Diseñando el futuro: el Panorama de Grcic

Artículo publicado el 25 de Junio de 2015
Artículo publicado el 25 de Junio de 2015

¿Cómo será el mundo dentro de diez años? Puede que diez años no parezca tanto tiempo pero, como nos ha enseñado la historia, en diez años pueden pasar muchas cosas. ¿Quién sabe? Puede que tengamos nuestros propios robots y podamos manejarlos con nuestro cerebro. Otros viviremos en Marte, por supuesto.

Konstantin Grcic no cree que el futuro sea tan grandioso. En su última exhibición, Panorama, en el Museo de arte Z33 de Hasselt, Bélgica, el diseñador creó tres espacios futuristas: uno de trabajo, otro dedicado a la vivienda y un lugar público. Antes de elaborarlos, investigó minuciosamente las tendencias actuales de nuestro tiempo, las que sospecha que continuarán en el futuro.

      

Pero antes de entrar en más detalles, puede que algunos os preguntéis quién es Grcic. Nacido en la antigua Yugoslavia hace cincuenta años (aunque parece mucho más joven de lo que es) y formado en Londres, en la actualidad vive y trabaja en Múnich. Crea un mobiliario funcional y resistente al paso del tiempo y refleja constantemente las relaciones sociales entre sus objetos y los usuarios.

Puede que Chair_One, la silla que parece una pelota de fútbol, sea una de sus obras más conocidas (algunas de ellas se encuentran en la oficina de WikiLeaks en Estocolmo) o la lámpara portátil MAYDAY, probablemente la lámpara más práctica del mundo.                                                                                                                                                                                        Estos dos objetos y muchos más se exhiben en Panorama, colocados cuidadosamente en escenarios futuristas y creados por artistas conceptuales como Neil Campbell Ros que también creó el escenario digital de Gladiator. Panorama también incluye el trabajo de estudiantes de diseño belgas y holandeses que se han basado en la exhibición de Grcic.

Mirar los diferentes objetos coloridos y los escenarios al visitar la exposición es, sin duda, divertido, pero es cuando indagas en la investigación cuando la cosa se pone verdaderamente interesante. ¿Sabíais que los ordenadores y la tecnología se harán cargo de nuestro trabajo en el futuro? ¿Y que nuevos trabajos, como el de “asesor del envejecimiento”, estarán en auge? ¿Que, según las tendencias que Grcic investigó, cada vez más familias elegirán cohabitar? Esto quiere decir que tendrán su propia zona de estar pero que compartirán otros espacios, como el baño, la cocina, el jardín, etc. con diferentes familias.

¿Cómo influenciarán Internet o las nuevas tecnologías en nuestra vida privada? ¿Y en la vida pública? ¿Nos volveremos inevitablemente unos individualistas sociales, pegados a nuestros teléfonos? ¿Y qué pasará con el futuro de la propiedad intelectual: deberíamos aceptar métodos de código abierto o aferrarnos al copyright tradicional?

No esperéis obtener respuesta para todas estas preguntas. Probablemente tendréis más preguntas que respuestas al final de la visita, pero ese es el objetivo.