, representando ideales de todo el espectro político, en consonancia con la idea base de esta iniciativa de promover la pluralidad y la participación ciudadana en el debate político desde el respeto a los distintos puntos de vista existentes. Finalmente, a nivel europeo, es necesario destacar la labor realizada desde sus orígenes a principios de los noventa por el Parlamento Europeo de la Juventud (European Youth Parliament), acercando la labor del hemiciclo europeo a jóvenes de toda Europa.

Carlos Sánchez